Genial
Genial

10 Historias increíbles de amistad entre personas y animales salvajes

Algunas personas prefieren a los perros, otros a los gatos y alguien prefiere mascotas más exóticas, como caracoles o arañas. Pero hay quienes eligen como amigos a animales salvajes y peligrosos. Esta amistad rompe los límites de la comprensión habitual de las cosas y levanta un poco el velo de nuestra profunda conexión con la naturaleza.

Genial.guru ha recopilado 10 increíbles historias de amistad entre personas y animales salvajes que cambiarán tu forma de ver las cosas y te harán pensar en nuestro lugar en este mundo.

Kevin Richardson y sus amigos: leones, hienas y leopardos

"El encantador de leones", así llaman en todo el mundo al zoólogo Kevin Richardson. Y no es por nada: Kevin puede dormir tranquilamente entre una manada de felinos salvajes, bañarse con ellos en el río y jugar a la pelota. Entre sus amigos podemos encontrar leopardos y hienas.

Detrás de esta increíble amistad hay un trabajo colosal y mucha experiencia. Aunque todos estos animales vivan en condiciones naturales en el territorio del parque "The Kingdom of the White Lion", Kevin conoce a cada uno de ellos desde que eran bebés. Richardson basa su relación con los grandes felinos únicamente en el respeto y la confianza, y ellos lo consideran un miembro de su familia y se comportan con él de forma afectuosa.

Mark Dumas y la osa blanca Agee

Mark Dumas, que vive en Abbotsford (Canadá), es la única persona en el planeta que es amigo de una osa blanca polar.

Agee: este es el nombre de la osa que ha vivido al lado de Mark y su esposa durante más de 18 años. Los científicos todavía están desconcertados acerca de cómo puede ser posible una amistad así, porque este animal es uno de los depredadores más grandes y feroces en la Tierra, ¡inclusive podría volarte la cabeza de un solo golpe!

Mark se dedica a los osos desde hace mucho tiempo. Entre él y Agee hay una conexión invisible única, solo comprensible para ellos, basada en amor y respeto mutuo. ¡Nos da la sensación de que hasta se parecen! Por su parte, la osa solo les permite a Mark y a su esposa acercarse a ella, no es tan amigable con el resto de las personas.

Los Giustozzi y la cerda salvaje Pascalina

Los cónyuges italianos Giustozzi rescataron del bosque a un cerdo salvaje a punto de morir de hambre. Después de un par de años, la jabalí llamada Pascalina se convirtió en una belleza de tamaño impresionante y más de 100 kg de peso.

A pesar de que los cerdos salvajes no son tan inofensivos como parecen, y pueden lesionar e incluso matar a una persona fácilmente, Pascalina ama el afecto y la atención, y se considera otro miembro de la familia Giustozzi. Cuando su dueño Raffaele se relaja en el sofá, ella se sube sobre él y lo presiona suavemente con su tierna trompa.

Irvan y el cocodrilo Kojek

Un día, un habitante de Bogor (Indonesia), Irvan, les compró a unos muchachos locales un pequeño cocodrilo por la suma de 1,5 USD, el cual tenía solo 10 cm de largo. Kojek, nombre que escogió su dueño, vivió en su casa durante 20 años. El reptil creció hasta 2,75 metros de largo y pesaba alrededor de 200 kg.

Irvan y los miembros de su familia jugaban con Kojek y lo cepillaban. El reptil comía unos 2 kg de pescado crudo al día y, debido a su glotonería, varias veces se merendó a los gatos vecinos que entraban imprudentemente al patio de su casa.

El final de la amistad entre las personas y el cocodrilo llegó cuando la administración local se enteró de la mascota inusual de la familia. Los cocodrilos están protegidos por la ley de Indonesia, y está prohibido tenerlos en casa. Kojek fue retirado y trasladado a un parque safari de Bogor.

Los miembros de la familia de Irvan no ocultaron las lágrimas cuando se despidieron de Kojek, ya que tras 20 años de convivencia se habían apegado fuertemente a él. Irvan visita seguido a su amigo en su nuevo hogar al aire libre.

Shaun Ellis y los lobos

Sobre la increíble amistad entre el naturalista británico Shaun Ellis y los lobos se han hecho documentales en Animal Planet ("Living with the Wolfman") y National Geographic ("A Man among Wolves"). Sin embargo, en los albores de su formación como zoólogo profesional, los principales expertos en el área bromean sobre él y lo consideran un fanático excéntrico.

Además de trabajar con los lobos en un centro especializado, Shaun vivió casi 2 años con una manada de lobos salvajes y escribió sobre un libro sobre su increíble experiencia llamado "Aceptado entre los lobos". En él describió todo lo que le sucedió durante su vida junto a los depredadores, a qué debió renunciar, qué le tocó tolerar y qué pruebas tuvo que pasar para ingresar a la familia de esos animales salvajes.

Los Joubert y el hipopótamo Jessica

En el 2000, durante una inundación en Limpopo, una bebé hipopótamo fue arrojada a la orilla de un río, justo al lado de la casa del matrimonio Joubert. El animal no tenía más de 5 horas de nacido y, sin ayuda, simplemente habría muerto.

El guardabosques Tony Joubert y su esposa Shirley, que no tenían hijos, alimentaron a Jessica, y ahora ella tiene 18 años y pesa aproximadamente 1,5 toneladas. Aunque sean herbívoros, los hipopótamos son unos animales muy peligrosos, capaces de matar a una persona fácilmente. Pero en todos estos años, Jessica nunca ha mostrado ninguna clase de agresión hacia las personas. Incluso aleja a los cocodrilos, protegiendo a sus rescatadores cuando los Joubert entran al agua.

Jessica adora el té sudafricano Rooibos, y cada día consume 20 litros del mismo, el cual le prepara Shirley. También ama las batatas. La hipopótamo vive en libertad junto a otros hermanos de su especie, pero acude regularmente a los Joubert para pasar un tiempo con ellos y mirar televisión. Ellos incluso le hicieron un pasaje especial desde el agua hasta la casa.

Jessica es la hipopótamo más famosa del mundo. Se han rodado 105 documentales sobre ella, y sigue siendo una de las principales atracciones de Sudáfrica ya que los turistas la adoran.

Damian Aspinall y el gorila Kwibi

Cuando Kwibi y sus hermanos eran muy pequeños, los cazadores ilegales atraparon a sus padres. Su destino estaba predeterminado: los pequeños ser venderían a zoológicos caseros, donde pasarían muchos años en oscuras jaulas o morirían. Pero los delincuentes fueron capturados por la policía, y los bebés fueron enviados a Inglaterra, al zoológico de Howletts.

El dueño del complejo, Damian Aspinall, se apegó mucho a Kwibi que, para él, era un gorila especial. Damian jugaba mucho con él y lo cuidaba. Cuando el mono creció, él lo llevó a África, a Gabón, y, junto con otros gorilas, fue liberado.

Kwibi vivió en libertad durante 5 años y se convirtió en un adulto, un fuerte macho alfa. Después de ese tiempo, Damian fue a África para visitarlo, pero nadie sabía si el gorila lo reconocería. Su reencuentro fue muy conmovedor: Kwibi se acordó de su amigo de la infancia y fue corriendo a saludarlo.

Los esposos Bridges y el bisonte Wild Thing

Hace muchos años, los cónyuges Ronnie y Sherron Bridges de Texas, tenían una manada de búfalos de medio centenar de ejemplares. Pero cuando él se quedó ciego de un ojo y ya no podía cuidar de ellos, los animales tuvieron que ser vendidos. Los Bridges se quedaron con una sola cría, dándole el apodo de "Cosa salvaje" (Wild Thing).

Wild Thing se convirtió en una verdadera mascota y miembro de la familia. Siempre desayuna en la mesa con sus dueños y le gusta ver películas de acción (debido a las imágenes en movimiento) en su propia habitación. Incluso fue el padrino en la boda de la pareja.

La personalidad del bisonte es completamente afín a su nombre: salvaje y desenfrenado. Pero piensa que Ronnie es el líder, cede ante él y le permite sostener sus cuernos.

Casey Anderson y el oso pardo Brutus

El mejor amigo para Casey Anderson resultó ser... ¡un oso pardo! Casey tomó a Brutus bajo su protección cuando él todavía era muy pequeño. La reserva donde nació el cachorro de oso ya estaba llena, y no había lugar para otro ejemplar. Querían enviar a Brutus a un zoológico, pero Casey no permitió que eso sucediera.

Durante muchos años, Casey y Brutus han mantenido una relación cálida y de confianza. Es increíble lo tierno y afectuoso que puede ser este peligroso depredador de casi 400 kg y 2,4 metros de altura.

Estos amigos se convirtieron en las estrellas del espectáculo de Oprah Winfrey y de su propio programa de televisión, que cuenta con el apoyo de National Geographic. En él, Casey trata de disipar los estereotipos de las personas que piensan que los osos pardos son exclusivamente caníbales asesinos y depredadores sedientos de sangre.

La familia Schoeman y sus guepardos, Vakuu y Skyla

Dos cachorros de guepardo aparecieron en la familia de Kim y Hein Schoeman, de Sudáfrica, sin ninguna planificación. Su madre dio a luz a 4 cachorros en la reserva, pero como normalmente los guepardos pueden asegurar la supervivencia de solo la mitad de la camada, los Schoemans decidieron llevarse a los dos gatitos a casa.

Ser dueños de dos felinos salvajes no era parte de los planes de la familia en absoluto, especialmente porque tenían dos hijos pequeños, un nene de 2 años, Malan, y una bebé, Kayla, de 3 meses. Al principio, los Schoemans intentaron mantener a los guepardos separados de los niños, pero la vida hizo sus propios ajustes.

Cada 2 horas, día y noche, Kim tenía que alimentar a los guepardos, Vakuu y Skyla, y a sus propios hijos. Al final, todo se mezcló. Kim calentaba la leche para la bebé Kayla, y para los gatitos, y los ponía juntos en su cama porque los guepardos también necesitan el calor y el cuidado materno.

Los peligrosos felinos se convirtieron en miembros de la familia y se volvieron muy cercanos a los hijos de los Schoeman. Los guepardos de un año finalmente fueron trasladados a un recinto en el patio trasero del hogar, pero los niños juegan con ellos regularmente. Los padres les enseñaron cómo comportarse para que jugar con los depredadores fuera lo más seguro posible. Aun así, los Schoeman les explican a los niños que pronto tendrán que enviar a Vakuu y a Skyla a una reserva, donde estarán mejor que en su casa.

Nuestros editores quedaron muy conmovidos y encantados con todas las historias, pero en especial con la amistad de los guepardos y los niños, Shaun Ellis y su vida en la manada de lobos, y el "Encantador de Leones". ¿Y a ti, cuál de las increíbles historias te impresionó más?

Genial/Historias/10 Historias increíbles de amistad entre personas y animales salvajes
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos