Genial
Genial

20+ Personas contaron sobre platos “para los pobres” que son más sabrosos para ellos que las delicias más caras

Muchos platos famosos, como la bullabesa o la pizza, alguna vez fueron “comida de los pobres”, pero ahora se sirven en algunos de los restaurantes más caros del mundo. Y la “adicción” a la comida supuestamente “barata” no tiene nada de malo, porque no es el costo lo que la hace sabrosa, sino sólo nuestra percepción.

Genial.guru respeta mucho las recetas de la serie “bonito y barato”, y mientras las buscamos, a veces nos encontramos con historias muy interesantes. Y en el bono encontrará un truco de vida que ayuda a algunos a ser un experto de primera clase en la cocina.

  • Cuando era pequeña, mi padre solía hacerme “tac, tac”, que era mi plato favorito. Mezclaba 2 huevos pasados ​​por agua en una taza grande con pan cortado en cubitos y un trozo de mantequilla. Mientras amasaba todo, la cuchara emitía el sonido “tac, tac”. © Emily Belkina / Facebook
  • Recordé los sándwiches de la abuela “bocabajo”: mezclamos 1 huevo, 1 cebolla y un cubo Maggi (es delicioso con un solo sabor, ya sea con pollo o con carne, no recuerdo exactamente). La cebolla se pica muy, muy finamente, se mezcla con todo lo demás. Calentamos una sartén con un poco de aceite vegetal. A continuación, untas muy rápidamente el pan con esta mezcla y lo pones “cara abajo” en la sartén caliente. Esperas hasta que esté dorado, le das la vuelta. En 10 minutos tienes una fuente llena de sándwiches. ¡Es locamente delicioso! Creo que prepararé un poco mañana. © GygyMon / Pikabu
  • Soy finlandés y la sopa de guisantes es una de nuestras comidas más populares para los pobres. Sopa espesa y abundante a base de guisantes secos con un poco de jamón, aderezada con laurel, zanahoria, cebolla, sal y mostaza. Es deliciosa, fácil de preparar y, por supuesto, barata. Y si un finlandés está arruinado, probablemente se quejará de que tendrá que comer avena hasta el fin de mes. © Jaana Kaurisalo / Quora
  • Un trozo de pan con mantequilla, canela y azúcar, frito en el horno. Sigue siendo mi bocadillo favorito para la noche © kasharox / Reddit
  • No éramos ricos, pero tampoco pobres, en resumen: clase media. Pero todavía recuerdo los guisantes fritos. Se toman los guisantes secos, se remojan en agua durante varias horas, y luego estos guisantes se fríen en una sartén con aceite de girasol o manteca de cerdo, hasta que se vuelvan densos. Era increíblemente sabroso y podía comer kilogramos de este plato. © Cheshire / Genial.guru
  • Una de mis comidas favoritas de toda la vida es la pasta frita con mantequilla y pan rallado. Siempre me gustó que lo hiciera mi abuela. Una vez le hablé de esto y se rio: “Lo comemos solo cuando ya es hora de ir a hacer las compras”. © captn_cadaver / Reddit
  • Estábamos a punto de ir con mi esposo a visitar a mi mamá. Ella, como de costumbre, preguntó qué quería me cocinara de rico. Y luego de rememorar algunos recuerdos de la infancia, me surgió el sabor de unas albóndigas. Le describí el plato a mi madre, ella trató de recordar durante un par de segundos, y luego comenzó a indignarse: “¡Caray, hija, no me hagas pasar vergüenza!”. Y se reía. Resultó que era un plato de “3 días antes del salario”. Una mezcla de cebolla con harina, a veces con un huevo, se freía en forma de albóndigas y se servía con tomate enlatado. Pero yo ni siquiera sospechaba entonces que era un plato “pobre”. © Oídoporahí / Ideer
  • Hay un plato en Estonia que es una sopa de pan. La versión tradicional se hace de pan integral duro. Se agrega un poco de azúcar, agua y posiblemente pasas. El plato es delicioso tanto frío como caliente. Y no cuesta casi nada. © Piret Kivi / Quora
  • Crecí en la pobreza, pero mi madre sabía exactamente cómo estirar el dinero. Hacía filetes con los cortes de carne más baratos que podía encontrar. Los martillaba, salteaba, hacía una salsa y lo servía todo con puré de papas. El plato completo probablemente costaba menos de 5 USD en valores de los años 70. Y déjame decirte: nada sabía mejor. Hice este plato para mis hijos cuando eran pequeños, y a veces todavía me piden que se lo cocine. © Markarlage / Reddit
  • Vivimos en Israel desde hace tres años. Una amiga local vino a visitar a mi hija. Nos sentamos a la mesa para cenar: patatas asadas con piel en aceite de girasol aromático, caballa ahumada enmarcada con cebollas picadas. Es sabroso. Amo esta combinación desde la niñez. Solo que no sabía si nuestra invitada comería algo así. ¡Me preocupé en vano! La niña estaba encantada, dijo que solo su abuela le daba comida tan sabrosa cuando iba a visitarla, pero que no la servían en su casa. © Natalia Lebedev / Genial.guru
  • Espaguetis alioli (ajo y aceite de oliva). Preparas una pasta, sofríes el ajo picado en aceite de oliva hasta que esté ligeramente dorado. Agregas un poco de pimiento rojo al gusto, un poco de perejil picado y exprimes la mitad de un limón. Es muy económico y sabroso. Se prepara rápidamente: 15 minutos desde el inicio hasta el momento de servir, la mayor parte (10 minutos) se dedica a cocinar la pasta. © Zerowantuthri / Reddit
  • Halušky. Mi abuelo materno es de Serbia, así que cuando era pequeño comía mucho repollo. No sé si esta es una receta típica, pero básicamente solo guisamos una cabeza de repollo con tocino, y a veces también con cebolla y salchicha, hervimos los fideos de huevo y mezclamos todo, y luego cocinamos en el horno por otra media hora. Se sirve con crema agria. No creo que este plato haya sido condimentado nunca con nada más que pimienta negra, pero me gusta tanto el sabor del repollo, el tocino ahumado y la crema agria que no creo que haya que poner nada más allí. © VincentVanGoggles / Reddit
  • Recuerdo que vendían carne picada en paquetes de 250 g y hacíamos salsa con ella. Se saltean muchas cebollas, puedes agregar zanahorias, pasta de tomate, pones la carne picada, si hay crema, se agrega crema, si no, agrega agua, añades harina y el plato está listo. Se puede servir tanto con patatas como con pasta y repollo. Muchos años después, preparé la misma salsa a base de carne picada, pero no tan líquida como solía ser, sino una real, con carne. Mi marido comió, y luego me miró fijamente y dijo: “¿No tenemos dinero?”. Ni siquiera entendí al principio de qué estaba hablando. Y él: “Bueno, esta salsa significa que no hay dinero, ¿verdad?”. Me dieron ganas de llorar y reír a la vez. © Natalia Borisova / Facebook
  • Shakshuka. Solo son verduras (cebollas, ajo y chiles), pasta de tomate y un huevo. Este plato se come con el pan más barato. Es delicioso todo el año, pero sobre todo en verano. Ahora, cuando preparo un plato así para mis amigos, siempre es un éxito. © Avalyn95 / Reddit
  • Una lata de estofado de ternera sobre arroz instantáneo. Es simplemente perfecto. Una cena diseñada para quedarse en el estómago lleno y saciado. Y aunque hago mi propio estofado de ternera, de vez en cuando compro una lata, simplemente porque es rico. © karty44 / Reddit
  • Me encantan las morcillas, las galletas con mantequilla también. Papas asadas, aceite de girasol y un puñado de chucrut, y tararearé de felicidad. Tanto yo como mi marido amamos una corteza de pan con ajo, aunque él nunca vivió en la pobreza en absoluto. No como sopas con carne, solo las versiones que muchos llaman “pobres”. Y sobre todo echo de menos esas salchichas baratas que ya no están a la venta. Las de calidad no saben igual. © Tongue Tied / Genial.guru
  • Mi plato favorito es la sopa blanqueada con albóndigas. Me la prepararon toda mi infancia y todavía me encanta. Receta: papas, sal, harina, huevo, agua. Y la crema se servía ya en la mesa. Nada más: sin caldos, sin cebollas, sin zanahorias, nada. La receta es perfecta. Tengo entendido que la preparaban entonces precisamente porque no había nada más. Y para mí todavía es la mejor sopa. © alsapov / Pikabu
  • Y a mí me gustaban mucho las albóndigas de la cafetería de la escuela. Luego descubrí que les ponían más pan que carne. Y no tenían huevo. Las albóndigas eran suaves y quebradizas. Ahora siempre las hago. Tienen sabor a infancia. A mis hijos les encantan. Cuando hay mucha carne y también un huevo, las albóndigas son densas, elásticas. Ya no es lo mismo. © Elena Voskresenskaya / Facebook
  • La papa. Me encanta. Es barata y versátil. Al horno, puré, frita, n tortilla, hervida, como sea. Siempre habrá mucho almidón en mi dieta. Y si tuviera que elegir un solo alimento que tuviera que comer todos los días durante el resto de mi vida, serían las papas. © stjhnstv / Reddit
  • La sopa favorita de mi infancia es una “con nubes”. Es cuando se hierven las papas picadas en agua, y al final, cuando están listas, se rompen dentro un par de huevos. Puedes agregar verduras y zanahorias ralladas si quieres. La comíamos con crema. Supersabroso. Me casé, se la cociné a mi marido y me dijo: “¿Qué es esta ropa lavada en la sopa?”. Ya no se la cociné más. Pero cuando voy a visitar a mi madre, siempre le pido que me prepare esta sopa. © Natalia Shetneva / Facebook
  • Un simple sándwich de atún. Trabajo en un restaurante y como mucho pescado fresco, pero a veces nada es mejor que una lata recién abierta de atún y una rebanada de pan blanco. © AbstractAnosmic / Reddit
  • Una vez, en un autobús escuché una conversación entre dos mujeres: una de ellas iba a la tienda “Océano”, allí vendían arenque marinado, pero no tenía dinero para comprarlo, así que iba a la tienda por el líquido de la marinada. Dijo que luego, lo filtraría, picaría una cebolla, agregaría un poco de vinagre y haría papas hervidas para la cena. Yo también quise lo mismo y dije: “Señora, ¿puedo ir usted?”. “Bueno”. Me dio un frasco de vidrio de mayonesa con este líquido de la salmuera. Llegué a casa, herví patatas, corté una cebolla en mitades, la vertí con salmuera sobre las papas y las espolvoreé con pimienta negra. Mi mamá llegó a casa del trabajo y quedó atónita con la deliciosa cena. Han pasado casi 30 años, pero incluso ahora a veces separo la salmuera del arenque marinado para una deliciosa cena en recuerdo de aquellos tiempos. © Nelly Nikolaevna Shabalkina / Facebook

Bono

A mis amigos les encanta cómo cocino. Mi esposo admitió recientemente que mi talento culinario es una de las razones por las que se casó conmigo. Y yo simplemente me di cuenta en mi juventud que cualquier plato con crema cocinado en el horno es la clave del éxito. © Oídoporahí / VK

Por supuesto que hay otros platos sencillos y económicos en el mundo que no están en esta lista. Pan con aceite y sal, pescado en salsa de tomate, pasteles con semillas de amapola. ¿Qué platos baratos, pero deliciosos, conoces tú?

Compartir este artículo