En México se está construyendo la primera comunidad del mundo hecha con impresión 3D, y albergará a 50 familias sin hogar

A pesar de los infinitos intentos por acabar con la pobreza y falta de vivienda en países con tales problemas, este no parece terminar. Sin embargo, hace poco nació una nueva esperanza, innovadora y ecológica. Se trata de la tecnología de impresión en 3D, con la cual un par de organizaciones sin fines de lucro se unieron para darle una nueva función al crear un proyecto ambicioso y lleno de bondad: la construcción de la primera comunidad impresa en 3D del mundo ubicada en México.

Genial.guru quiere compartir contigo este nuevo proyecto que parece ser el inicio de un cambio global en cuanto a la construcción sustentable y el fin de la falta de viviendas. Al final del artículo te encontrarás con un bono sobre los beneficios de esta nueva forma de construcción.

En Tabasco, México, se encuentra la primera comunidad hecha con casas construidas con impresión 3D

La empresa social mexicana Échale junto con New StoryIcon, organizaciones sin fines de lucro que se encargan de construir hogares para personas sin un techo por todo el mundo usando la tecnología de impresión 3D, se unieron para iniciar con un proyecto que promete acabar con la falta de vivienda en México. El proyecto tomó lugar en Tabasco, gracias al apoyo del gobierno local y por la necesidad de los habitantes de la región. Se estima la construcción de unas 50 viviendas para familias en extrema pobreza.

Después de 18 meses de planificación, se instalaron las 2 primeras viviendas

Con esfuerzo, trabajo y planificación, este diciembre se instalaron 2 de las 50 casas planificadas en el estado mexicano para familias nacajuquenses, las cuales solo pagaran un parte del costo total de la vivienda gracias a New Story Charity, que financia la otra parte del costo. Quizás esto parece poco, pero no es así. Para las personas involucradas en este proyecto, lo importante es darles un hogar a quienes no lo tienen, sin importar lo poco o lento que pueda ser el proceso.

Cómo se construyen estas casas y sus beneficios

El tamaño de cada casa es, en promedio, de 54 metros cuadros. Cada muro tarda, aproximadamente, en ser impreso 24 horas. Tienen dos habitaciones, una cocina y un baño. Además, cuentan con un sistema que las protege de posibles desastres naturales como los sismos, para asegurar su durabilidad.

Sin embargo, habrá algunas casas que no serán hechas con la impresora 3D, sino con Ecoblock, una tecnología ecológica con la que se construyen bloques usando un 90% de la tierra de la región con aislamiento térmico y hasta el doble de resistentes que un bloque de concreto, ayudando a su vez la reducción de las emisiones de dióxido de carbono.

Las familias beneficiadas se seleccionan con base en su perfil de necesidad y lugar de vivienda actual

Las familias beneficiadas son seleccionadas con la ayuda de 3 procesos:

  • Primero, se identifican las áreas con mayor necesidad y en problemas.

  • Tras la identificación, se procede a la aplicación de una encuesta a cada familia para conocer mejor sus problemas.

  • Por último, se seleccionan las familias con mayor necesidad.

Al final, también se toman en cuenta situaciones de falta de seguridad, como por ejemplo, el de algunas familias que viven cerca de ríos los cuales durante las lluvias tienden a desbordarse. En cuanto al dinero, como se mencionó anteriormente, las familias pagan un parte del costo total, el cual es de aproximadamente 400 pesos mexicanos al mes, que se pagan en un plazo de 7 años con una tasa de interés de 0 %. La idea de hacerles pagar parte de estas viviendas es crear un sentido de pertenencia y cuidado de la comunidad que se intenta crear.

Bono: beneficios de la impresión 3D en cuanto a la construcción de viviendas

A diferencia de la construcción común, con ladrillos de concreto y otras mezclas con químicos, que es lenta y genera muchos desperdicios, la construcción con la tecnología 3D es mejor porque:

  • No se necesita tanta mano de obra.

  • El concreto usado es accesible, adaptable y eficiente a nivel energético.

  • Las impresiones producen un envolvente térmico el cual sustituye diferentes sistemas del hogar como la cimentación, revestimientos interiores y exteriores, capaz para evitar la humedad y los acabados.

  • Se logra una mayor velocidad de construcción.

  • Se tiene libertad en cuanto a los diseños de la casa.

  • Hay menor cantidad de desperdicios.

¿Crees que la impresión 3D es el futuro de las construcciones? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Imagen de portada Joshua Perez / New Story
Compartir este artículo