Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Secretos de un pastelero que revisa personalmente todas las recetas y emite su opinión sobre los dulces comprados

9-65
10k

Hay tantos ingredientes extraños en algunos pasteles que antes de comprarlos deberíamos pedir el consejo de un pastelero experimentado. Por ejemplo, de un señor como Andrey Bunbich. Andrey es el autor del canal “Pastellero Bunbich” en un servicio personal de recomendaciones ruso llamado Yandex Zen. Realiza todo tipo de experimentos: prueba café multicolor, compara pasteles caros con pasteles baratos y siente nostalgia por “ese pastel de la infancia”. Además, su blog es todo un almacén de consejos útiles y trucos culinarios.

En Genial.guru nos sorprendió saber que casi siempre rompíamos los huevos desde el lado equivocado y no usábamos el colador de té al 100 %. Y en el bono de este artículo, Andrey te tiene preparada una técnica para preparar los cereales rápida y saludablemente.

Comprobé la sensacional receta de crepas en botella

La receta original sugiere meter todos los ingredientes en una botella y luego mezclarlos agitando hasta obtener una masa uniforme. Y es lo que hice. Pero cuando me puse a echar la harina, me enfrenté a un problema: se quedaba atascada en el cuello estrecho del embudo. Decidí desatascarlo con un palillo y lo logré bastante rápido. Solo que una parte de la harina se quedó esparcida sobre la mesa.

Para hacer la masa se sugiere agitar la botella durante unos 5 minutos. Pero me cansé ya en el segundo. Y al encontrar varios grumos en la sartén después de haber comenzado a freír las crepas, mi paciencia se ha acabado. Tiré la botella de masa a la basura.

En mi opinión, es más fácil preparar las crepas de la manera habitual. No malgastes tu fuerza, nervios y especialmente los ingredientes.

Dominé una forma simple de romper huevos. Es la regla utilizada por los profesionales

La mayoría de mis amigos simplemente rompen el huevo contra el borde de los utensilios que usan para cocinar. Sin embargo, esto está mal. En la mayoría de los casos, el borde del tazón “arrastrará” la cáscara. Y cuando abres el huevo, es probable que los fragmentos caigan dentro del plato.

Debes tomar el huevo como se muestra en la foto y golpearlo con la parte central (este es la zona más frágil) contra la mesa para formar una grieta. Luego, separa suavemente los dedos hacia los lados y el huevo se derramará de la cáscara.

Sin embargo, si los trozos de la cáscara cayeron en el recipiente, humedece el dedo en el agua y presiona el fragmento hasta el fondo. Se adherirá al dedo y de esta manera podrás sacarlo.

Compré café de colores preparado en una máquina de 25 000 USD

Los amigos de mi hermano menor me aconsejaron una cafetería donde las bebidas se preparan en una máquina de 25 000 USD. No soy un gran fanático del capuchino y lo pedí solo por el color rosa, pero parece que desperdicié mi dinero. El café resultó ser casi lo mismo que en McDonald’s, solo que allí cuesta 1,5 USD, y aquí 5 USD. Se supone que este es un recargo por color.

Me dio la impresión de que, en lugar de estar orgullosos del producto final, los chicos se jactan de la máquina de café que les ayuda a fabricarlo. Pero tener una herramienta genial no siempre te garantiza que obtendrás un buen producto.

Encontré 5 cosas que facilitan la vida en la cocina

Quiero contarte sobre los artículos que considero indispensables en la cocina.

  • Tengo muchas toallas en la cocina. 3-4 están colgadas al lado del fregadero. Cuelgo una toalla mojada en mi cinturón para limpiarme las manos rápidamente o usarla como si fuera un guante.

  • Un colador de té es una cosa súper funcional ignorada por muchas personas. Lo uso cuando necesito espolvorear los pasteles con azúcar glass. Además, puede servir para agregar especias grandes a la sopa. Simplemente coloca el colador con ellos en la olla y, después de prepararla, simplemente retíralo.

  • Con la ayuda de batidores preparo la masa para galletas y mezclo el almíbar para mermelada.

  • Uso una alfombrilla y espátula de silicona al 100 %. Estiro la masa sobre la alfombrilla y la uso para hornear los productos. Las espátulas son indispensables al cocinar mermelada, hacer la masa y voltear los alimentos durante la fritura.

  • Suelo comprar film transparente en rollos grandes. Esto no es solo un medio para sellar alimentos, sino también una alternativa de rodillo. Después de usarlo para estirar la masa pegajosa, quito la capa superior de la película, y luego vuelvo a usar el rollo una y otra vez.

En una cafetería probé un postre por el precio de 3 almuerzos

Su costo es de — redoble de tambores — alrededor de 10 USD. Se llama “mandarín” y se ve casi indistinguible de los cítricos reales. Su “cáscara” es una fina capa de chocolate teñida de naranja. El relleno se hace de crema de mantequilla y gelatina de kumquat (una especie de “naranjas” pequeñas). Toda esta preciosidad se sirve en un sustrato de arena de chocolate.

Como pastelero, me imagino cómo se prepara. Si tomamos en cuenta solo el costo de los ingredientes, entonces el precio del postre es excesivamente alto. Pero después de todo, el costo del producto se ve afectado por el alquiler del local, el salario de los empleados y otros factores. Por lo tanto, solo tu poder adquisitivo determina si es costoso o barato. Me encantaría volver a probar este postre.

Me convertí en pastelero y aprendí a lavar las bayas: rápidamente, en grandes cantidades y lo más importante, correctamente

Mi amiga decidió preparar su primera mermelada de grosella negra y luego me dio un frasco para probarla. Pero la mermelada resultó estar en mal estado: contenía arena de bayas sin lavar.

Para evitar que esto suceda, hay que hacer lo siguiente:

  • Echa las bayas en un tazón hondo y ancho y llénalo con agua fría. Dejar reposar 1-2 minutos.

  • Lava las bayas a mano en el tazón. No hace falta que tengas mucho cuidado con las bayas de la grosella espinosa, tienen una piel densa. Pero hay que ser delicado con las grosellas negras y rojas.

  • En el proceso de lavado en la superficie del agua, aparecerán hojas, tallos, etc. Debes recogerlos y tirarlos a la basura.

  • Retira las bayas del agua con las manos. De esta forma toda la arena se quedará en el fondo del recipiente.

  • Pon las bayas en un colador y drena el exceso de agua.

¿Cuál es la diferencia entre los profiteroles de 30 USD y aquellos que cuestan 1 USD?

Decidí realizar un experimento y compré un paquete de profiteroles económicos a un precio de 1 USD por 3 piezas. Entre sus ingredientes encontré grasas vegetales, emulsionantes, conservantes, así como un saborizante idéntico al natural. Los profiteroles se veían poco apetitosos. Pero su sabor me dejó sorprendido. Los pasteles no eran demasiado dulces, lo que suele ocurrir con los alimentos hechos a base de grasas vegetales.

Los profiteroles caros tenían un aspecto impecable. Durante la degustación, no tuve la sensación de que los pasteles contuvieran grasas vegetales y sabores artificiales.

Conclusión: los profiteroles baratos son comestibles (aunque sus ingredientes dejan mucho que desear), pero no dejan ni un rastro de recuerdos. Y los caros son un verdadero placer. Mi esposa y yo los disfrutamos durante 2 días saboreando cada trocito.

4 postres que consisten en puro azúcar

Hice una recopilación y la comparto con ustedes.

  • Azúcar quemada. Seguramente hiciste esos dulces en tu infancia: tomaste azúcar y lo calentaste en una cuchara. Los pasteleros lo llaman caramelo seco.

  • Caramelo líquido. Para ello, hay que derretir el azúcar con un poco de agua y luego agregar la crema tibia y la mantequilla. Tal caramelo se agrega a las barras de chocolate Snickers, Mars y muchos otros dulces.

  • Tofi. Se prepara calentando el caramelo líquido y agregando un poco de almíbar y mantequilla.

  • Panal de caramelo. Si agregas agua al caramelo ya calentado y luego lo enfrías bruscamente, obtendrás esta golosina.

Por experiencia propia, descubrí cómo pelar un kiwi. Rápido y sin esfuerzo

Primero, lavo el kiwi con agua corriente y lo limpio con una toalla. Con un cuchillo afilado, corto los bordes de la fruta, tomo una cucharadita, la meto suavemente debajo de la cáscara y la muevo a lo largo del perímetro del kiwi, separando la pulpa de la piel.

Si la fruta es demasiado grande, hay que darle la vuelta y repetir el procedimiento. Después de eso, pongo el kiwi sobre la mesa y con mis dedos arranco la cáscara de la fruta.

Mi suegro trajo pasteles de colores. Prohibí comerlos

Durante unas vacaciones familiares, mi suegro sacó unos pasteles de la nevera: decidió mostrarme qué preciosidad de dulces le regalaron los compañeros de trabajo. Me asusté cuando vi el postre. Los pasteles estaban cubiertos con glaseado de clara de huevo, al que el desafortunado pastelero agregó tanto colorante que incluso mis dedos se quedaron teñidos cuando tomé uno de ellos.

En ese momento, el hermano de mi esposa entró a la cocina y confirmó mis preocupaciones. Su hijo comió un par de estos pasteles sin el permiso de sus padres, y al día siguiente hizo caca de colores, perdónenme por los detalles.

No veo nada malo en los colorantes, pero intento evitar su uso innecesario. No sé de qué están hechos y cómo influyen en el cuerpo, por lo tanto, los uso solo cuando me lo pide el cliente. En otros casos, el color se puede crear utilizando ingredientes naturales como frambuesas secas o mangos.

¿Por qué ahora no puedes comprar “aquel pastel de la infancia”?

Recientemente fui a visitar a mis padres a mi ciudad natal. Aprovechando la ocasión, decidí pasar por la panadería local. Cuando era niño, me encantaba la repostería que se fabricaba allí. Y ahora me quedé decepcionado con la composición de pasteles y panecillos. Demasiados conservantes, estabilizadores y saborizantes. Ahora no los compraría a mis hijos, a pesar de los precios asequibles. Prefiero cocinarlos yo mismo.

Sorprendentemente, cuando recuerdo algún postre de mi infancia, me parece que fue increíblemente delicioso. Y si lo cocino ahora, entonces ya será diferente. Esto se debe al hecho de que nos encanta exagerar todo en nuestros recuerdos. A veces el sabor estaba influenciado no solo por los ingredientes, sino también por el ambiente en el que comimos este postre. Es por eso que ahora es imposible comprar un pastel “como en la infancia”. Pero siempre hay espacio para nuevos descubrimientos y sabores.

Bono: comencé a preparar los cereales antes de acostarme. Ahora me despierto más tarde y mi esposa está feliz

Por la mañana no puedo comer nada más que los cereales. Pero mi esposa a veces quiere algo diferente.

Al final, recordé cómo cocinamos cereales cuando íbamos de acampada: por la noche, echábamos agua fría en la avena. La única desventaja que tenía este platillo: era soso. Pero cuando estás en casa, tienes la oportunidad de echar productos que agregarán sabor y aroma a la avena nocturna. Esta vez aproveché las semillas de lino, arándanos secos, mermelada de plátano y grosella roja.

Para cocinar, tomé un frasco de 1,5 litros con un tapón de rosca. Llené 1/3 del frasco con avena, luego eché yogur griego, agregué los ingredientes secos y al final puse los plátanos. Añadí mermelada de grosella roja líquida y llené el frasco con leche casi hasta el borde. Lo agité y dejé que reposara toda la noche en la nevera.

Por la mañana, la avena estaba lista. A mi esposa le encantó, especialmente el hecho de que de esta manera podemos encontrar diferentes combinaciones de sabores.

Por cierto, ¿eres goloso? ¿Te gusta experimentar en la cocina o sueles comprar los pasteles en una pastelería?

9-65
10k