Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

11 Animales recomendables como mascotas para niños y cómo son sus comportamientos

3132
733

Una de las formas de desarrollar la responsabilidad en tus hijos es con una mascota que puedan cuidar por sí mismos. Además de eso, los animales de compañía ayudan a los niños a ser más sociables, a desarrollar la creatividad y a aumentar su empatía. Sin embargo, es necesario saber qué especies son recomendables para los pequeñas, dado que algunas requieren más cuidados que otras.

Genial.guru investigó las ventajas e inconvenientes que tienen algunas mascotas populares. También incluyó un bono de animales que no son aptos para los niños y qué problemas acarrea su cuidado.

1. Hámster

Una de las ventajas de cuidar a un hámster es que, debido a su tamaño, puede adaptarse a cualquier sitio donde pueda recorrer y excavar. También es económico, y sus accesorios pueden encontrarse en cualquier tienda de mascotas. Muchos adolescentes suelen adoptar a estos pequeños porque son fáciles de cuidar y resulta entretenido verlos jugar en sus jaulas o recorrer la casa.

Consideraciones: si deseas comprarle a tu hijo un hámster, debes saber que son animalitos que solo viven un promedio de dos a cuatro años. Tampoco son recomendables para niños pequeños que quieran jugar con sus mascotas, ya que prefieren la tranquilidad. Pero si tu hijo ya es mayor, podrá hacerse cargo de la criatura y aprender a hacerse responsable por otro ser vivo.

2. Rata doméstica

A diferencia del hámster, la rata doméstica es más sociable y cariñosa, lo que la hace una mascota perfecta para los niños. También son muy fáciles de mantener, y disfrutan por completo de la compañía de los humanos. Algo para destacar de estos roedores es que son muy inteligentes, por lo que será interesante aprender a interactuar con ellos.

Consideraciones: antes de adoptar a una rata como mascota, debes tener en cuenta que a estos animales no les gusta la soledad. Por lo tanto, si tu familia y tú tienden a estar mucho tiempo fuera de casa, considera el darle a la rata un compañero con el que pueda interactuar. También es necesario cuidar su alimentación para evitar la aparición de tumores y otras enfermedades que afecten su salud.

3. Cacatúa

Las cacatúas son aves muy inteligentes y pueden relacionarse fácilmente con los humanos. Dependiendo de su especie, puedes encontrar distintos tipos de cacatúas que varían en tamaño y color como las ninfas, las galeritas, las incas, las rosadas, entre otras. También son muy cariñosas y posesivas con sus dueños.

Consideraciones: las cacatúas pueden sufrir de estrés si permanecen mucho tiempo encerradas en jaulas. Es por eso por lo que debes crear un ambiente idóneo para que puedan moverse libremente y extender sus alas. Y, a diferencia de muchas otras mascotas, estas aves pueden vivir muchísimos años, por lo que serán un compañero casi de toda la vida.

4. Cacatúa ninfa

De todas las especies de cacatúas, la ninfa es la más común como mascota. Y es que, debido a su tamaño, es más fácil de cuidar. Además, puede adiestrarse para que se lleve bien con los niños. Con paciencia y dedicación, lograrás amansarla y convertirla en un buen animal de compañía.

Consideraciones: si quieres que tus hijos tengan a una ninfa como mascota, siempre deben ser supervisados por un adulto que pueda ayudarlos con tal tarea. Además, es recomendable adoptarla entre las 12 a 14 semanas de nacida. Si la adquieres de adulta, dale un buen espacio para que pueda acostumbrarse de a poco a su nuevo hábitat.

5. Periquito

Otro tipo de ave que es muy popular como mascota para niños es el periquito australiano, dado que posee la capacidad de imitar sonidos como los loros y se adapta a cualquier espacio. Son muy sociables y, si reciben los cuidados adecuados, pueden vivir hasta 16 años.

Consideraciones: lo que debes tener en cuenta es que a los periquitos les gusta estar en grupos, por lo que necesitan algún compañero para no sentirse solos. Y, en caso de que no sea posible, debes brindarles la compañía y el entretenimiento que requieren para cuidar su salud. Estas especies tienden a ser muy agresivas con otras clases de aves, así que mantenlas alejadas de ellas.

6. Perro

De todos los animales que los niños pueden tener de mascota, el perro es el más popular y querido por ellos gracias a que pueden jugar y acariciarlos sin problemas. También son perfectos apoyos emocionales y reducen el estrés, además de que son compañeros de ejercicios ideales, porque les encanta correr y saltar en espacios abiertos.

Consideraciones: si bien muchos piensan que cualquier tipo de perro es apto para niños, existen ciertas razas que pueden ser más afines, como el yorkshire, el bulldog francés, el golden retriever y el cocker. También es recomendable que tu hijo tenga cierta responsabilidad con su mascota (según su edad), y debes supervisar su comportamiento con el animal para evitar cualquier inconveniente durante la convivencia.

7. Gato

Al igual que los perros, los gatos también son muy populares como mascotas debido a que ayudan a mejorar el estado de ánimo y a reducir la aparición de alergias en los niños. Otros beneficios que ofrecen los felinos en los humanos son la reducción del estrés, la regulación de los niveles de colesterol y el control de la presión arterial.

Consideraciones: un gato no es igual que un perro y, aunque también puede ser acariciado, es necesario que tu hijo lo haga con delicadeza para evitar lastimarlo. Tampoco les gusta que los sostengan, por lo que es necesario enseñarle al niño que debe ser el gato quien se acerque a él y le tome confianza sin forzarlo ni darle caricias bruscas que puedan asustarlo.

8. Conejo

Los conejos son muy tranquilos y pueden aprender cualquier indicación que les des fácilmente. También se adaptan a espacios pequeños, por lo que resultan ser una buena alternativa a los perros y gatos. Dependiendo de la personalidad del animal, puede llegar a ser bastante juguetón o gustarle explorar todos los rincones de la casa.

Consideraciones: el problema que podría presentar un conejo es que, si quieres adoptarlo como mascota de tu hijo, debes saber que estos animales requieren de adaptación y supervisión constantes para que ni el niño ni él resulten lastimados durante la convivencia. Pero si tu hijo es tranquilo, podrá disfrutar de criar a uno y aprender de su comportamiento.

9. Lagarto

Si a tu hijo le fascinan los reptiles, puede que le interese tener a un lagarto como mascota. Algunas especies, como el gecko leopardo, se alimentan a base de insectos y pueden vivir en estanques medianos. Los dragones barbudos, en cambio, requieren verduras y frutas, además de que se adaptan mejor a temperaturas elevadas.

Consideraciones: existe una gran variedad de especies de lagartos, pero algunas no son aptas para niños o personas sin experiencia con reptiles. Dentro de la lista de “especies difíciles” se encuentran las iguanas, quienes suelen ser agresivas por naturaleza. Lo mejor es cuidar de un gecko leopardo, ya que, por su tamaño, es más fácil de manejar.

10. Pez

Si vives en un departamento pequeño, una buena opción es un pez. Estos animales son muy tranquilos y, a diferencia de un periquito o un conejo, no necesitan ser adiestrados. Si tienes hijos, puedes enseñarles a alimentarlos y hacerles observar el comportamiento de los animales acuáticos. Sería una linda experiencia para que se vuelvan responsables y puedan cuidar de otros seres vivos.

Consideraciones: existen distintas especies y cada una puede necesitar uno que otro cuidado. Para los niños, lo mejor es iniciar con un pez pequeño de agua dulce, dado que sus cuidados son mínimos. Si observas que tu hijo puede hacerse cargo de su mascota, considera incluir a otros compañeros con necesidades más complejas.

11. Minicerdo

En las últimas décadas, los minicerdos se volvieron muy populares como animales de compañía, más que nada por la influencia de algunos famosos que decidieron adoptar a uno como mascota. Lo bueno de esta especie es que sus ejemplares son muy dóciles y, al contrario de la creencia popular, son animales muy limpios. También son muy inteligentes y curiosos.

Consideraciones: el problema con estos animales es que la mayoría de las personas no saben cómo alimentarlos apropiadamente, por lo que desarrollan problemas nutricionales. También es necesario considerar que, dependiendo de la especie, pueden llegar a crecer un montón, por lo que sí o sí requieren espacios amplios.

Bono: animales no recomendables para niños

Las tarántulas se encuentran entre las mascotas que no son recomendables para niños, debido a que pueden sufrir picaduras dolorosas a causa de una mala manipulación del arácnido. Sin embargo, ellas solo atacan cuando se sienten amenazadas, por lo que es necesario dejarlas tranquilas e informarte bien sobre sus cuidados.

Otros animales que no son recomendables para los niños son las tortugas pequeñas, dado que pueden ser portadoras de ciertas enfermedades y, además, requieren muchos cuidados. Pero si quieres cuidar de una, debes conseguirla en una tienda especializada y lavarte las manos después de tocarla.

Y aunque las iguanas son de las mascotas más populares para los amantes de los reptiles, estas necesitan de un buen terrario que emule su hábitat natural. Como pueden tener conductas agresivas, podrían dañar a los niños que quieran jugar con ellas. Mejor busca otras opciones y evita las molestias.

¿Tus hijos tienen alguna mascota? ¿Qué cuidados les enseñas para que se hagan responsables de sus pequeños animalitos?

3132
733
Compartir este artículo