Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

20+ Historias sobre personas increíblemente tacañas, que no te darán ni agua gratis cuando llueve

El ahorro y la tacañería son cosas incompatibles, pero a veces es muy difícil distinguir una de la otra. Muchas personas creen sinceramente que son simplemente ahorrativas y racionales, no tacañas en absoluto. Pero para sus familiares y amigos, esa “ahorrativa” forma de ser muchas veces termina en más de un inconveniente.

Genial.guru lo siente sinceramente por los protagonistas de estas 23 historias, que tuvieron que lidiar con casos de codicia descarada que se convirtió en completa tacañería. Y en el bono encontrarás una verdadera revelación que tuvo uno de los usuarios de la red.

  • Cuando tenía 20 años, mi abuelo me dejó un monoambiente. Todavía no vivía en él, pero hacía planes para el futuro. Una vez, en una fiesta familiar, mi tía se me acercó y comenzó a decirme que el departamento era viejo y había que hacerle muchas reparaciones, cambiar el cableado, las tuberías, etc. Y luego dijo: “¿Por qué no lo pones a mi nombre y el del tío? Total, está ahí vacío, ¿mira si pasa algo? Y después te lo devolveremos, cuando lo necesites”. Creí que mi tía había bebido demasiado y estaba diciendo tonterías, así que me negué cortésmente. Pero no, al cabo de una semana me llamó: “¿Y si nos lo vendes?”. Le pregunté cuánto me pagarían. La tía me ofreció cambiárselo por su auto viejo. Le pedí que no volviera a sacar este tema. © AltEsc / Pikabu

  • El suegro y la suegra de mi hermana solían regalarles a ella y a su marido un coche para todas las fiestas... El mismo coche, un viejito auto plateado, que su hijo ya venía conduciendo de todos modos. La primera vez se los regalaron para su boda, un par de meses después se llevaron el regalo por “mal comportamiento”, pusieron el auto en el garaje y nadie lo condujo por un tiempo. Después de eso hubo un aniversario de bodas, el cumpleaños del primer hijo, un cumpleaños... Los invitados ya ni siquiera se reían, y mi hermana empezó poco a poco a persuadir a su marido de que vendiera ese auto.
    Los suegros no estaban contentos, pero al final aceptaron emitir un poder notarial a nombre de su hijo y el auto se vendió. Mi hermana y su esposo agregaron dos tercios del dinero sacando un préstamo y compraron un automóvil de 6 años de antigüedad, que fueron a buscar al otro extremo del país. El suegro y la suegra felicitaron solemnemente a los jóvenes y, con toda seriedad, pidieron que pusieran el nuevo automóvil a su nombre. Dijeron que no estaba claro qué iban a hacer con él, en cambio ellos lo cuidarían bien, además, así sería justo, porque el coche fue comprado en lugar del autito de ellos. En ese punto, mi hermana ya no aguantó y dijo: “¿Es para no darnos ningún regalo hasta el final de nuestras vidas?”. Los suegros se ofendieron mucho, no hablaron con la pareja durante 2 meses. © Buka9 / Pikabu

“El pastel de carne que compré por 2 USD”. © Yoguurt / Pikabu

  • Trabajé para un hombre rico que era dueño de varias concesionarias de automóviles. Cuando la secretaria hacía un depósito en el banco, la enviaba de regreso si ella no le traía los sujetapapeles que suelen entregar los cajeros. © bncosby / Reddit

  • Trabajo en una pequeña empresa, con una oficina de unas 30 personas. Si alguien cumple años, juntamos dinero entre todos, compramos un regalo y ponemos una mesa pequeña. Pero hay un colega que nunca aporta dinero (todo el mundo lo sabe), pero que siempre viene a comer con las palabras: “¿Qué es lo más delicioso aquí?”. Últimamente tenemos la tradición de responderle con una carcajada: “Lo que compramos con tu dinero, Sergio”. © “Oídoporahí” / Vk

  • Conozco a un sujeto que roba papel higiénico de una capa de su trabajo. Al mismo tiempo, tiene 26 000 USD en su cuenta bancaria. © morgazmo99 / Reddit

  • Estábamos en un bar con un amigo que es conocido por no aportar nunca dinero para la nafta y, en general, a menudo “olvida su billetera en casa”. Acordamos darle una lección. Pedimos bebidas y todos pagamos por nosotros mismos. El camarero se volvió expectante hacia el amigo tacaño, quien se volvió hacia nosotros: “Ah, olvidé mi dinero, ¿alguien puede pagar por mí?”. Todos dijimos: “No, no de nuevo”. Él dijo: “Bueno, entonces váyanse al demonio”, sacó el dinero de su bolsillo y le pagó al camarero. Su tacañería es legendaria. © Drakares / Reddit

Trabajo en un taxi. Llegó un pedido para ir desde la estación de trenes hasta el hotel más caro de la ciudad, que estaba a pocas cuadras de distancia, el costo del viaje era de 0,90 USD. Fui, me esperaba una mujer con un abrigo de visón y 2 maletas, que cargué en el maletero. Llegamos, me dio un dólar, bajé para abrir el maletero. Me señaló con el dedo y dijo: “¿No hay nada que te parezca extraño?”. Al principio no lo entendí. Resultó que estaba esperando el cambio. Era la primera vez que me pasaba algo así en un año y medio de trabajo: ¡quería los diez centavos, maldita sea! Yo ni siquiera le había dado importancia, considerando que la había ayudado con el equipaje, fui a buscarla rápidamente y la llevé a pesar de lo corto del viaje... Y encima me calificó mal. © JackieShep73 / Pikabu

  • Mi tía vivió en el extranjero durante mucho tiempo, en su casa todo es importado, desde muebles hasta tazas, trajo todo de Europa y Norteamérica. Pero es tacaña para los regalos. Recuerdo que vino a la fiesta de inauguración de nuestra casa y le dio a mi madre unos recipientes de plástico vacíos con una vaca e inscripciones, diciendo que serían útiles en el hogar. Era una novedad para nosotros, pero luego descubrimos que se trataba de envases europeos comunes de yogur y de queso. Qué curioso, los cargó a través de todos los países y los cuidó, para regalárnoslos. © “Oídoporahí” / Vk

  • Trabajaba en un depósito. Un colega tenía botas de trabajo muy gastadas: la suela literalmente ya se había despegado. Cuando pasó el gerente, se lo señalé. El gerente sacó del bolsillo del pantalón un fajo de billetes, asegurado con una banda elástica. Quitó la banda elástica y se la entregó al hombre de las botas desmoronadas. © Mistercrawlingchaos / Reddit

  • En nuestro depósito hay una sala donde los trabajadores descansan entre las cargas y descargas. La encargada del depósito llevó allí su viejo televisor, cubierto de polvo, sin cable de alimentación, que había estado varios años tirado en su casa de campo, porque le daba lástima tirarlo a la basura. Los trabajadores lo lavaron, lo limpiaron y lo restauraron, juntaron dinero para una antena y un decodificador digital y comenzaron a mirarlo en su tiempo libre.
    Al ver lo maravilloso que se veía ahora el televisor y lo bien que funcionaba, la encargada les ofreció a los trabajadores que se lo compraran por 20 USD, pero se negaron. Cuando los cargadores tenían mucho trabajo, ella aprovechó su ausencia en la sala de descanso y trasladó el televisor junto con la antena y el decodificador a su oficina. Los trabajadores, habiendo descubierto la pérdida, fueron a averiguar qué había pasado, en respuesta se les dijo que estaba prohibido ver televisión en el trabajo y que el dinero por el decodificador y la antena se les pagaría en forma de bono del fondo de incentivos materiales. Se les prohibió comprar un televisor nuevo. © poechali / Pikabu

  • Soy estudiante, vivo en un dormitorio compartido. Tan pronto como una nueva vecina se mudó conmigo, mis cosméticos y productos para el cuidado personal comenzaron a desaparecer. Era una chica de una familia pobre, así que dejé que siguiera haciéndolo, ya que pensé que no tendría dinero para comprarse cosas propias. Un día, decidí teñirme el pelo de azul. Compré la tintura, vertí el contenido en un tubo de bálsamo para el cabello y salí corriendo a hacerme la manicura. Volví y vi a mi vecina con el cabello azulado, recogiendo sus cosas. Me lanzó a la cara una solicitud de cambio del dormitorio y hasta me insultó. © “Oídoporahí” / Vk

  • Uno de los mejores amigos de mi hijo tiene un padre muy rico que se jubiló antes de los 40. Pero la madre hace que este niño lave y reutilice los platos de papel hasta que se deshagan. © niva14 / Reddit

  • En los 90, mi papá era comerciante y vendía pescado rojo. Lo llevó a su pueblo natal y dejó que su hermana se encargara de cobrar el dinero por él. La gente tenía que pagarlo una vez que cobrara el salario y luego ella tenía que enviarle el dinero a mi padre. Pero al final, ella le dio todo a su hermano menor y él compró una casa sin pedir ningún préstamo. Y mi padre pasó otros seis meses pagando de su salario a las personas a las que les había comprado este pescado. © Lialin / Pikabu

  • Salía con un multimillonario y él siempre se llevaba los bocadillos del avión (especialmente los pasteles de chocolate). Siempre me pedía que los pusiera en mi bolso. Le encantaba comer por la noche, pero no quería gastar dinero en el minibar del hotel o en el servicio de habitaciones. Y así, alrededor de las 3 a. m., se sentaba en una habitación en Las Vegas y comía los bocadillos del avión. Eso siempre me hacía reír. © unknown author / Reddit

  • Unas 5 veces vi a una mujer que llegaba a un restaurante y llenaba los frascos que traía con ella con kétchup, mostaza y especias de las mesas. Al mismo tiempo, no pedía nada. Después de eso, llamaba al conductor y le pedía que la recogiera en su Rolls-Royce. © OnlyAskReddit_ / Reddit

  • Mi antiguo colega no es muy rico, pero gana mucho. Una vez, fue con su esposa a un McDonald’s. Ella quería una hamburguesa con queso, pero él la hizo comprar una hamburguesa común porque tenían queso en casa y ella podía usarlo para hacer una hamburguesa con queso ella misma. © rak9999 / Reddit

  • En la universidad, trabajé en un teatro en Seattle. De vez en cuando venían a vernos directores ejecutivos y propietarios de grandes empresas. La novia le reprochó a uno de estos hombres por no haberle dejado propina al camarero. A lo que él respondió: “Me he ganado mi dinero, ahora que ellos se ganen el suyo”. Ninguno de nosotros esperaba que nos reembolsara los 30 000 dólares por un año de estudio, pero incluso las ancianas que estaban en bancarrota tiraban al menos 10 centavos en nuestro frasco. © Auntie_Ahem / Reddit
  • Tenía una amiga que tenía mala suerte en el amor. Siempre he sentido lástima por ella, y no entendía por qué una chica tan maravillosa no lograba tener una buena relación. Hasta que llegué a conocerla mejor: cuando venía a visitarme, siempre me pedía que la alimentara; nunca les trajo nada a los niños; un mes después, me pidió que le devolviera los 0,05 USD que me había prestado para viajar en autobús. Y la última vez me pidió que le dejara pasar la noche del fin de semana en mi casa, ya que estaba triste sola, y solo se trajo un yogur y una banana. Ella gana bastante bien. © “Oídoporahí” / Vk

Bono

Desde pequeña, mis familiares siempre me dijeron que necesitaba construir una carrera para poder vivir bien. Crecí. La construí. Ahora no veo más que el trabajo, aunque gano más que suficiente. Pero a mis parientes no les falta nada. Oh, era por eso... © “Oídoporahí” / Vk

¿Alguna vez te has encontrado con personas patológicamente tacañas? ¿Cómo lidiaste con su personalidad “ahorrativa”?

Imagen de portada AltEsc / Pikabu
Compartir este artículo