Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Una asociación mexicana permite que la gente intercambie su basura inorgánica por alimentos

Con el correr del tiempo, la contaminación en el planeta se vuelve cada vez más crítica. Por fortuna, existen personas comprometidas con hacer lo posible para contribuir de manera positiva en la lucha por cuidar el medio ambiente. Buscando fomentar el hábito ecológico en la sociedad, apoyar a la economía familiar y a las personas de escasos recursos, la asociación Trash For Food recibe residuos inorgánicos a cambio de comida o de productos básicos.

Genial.guru aplaude las acciones que benefician al medio ambiente y, al mismo tiempo, buscan hacer un gran cambio en la sociedad. Por ello, quiere compartir contigo las estrategias que este grupo de personas utiliza para impactar de manera favorable en el planeta.

El inicio de Trash For Food

En 2014, esta asociación civil comenzó a funcionar como un refugio para cientos de personas. Surgió en Monterrey, una de las ciudades más importantes de México, con el propósito de ayudar a la gente con escasos recursos. Para hacerlo posible, se implementó una estrategia innovadora que promueve el reciclaje como una cultura. Gracias a su trabajo, estas personas han logrado reciclar aproximadamente 1 000 toneladas de basura y, además de eso, brindar apoyo médico y oftalmológico a más de 40 adultos mayores anualmente.

Por otro lado, los integrantes de esta organización buscan crear conciencia respecto al reciclaje, desarrollando una responsabilidad ecológica y promoviendo la participación de los ciudadanos en el cuidado del medio ambiente para, al mismo tiempo, brindar apoyo a otros que se encuentran en una situación vulnerable. Para lograrlo, llevan a la práctica valores como la solidaridad, el amor, la humildad, la caridad, la espiritualidad y el trabajo en equipo.

Basura a cambio de comida y productos básicos

Uno de sus proyectos es la “Tienda de canje”, un establecimiento que recibe basura inorgánica como fierros, cartón, PET, cobre y aluminio, entregando a cambio boletos de despensa que las personas pueden intercambiar por productos como aceite, harina, frijoles, leche, papel, cloro, entre otros. Los desechos entregados al lugar son vendidos a empresas recicladoras. Parte de los recursos obtenidos son utilizados para surtir la tienda nuevamente y para sostener el comedor Rosa Blanca, lugar donde, en lugar de recibir productos, la gente puede canjear sus boletos para disfrutar de un plato de comida.

Comedor Rosa Blanca

En este lugar se entregan 4 000 porciones de alimentos cada año. Todas las personas que lo necesitan pueden acudir con una cantidad de basura para cambiarla por un platillo de comida. De esta manera, los residuos que son entregados pueden llegar a convertirse en materia prima para la preparación de alimentos nutritivos llenos de amor y solidaridad, contribuyendo a que la gente que se encuentra en una situación complicada y con una economía escasa tenga la oportunidad de mejorar su realidad social.

Una visión prometedora

Además del reciclaje, la asociación está participando en un proyecto de investigación energética que busca encontrar la manera de revolucionar el modo en el que se trata a la basura en su transformación, con la intención de hacer el menor daño posible y dejar a un lado las técnicas habituales que implican enterrarla o quemarla, métodos que afectan al medio ambiente. A través de sus proyectos desean convertirse en la organización autosustentable más grande a nivel internacional, materializando la esperanza de vida de los grupos más vulnerables de la sociedad. Cualquiera que lo desee tiene la oportunidad de convertirse en un voluntario de la asociación o de realizar donaciones en efectivo o en productos.

¿Qué opinas de esta iniciativa? ¿Crees que llevar adelante esta clase de proyectos es un paso importante para ayudar al medio ambiente? Cuéntanos en los comentarios.