Genial
Genial

17 Personas que solo fueron a trabajar, pero terminaron en una situación digna de un guion de película

Todos saben que el trabajo es un asunto serio. Para muchos, está asociado con una oficina aburrida, un montón de documentos para leer o redactar, un despertar temprano y jefes severos. Sin embargo, este no siempre es el caso. Después de todo, nuestra vida es maravillosa porque es impredecible y nunca se sabe exactamente dónde puede estar esperándonos una verdadera aventura.

Los protagonistas de nuestra selección de hoy comprobaron este hecho por sí mismos y compartieron sus historias con todo Internet. En Genial.guru esperamos que tus días laborales estén llenos de optimismo y buen humor.

  • Un día, una mujer se olvidó su tarjeta de crédito en mi trabajo. Entonces mi colega tomó una patineta y saltó por la ventana directamente a la carretera. No llegó a alcanzarla en el estacionamiento, pero no se rindió y pudo encontrarla en el semáforo más cercano y entregarle su tarjeta. Decir que me impresionó es no decir nada. © custardthegopher / Reddit
  • Era mi primer día trabajando en el soporte telefónico. Una chica llamó para decir que estaba encantada con la calidad del servicio de la tienda, y yo le colgué el teléfono sin querer... Me sentí muy avergonzado. © seriousb***h / Reddit
  • Arreglo computadoras. Ya llevo trabajando en esta área cuatro años. Me parecía que ya había encontrado todo lo posible dentro de los CPU: una cuchara, arañas y cucarachas, un tubo de pasta de dientes, papas fritas. Pero un cliente logró sorprenderme. Abrí el CPU y silbé: “¡Vaya hallazgo!”. Dentro había un trozo de tocino. © Habitación № 6 / Vk
  • Trabajo como promotor en una empresa. Digamos que se llama “Sol”. Me llamaron desde un número desconocido.
    Chica (Ch.): “Hola, soy de la empresa... (no escuché el nombre por el ruido). Completaste un cuestionario para el puesto de promotor. Has pasado el control de seguridad”.
    Yo: “Hola. Gracias, pero ya encontré un trabajo como promotor”.
    Ch: “Si no es un secreto, ¿en qué compañía?”.
    Yo: “Disculpa, pero ¿de qué organización me llamas?”.
    Ch.: “¡Empresa ’Sol’!”.
    Yo: “Pues estoy trabajando en esta misma compañía... ¡desde hace 5 meses!”. © Efrem104 / Pikabu
  • Durante mucho tiempo vendí discos en un puesto. Entonces tenía 18 años, vestía faldas cortas y sonreía a todos. A menudo coqueteaban conmigo, por lo que era más fácil para mí vender los productos. Un día llegó una mujer y desde la puerta dijo bien alto: “¡Conque eres tú quien le gusta a mi Alex!”. Me asusté y comencé a pensar en quién podía ser ese Alex. Resultó que se trataba de un adolescente con problemas de salud que a menudo venía al puesto para buscar discos y simplemente charlar. Y su mamá me había traído unos bombones porque lo echaban de todos lados, pero yo siempre hablaba con él. © ljudosya / Twitter
  • La nuestra es una gran empresa energética estatal. Hay muchos controles de seguridad, etc. Un día llegó un nuevo director, quien era una persona muy peculiar. Al final de una jornada laboral, fue a uno de los controles en su coche personal, se bajó del auto y se acercó a la valla. Miró al guardia y comenzó a trepar por la cerca, imitando a un ladrón. Y nuestras cercas son altas y tienen una red de púas. Nuestro director, de traje, maldiciendo, llegó a lo alto de la valla. El guardia de seguridad estaba sentado en su puesto y no salía... El director bajó de la valla, llamó enojado al jefe de seguridad y le dijo a los gritos que los guardias eran unos inútiles. Se quedó sentado y ni se movió, no hizo nada. Dijo que había que despedir a todos. Hubo conmoción, por lo que fueron a hablar con el guardia. Y él dijo con calma: “Estaba sentado, mirando las cámaras. El director llegó, se bajó del auto, se acercó a la valla y comenzó a treparla. Y pues me quedé mirando, riéndome. Quién sabe, tal vez le dieron ganas de hacer eso. ¿Por qué debería detenerlo? Mira si después me despide”. © LainSokol / Pikabu
  • Una típica mañana de lunes, una mujer de mediana edad entró en la oficina.
    —Hola. Tengo un problema. Estoy alquilando un departamento y los inquilinos llevan dos meses sin pagar. Tampoco piensan mudarse. ¿Puedes ayudarme? — y puso sobre mi mesa una pila de documentos de varias docenas de hojas.
    —Seguro. La consulta cuesta tanto, y la revisión de los documentos tanto.
    —Ya veo, tú también eres de ESOS... Adiós.
    —Disculpe, ¿de qué “esos”?
    —Solo trabajas por dinero...
    —Ah, sí, soy uno de esos. Que tenga un buen día. © AttorneyAtLaw / Pikabu
  • En mi empresa, todas las reuniones se realizan en línea. Se usan computadoras portátiles con auriculares. Bueno, estaba en una reunión de este tipo. Entonces sonó mi teléfono y me distraje. Me llamó un colega, así que nos quedamos un rato quejándonos de buena gana de una mujer que era mala en su trabajo: a los dos no nos agradaba y simplemente nos reímos de ella. Y luego me llegó un mensaje: “Oye, escuchamos todo lo que dices”. ¡Por supuesto, no me había desconectado de la reunión! Mi corazón se hundió hasta los talones... Nunca permitiré que esto vuelva a suceder. © Anonymous / Quora
  • Trabajo en un banco gestionando préstamos. Hoy vino un hombre, todo despeinado y nervioso, con su esposa. Ambos tenían unos 50 años. Se sentaron y el sujeto, señalándome, le dijo a su pareja: “Aquí está mi amante, aquí es donde traigo dinero todos los meses”. Resultó que el hombre había decidido sorprender a su esposa y terminar de pagar la hipoteca antes del verano, por lo que durante los últimos 3 meses comenzó a pagar grandes sumas de dinero. Su esposa, al notar que había menos dinero en el presupuesto familiar, pensó que su marido había comenzado a engañarla y le había hecho un escándalo. Y yo no me veo en absoluto como una amante: tengo 29 años, peso 100 kg y luzco cansado de clientes como esos. Menos mal que hoy al menos es viernes. © Argyntina19 / Pikabu
  • Era un lunes de trabajo normal, incluso más aburrido que de costumbre. Me levanté y me acerqué a la ventana para distraerme del monitor. Pero estábamos en el piso 11 y no se veía nada, excepto el cielo despejado y los edificios de oficinas alrededor. Un colega preguntó: “¿Qué estás mirando?”. Le respondí que esperaba ver al menos algo que me entretuviera. “Espero que los dioses te envíen algo adecuado”, dijo él. Ya me había alejado de la ventana, cuando mi colega de repente gritó: “¡Date la vuelta!”. Entonces no tuve suficientes palabras para describir lo que vi. ¡Era un águila enorme! © Gaurav Sharma / Quorа
  • Hubo unos retrasos salariales en el trabajo. Cansado de esperar, decidí enviar un correo electrónico furioso al gerente regional. Lo hice y me enojé aún más porque ni siquiera obtuve una respuesta. Y luego entendí todo el horror de la situación: me di cuenta de que había enviado el mensaje no desde mi propio correo, sino desde el de mi jefe (no había cambiado la cuenta en la computadora). Y a él, el departamento de contabilidad sí que le respondió: volvieron a contar todo y le aconsejaron que acudiera al médico para que revisara su salud mental. © Shariq Attar / Quora
  • Soy programador de computadoras. Trabajó con un compañero: un chico que pesa unos 100 kg, tiene una barba enorme y, además, rara vez se ducha. Un día había que ir a ver a un cliente para solucionar un problema. Le recordé que se vistiera apropiadamente. Y cuando llegó el momento, lo vi en camisa y con corbata. ¡Solo que la había atado no sobre la camisa, sino directamente sobre el cuello desnudo! Se lo dije y me respondió: “Si ese es el único problema, entonces estamos listos para irnos”. © unknown author / Reddit
  • Conseguí un nuevo trabajo. Los superiores elaboraron una lista de sitios web a los que no se podía acceder desde una computadora del trabajo. Además de las redes sociales y YouTube, había una biblioteca con libros de psicología. ¡Al final, esto se debía a que el empleado anterior había leído muchos libros de motivación y había renunciado! © Habitación № 6 / Vk
  • Trabajo en el servicio de seguridad de una universidad. Me quedé dormido un minuto y me desperté con el llanto de una niña en un edificio vacío... Me asusté mucho. Y solo entonces me di cuenta de que en realidad había terminado mi turno, ya había regresado a casa, y la que estaba llorando era la hija de un vecino. © Habitación № 6 / Vk
  • Trabajaba en una cafetería. Una linda chica vino y pidió café con leche alternativa. Mi colega resopló algo en voz baja sobre el hecho de que la moda de la leche vegetal estaba fuera de control, pero, por supuesto, preparó el pedido. La chica se sentó a beber su bebida y después de media hora comenzó a tener náuseas terribles. La ayudamos y se fue a casa. Me pregunté qué había comido. La colega se encogió de hombros y dijo que tal vez tenía intolerancia a la lactosa. Le recordé que la chica había pedido leche vegetal. Y ella me dijo: “Bueno, sí, pero me tienen tan harta con esa leche de almendras... Le serví la común. No se lo digas al jefe; nunca se sabe, tal vez me regañe”. ¿Si se lo dije a mis superiores? ¡Por supuesto que sí! La despidieron y mí me elogiaron por estar alerta. Pero sobre todo me sorprendió el hecho de que ella supiera que hay personas con intolerancia a la lactosa y aun así haya hecho lo que hizo. © Habitación № 6 / Vk
  • Trabajaba en una tienda de videojuegos y de vez en cuando venía un anciano. Era amable pero algo espeluznante. Y luego, un día, vino a verme, pero con un regalo. Con uno muy especial. Me trajo una loción bronceadora que había hecho con sus propias manos y dijo que esa era una receta casera especial, que debía aplicármela en ese mismo momento. Por supuesto que me negué. Los guardias lo sacaron y nunca volvimos a verlo. © texas_star / Reddit
  • Trabajé en un hotel. Un día estaba caminando por el patio, limpiando la basura, y luego vi a un hombre volando al suelo desde una ventana en el primer piso. Me quedé en estado de shock. Pero antes de que tuviera tiempo de abrir la boca y hacer nada, él se levantó y dijo: “¡Ups!”, y volvió al hotel. Resultó que simplemente se había sentado en el alféizar a hablar con su esposa. Se apoyó contra la ventana y se cayó torpemente. Todos estaban bien. Luego nos reímos notoriamente de eso. © izzeyy / Reddit

¿Qué fue lo más memorable que te pasó en tu lugar de trabajo?

Compartir este artículo