Genial
Genial

10 Datos sobre cómo cambia la vida a diferentes alturas

Si bien, los seres humanos hemos evolucionado para adaptarnos a prácticamente cualquier tipo de ecosistema, este sigue teniendo un importante impacto en nuestro estilo de vida. Se habla mucho, por ejemplo, de los beneficios y/o problemas que puede tener el vivir en la playa o en la ciudad, pero pocas veces se considera la altitud, un factor que llega a pasar desapercibido pero que tiene una gran importancia en la salud de las personas (y también de los animales).

En Genial.guru, hemos recopilado algunos de los efectos más interesantes que la altura tiene en el cuerpo, desde el posible desarrollo de algunas enfermedades o incluso un importante mejoramiento físico.

1. A mayor altura, se come menor cantidad

Investigadores de la Ludwig Maximilian University de Múnich realizaron un estudio con 20 personas de unos 55 años de edad, quienes que se cambiaron a una residencia a mayor altitud manteniendo todos sus hábitos. El resultado fue contundente: una pérdida considerable de peso.

Entre varios factores, esta disminución del peso se le adjudica a la leptina, hormona que inhibe el apetito y que el cuerpo segrega en mayor cantidad a mayores altitudes.

2. La apnea del sueño es muy común en zonas altas

En términos simples, la apnea del sueño es un problema respiratorio que se genera al dormir, haciendo que la persona duerma incómoda y por el esfuerzo extra para respirar despierte agotado. Según el neumólogo Brent Peters, esta condición se desarrolla más en lugares altos y cambiar de residencia a una zona más cercana al nivel del mar puede ayudar a su tratamiento.

3. Una gran altura requiere de grandes pulmones

La Revista Andaluza de Medicina del Deporte asegura que las personas en zonas muy altas desarrollan corazones y pulmones más grandes para compensar la falta de oxígeno. Esto se refleja en jóvenes con una caja toráxica más grande que el promedio.

4. La altura y el retraso en el crecimiento

En contraste con la capacidad pulmonar, las investigaciones de la revista también indican que gran parte de niños y adolescentes en zonas altas presentan un pequeño retardo en el crecimiento y desarrollo físico, así como en la maduración esquelética. Aunque existen varios factores como la economía y la nutrición, otro punto clave es la hipoxia, es decir, la falta de oxígeno.

5. Los atletas de alto rendimiento se entrenan en grandes alturas

Los atletas de alto rendimiento han desarrollado el hábito de llevar su entrenamiento a grandes alturas. La intención es la de aprovechar las dificultades que supone para el cuerpo y así, conseguir una mayor resistencia.

6. A menor altura, más problemas del corazón y diabetes

Según estudios de la Universidad de Navarra, se estima que las personas que viven entre los 0 y 121 metros al nivel del mar, son más propensos a desarrollar síndrome metabólico, mismo que puede desencadenar un sin fin de problemas cardíacos y diabetes mellitus tipo 2.

Esto se debe, aparentemente, a que las personas en estas zonas hacen menores esfuerzos para obtener oxígeno, lo cual se traduce en una falta de movimiento interno.

7. Si tienes problemas respiratorios, no es recomendable viajar a zonas altas

Will Baker, cardiólogo de UCHealth Heart and Vascular Clinics, aseguró que personas con problemas pulmonares, sobre todo EPOC, tendrán muchas complicaciones para adaptarse a las grandes alturas. Si bien la falta de oxígeno puede ayudar a desarrollar las habilidades de un atleta, también puede empeorar la condición de una persona enferma.

8. Los efectos de la altura en los niños

Muchas veces los padres se sorprenden cuando ven a su hijo exhausto después de caminar unos metros de montaña, mientras que en casa puede correr y gritar por horas. El pediatra Steven Ross asegura que esto es un efecto de la altura, por lo tanto, recomienda a los padres que hidraten muy bien a su hijos y los protejan del sol en las excursiones de este tipo.

9. Los perros también pueden presentar mal de altura

Aunque es muy poco probable si está sano, un perro también puede verse afectado por la altura. Vómitos, babeo excesivo, jadeo, molestias en los oídos y letargo son algunos de los efectos que el mal de altura causa en los perros. Estos indicios se presentan especialmente cuando el cambio de alturas se da de manera muy brusca.

10. El agua hierve a diferentes temperaturas según la altitud

Si viajas de una altitud a otra y quieres cocinar, será mejor que adaptes tus recetas, pues a diferencia de lo que nos enseñaron en la escuela, el agua no siempre hierve a la misma temperatura. De los 0 a los 3048 metros de altitud, la ebullición del agua puede variar de entre 100° C y 89.5 °C. Entonces, alimentos como el arroz o la sopa tardarán más en cocinarse cuanto más alto vayamos.

¿Qué efectos tienen en ti las zonas altas y bajas? Compártelo en los comentarios.

Genial/Gente/10 Datos sobre cómo cambia la vida a diferentes alturas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos