Genial
Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

Al jugar, la mente de los niños puede sincronizarse con la de los adultos, según un estudio

61-5
682

Pasar tiempo con tus hijos no solamente es importante para su crecimiento y el desarrollo de su vida social, sino que también puede ayudarte a establecer un vínculo más cercano con ellos, mientras estimulas su intelecto y pasas momentos de diversión, como cuando eras pequeño.

Genial.guru quiere hablarte acerca de un estudio que prueba lo importante que es jugar y pasar tiempo con tus hijos pequeños.

Sincronía neuronal

Entre humanos, sin importar la edad, es posible establecer una conexión entre las mentes mientras se lleva a cabo una interacción social. En esta sincronía neuronal, las mismas zonas del cerebro son estimuladas al compartir la misma experiencia, incluso sin comunicación verbal.

El efecto de esta conexión puede repercutir en una especie de mimetización en el comportamiento. Sin embargo, hasta ahora, la relación entre niños y adultos no había sido estudiada de manera particular.

Bebés de 9 a 16 meses

El estudio, el cual fue llevado a cabo por el Instituto de Neurociencias de Princeton, y dirigido por un equipo encabezado por Elise A. Piazza, desarrolló una forma de medir la actividad de adultos y niños para observar los cambios en ambos cerebros mientras compartían sesiones de juego.

En total, 42 bebés de entre 9 y 15 meses de edad interactuaron con el mismo adulto en pequeñas sesiones de juego de alrededor de 5 minutos. Así, recolectaron los datos de cincuenta y siete zonas del cerebro, tanto de los niños como del adulto asignado.

La comunicación cara a cara

Durante el análisis se establecieron dos grupos: en uno, el adulto compartía con los niños juguetes, canciones, y les leía cuentos. En el segundo grupo, el adulto le contaba historias a otro adulto mientras un niño jugaba a su lado.

Esta nueva forma de medición arrojó que, durante las sesiones cara a cara entre niños y adultos, el cerebro de los pequeños lograba sincronizarse, activando las mismas áreas del cerebro. Esta sincronía desaparecía al romper el contacto visual.

Se estimulan distintas zonas del cerebro

Las zonas del cerebro estimuladas en el estudio resultaron ser aquellas vinculadas con una mayor comprensión, la capacidad de predecir y la comprensión del punto de vista de otras personas, impulsando una comprensión más amplia del mundo.

El acoplamiento surgió en zonas que sorprendieron a los especialistas, como el lóbulo frontal, que se asocia al aprendizaje, lenguaje, planeación y funciones de ejecución, habilidades que se pensaba no eran desarrolladas por los niños sino hasta una edad un poco más madura.

Bebés al mando

Otro de los resultados que sorprendió al equipo de la Dra. Piazza fue que no solamente el cerebro de los niños esperaba el estímulo del adulto para predecir sus movimientos o mimetizar sus gestos durante las horas de juego, sino que los pequeños tenían parte activa en esta interacción.

Descubrieron que, por un momento, los bebés fueron capaces de llevar el mando de esta sincronización, haciendo que fueran los adultos quienes replicaran ciertos gestos de los pequeños, tomando el mando de la dinámica.

¿Qué beneficios crees que tenga esta sincronización en el desarrollo de los bebés? ¿Qué juegos disfrutas más al pasar tiempo con tus hijos? Cuéntanos en los comentarios.

61-5
682
Compartir este artículo