9 Pueblos sobre cuyas costumbres no nos contaron en las clases de Geografía

En África hay una tribu que realiza concursos de belleza para hombres. Los participantes utilizan un maquillaje llamativo y se visten de una forma muy bonita. El jurado, compuesto por mujeres, escoge a los mejores. Entre otras cosas, en una región montañosa del Cáucaso vive el pueblo más feliz del mundo.

Es una pena que no nos cuenten todo esto en las clases de Geografía. Pero en Genial.guru nos encanta escribir sobre las curiosas tradiciones de diferentes grupos étnicos.

1. Bororo

Este pueblo vive en África Central y se considera a sí mismo el más hermoso en el mundo. Además, el atractivo es principalmente importante para los hombres. Los bororos incluso tienen una fiesta llamada “Guerewol”, en la cual, jóvenes con un maquillaje llamativo y vestidos con bonitos atuendos con plumas bailan para impresionar a las mujeres de su tribu. El varón perfecto es alto, delgado, con dientes y esclerótica blancos. Y durante la celebración, los participantes se esfuerzan de todas las formas posibles para hacer hincapié en sus cualidades externas.

Al mismo tiempo, los bororos valoran la mesura y modestia. Su moral es bastante estricta. Por ejemplo, durante el día, los esposos no pueden tomarse de la mano ni hablar mutuamente.

2. Ainu

Los ainus son los nativos de las islas japonesas. En la actualidad es poco probable que se distingan físicamente de los japoneses, pero hace 100 años, no se parecían en nada a la mayoría de los habitantes del país del Sol Naciente. Los ainus se caracterizaban por tener rasgos faciales similares a los caucásicos, mucho cabello y bastante vello en el rostro de los hombres. Los primeros investigadores rusos describieron a los representantes de esta etnia como similares a los campesinos rusos de piel oscura e incluso a los gitanos.

3. Maorí

La cultura maorí es una de las más jóvenes en el mundo: los primeros representantes de este pueblo llegaron a Nueva Zelanda en el siglo XIV. Además, los científicos desde entonces no pueden responder con exactitud de dónde es su procedencia. La palabra “maorí” en el idioma de la etnia significa “común” o “normal”. Sin embargo, la apariencia de estas personas hasta hace muy poco no parecía coincidir con nuestra percepción de lo común: los rostros tanto de hombres como de mujeres estaban cubiertos de cicatrices y tatuajes.

Los habitantes originarios de Nueva Zelanda le llaman Tā moko al arte de pintarse el cuerpo con patrones. Esta es una técnica única que consiste en no perforar la piel, tal y como se hace ahora, sino en cortarla. Los tatuajes eran una especie de pasaporte en la tribu maorí: ellos portaban información sobre el estatus social de una persona. Solo las que eran libres podían tenerlos. Los hombres cubrían por completo su rostro (para esto debían depilar la barba), mientras que las mujeres cubrían labios, mentón y parte del cuello. Unos labios completamente negros se consideraban hermosos, y la ausencia de tatuajes se veía extraña ante los ojos de los maoríes.

4. Cajún

Los cajunes son descendientes de los francocanadienses que a mitad del siglo XVIII se asentaron en el sur de Luisiana, en un terreno pantanoso de difícil acceso, en donde residen actualmente. Ellos con gusto realizaban matrimonios con representantes de otros pueblos que vivían en las cercanías. En particular con los criollos, de quienes adoptaron el culto del vudú, el cual sigue siendo popular hasta hoy en día y existe paralelamente al catolicismo.

Una de las tradiciones cajún más conocidas es la celebración del festival “Martes de Carnaval”. Se trata de una gran procesión durante la cual los participantes, con sombreros altos en forma de conos, deben de reunir los ingredientes para elaborar el platillo tradicional de Luisiana: la sopa gumbo. La celebración necesariamente debe de terminar antes de la medianoche.

5. Korowai

Este grupo étnico de papués que vive en Nueva Guinea es conocido por construir sus casas en árboles a 50 metros de altura. Ellos prácticamente siguen viviendo en la Edad de Piedra: no utilizan metal y casi no conocen nada de la agricultura. Hasta 1970, los korowai no habían contactado con nadie, excepto las tribus papúes de alrededor, e incluso ni siquiera sospechaban que en el mundo había otros pueblos.

Anteriormente practicaban el canibalismo. En la actualidad, según las palabras de los antropólogos, se han liberado de este resabio del pasado. Sin embargo, los representantes de este pueblo sostienen activamente el mito de que la tradición aún se conserva para atraer a turistas.

6. Khasi

Este misterioso pueblo vive en el territorio de la India. Los khasis han conservado el matrilinaje: el esposo llega a vivir al territorio de la esposa y los bienes se heredan a la hija menor de la familia. Los matrimonios y divorcios se celebran por acuerdo mutuo y son muy sencillos. Y en caso de terminar la relación, el hombre regresa a la casa de su mamá.

Sin embargo, la estructura social no es la única característica de los khasis. Ellos son conocidos por cultivar puentes de raíces vivas del árbol del caucho. Estiran las raíces flexibles colgantes de esta planta a través del río y al otro lado pueden arrojar andamios de bambú, los cuales son reemplazados por unos nuevos en caso de ser necesario. Mientras el puente esté vivo, estará protegido de la putrefacción. Las raíces del árbol crecen, se fortalecen, se vuelven más gruesas y fuertes, lo que significa que la fiabilidad de la estructura aumenta con el tiempo.

7. Mosuo

Este pueblo que vive en China también se describe como matriarcal. Las dinastías descienden por la línea maternal. En el léxico de los mosuo no existen las palabras “papá” y “celos”, y las mujeres, de acuerdo con algunas observaciones, son físicamente más fuertes que los hombres.

Según algunas investigaciones, los hombres musuo no tienen obligaciones, por lo que descansan todo el día. Sin embargo, esto no es del todo así: ellos tienden a cuidar del ganado, se ocupan de la pesca, arado y también de la lectura de oraciones y sacrificios.

8. Khinalug

Los khinalug son un pueblo que se puede encontrar en las altas montañas de Azerbaiyán. En general, los representantes de esta etnia viven en la aldea Khinalug, a una altura de más de 2 mil metros sobre el nivel del mar. Ellos creen en la leyenda de que precisamente fue ahí donde el arca de Noé se detuvo después del diluvio, lo que significa que son descendientes directos de esta figura. Viven bastante aislados e intentan celebrar matrimonios exclusivamente entre los miembros de su tribu. Además, se consideran el pueblo más feliz del mundo.

9. Akha

Los representantes de este pueblo son familiares de los tibetanos. Ellos viven en el sur de China, al norte de Laos, Tailandia, Myanmar y al este de la India. Las mujeres de la tribu adoran los ostentosos atuendos y le prestan especial atención al tocado en su cabeza, ya que cada uno es único y refleja el estatus social.

Una niña obtiene su tocado (bordado de forma ostentosa con plata, cuentas y pieles) durante su adolescencia, y desde ese momento debe de llevarlo puesto incluso mientras duerme. Gradualmente, las chicas agregan joyas. Como resultado, el peso de esta prenda del guardarropa puede alcanzar unos cuantos kilogramos. En la actualidad, las mujeres utilizan este accesorio en ocasiones especiales o para entretener a los turistas, pero sus mamás y abuelas anteriormente lo llevaban puesto todo el tiempo.

¿Cuál de estos pueblos te causó más interés?

Compartir este artículo