Genial
Genial

10 Costumbres que en México son de todos los días, pero que un extranjero no sabría cómo tomar

Cuando una persona de otro país oye la palabra “México”, quizás las primeras cosas en las que piensa son en los mariachis y su música. Luego pueden aparecer imágenes mentales de sus tacos y toda su cultura culinaria, que cuenta con platos que hacen que uno se salive. Lo cierto es que este extenso país con más de 120 millones de habitantes tiene muchas cosas que lo vuelven único.

En Genial.guru, nos gusta saber sobre hábitos curiosos que hay en ciertos lugares del mundo, y por eso preparó una lista con costumbres mexicanas que harían abrir los ojos a más de un extranjero.

1. Ver lucha libre

Máscaras, hombres fortachones, trajes coloridos, acrobacias espectaculares y un público muy fanático. Una mezcla de deporte con secuencias teatrales, la lucha libre mexicana es una actividad tan popular en el país que, en 2019, se declaró Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México.

2. Desayunar cosas picosas

Es común comenzar el día con comidas calóricas y picantes. Unos huevos rancheros, por ejemplo, que consta de huevos fritos sobre tortillas de maíz (puede incluir pimientos sofritos), o unos chilaquiles, plato que está compuesto por totopos (tortilla de maíz en triángulos frita), salsa de chile, queso y carne. Y a esto se le suele sumar un plato de frijoles con chile y algún jugo de frutas.

3. Ponerle limón a todo

Con decir que un mexicano consume un promedio de 14 kilos de limón al año, ya está todo casi dicho. Lo cierto es que el limón se utiliza como complemento para casi todo, y es un ingrediente más que habitual tanto en las comidas como en las bebidas. Las razones son diversas: cortan el picante, intensifican el sabor, mejoran la digestión de las comidas pesadas, entre otras.

4. Decirles “jefa” a las madres

Puede que lo hayas oído en alguna serie de origen mexicano. Es algo común que los hijos llamen “jefas” a sus madres, es una manera informal de referirse a ella, y también se hace en señal de respeto.

5. Decir “provecho” todo el tiempo

No solo se les dice a amigos o conocidos cuando terminan de comer o mientras comen, sino que en México también se dice incluso cuando se ingresa a un restaurante y hay personas allí. Es una expresión de cercanía, y se suele responder con un “muchas gracias”.

6. Saludarse afectivamente

El nivel de afecto en un saludo depende de la relación que una a las personas en cuestión. Si es un encuentro formal, un apretón de manos es lo común entre hombres, y un beso en la mejilla entre mujeres. En cambio, si la relación es de una amistad de mucho tiempo, al apretón o beso le suele seguir un abrazo con palabras de afecto y gestos de complicidad.

También se suele decir “buenos días”, “buenas tardes” o “buenas noches” cuando se ingresa a un sitio, ya sea de conocidos o no, y luego se saluda particularmente, generalmente acompañando con gestos cálidos.

7. Poner todo dentro de una tortilla

La tortilla en México puede ser un plato o un alimento, y con prácticamente todo se hace un taco. Incluso la tortilla sola, enrollada, eso es un taco. Hay registros que datan del 500 a. C. que indican que la tortilla ya formaba parte de la dieta de las personas de la región, y hasta hoy sigue siendo fundamental en la alimentación diaria de un mexicano.

8. Cerrar calles para hacer una fiesta

Una fiesta callejera es un evento popular donde se celebra un casamiento, un cumpleaños, una graduación o una festividad particular. Durante años, por la falta de sitios físicos para realizar celebraciones, o por no contar con recursos para conseguir esto, las fiestas comenzaron a hacerse en la calle y se volvió una costumbre.

Para cortar la calle. se suele conseguir un permiso de las autoridades, y luego se decora el asfalto con todo lo necesario. Suelen durar hasta altas horas de la madrugada y se musicaliza con las canciones del momento. Estos eventos forman parte de la cultura popular del país.

9. Sumergir al cumpleañero en su pastel

Después de cantar las mañanitas, la típica canción mexicana de los cumpleaños, se invita al protagonista a morder el pastel al grito de “¡Mordida, mordida, mordida!”. Cuando está a punto de hacerlo, los invitados lo avientan sutilmente hasta que el rostro esté lleno de betún. ¿Inentendible? Quizás. ¿Gracioso? Mucho.

10. Platillos con insectos

Esto puede hacer que un extranjero abra mucho los ojos, pero la verdad es que con un poco de información, el hecho de que los insectos formen parte de la dieta de los mexicanos no suena extraño. Son una increíble fuente de proteína, son higiénicos (se alimentan de hierbas, flores y frutos) y son sabrosos.

Su ingreso en la alimentación prehispánica data del siglo XVI, y eran tan preciados que se daban a modo de ofrenda al rey azteca (tlatoani). Actualmente, México cuenta con más de 500 especies de insectos comestibles, y algunos de los más conocidos son los chapulines, las libélulas, los escarabajos, las abejas, las mariposas, las hormigas, entre otros.

¿Qué costumbre tienen en tu familia que en otras pueda parecer extraña? ¿Qué hábito de otro país te gustaría incluir en tu vida?

Genial/Gente/10 Costumbres que en México son de todos los días, pero que un extranjero no sabría cómo tomar
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos