Genial

10+ Historias que revelan cómo el trabajo de oficina puede hacerte reír tanto como una comedia

El trabajo en la oficina, con frecuencia, está sujeto a reglas estrictas, pero aun así se producen incidentes que se convierten en las anécdotas favoritas del equipo y los empleados creativos incluso encuentran la oportunidad de bromear sobre sus colegas. Frases brillantes soltadas por casualidad, las peticiones memorables de los clientes, entretenimientos inofensivos: todo esto alegra el día a día en el trabajo y hace equipo entre los empleados.

En Genial.guru, siempre tratamos de animarnos mutuamente. Y no solo nos pasa a nosotros, aunque no todos los protagonistas de este artículo lo hicieron a propósito.

Estimado compañero (también conocido como Ladrón de Leche):
Robando la leche ajena del refrigerador no solo empeoras tu karma, sino que también obligas a inventar los planes sofisticados de una venganza. Piénsalo bien antes de que sea muy tarde.

Víctima del Ladrón de Leche.

¡Ha sido el gato! (escrito a mano)

  • Lo más divertido que recuerdo fue con una colección de ropa infantil con estilo marinero. Le mostré al jefe unas 15 a 20 opciones, desde azul claro al marino (para niños) y de coral (para niñas). Él gritó durante un buen rato: “¿Por qué son todos iguales?”. Convocó a una junta y luego sacó sus lentes para personas con daltonismo. © ivan_shurinov / Twitter

  • Nuestro director (56 años) decidió hacerle a su esposa un regalo de cumpleaños y pidió un artículo en Internet en una tienda de productos íntimos, pero dando como dirección de entrega su lugar de trabajo. Llega un mensajero a nuestra oficina y pregunta: “¿Cuál de ustedes es Erizo Ardiente? Acepte y firme el recibo”. Todos nos moríamos de la risa. En fin, nuestro jefe, para no exponer su nombre completo, al registrarse en el sitio web, puso su apodo. Ahora, entre nosotros, lo tratamos solo por este apodo. © Oído por casualidad / VK

  • Trabajaba con libros y artículos de oficina. Pasaba de todo, incluso teníamos nuestro propio grupo en redes sociales donde compartíamos las “perlas” de los clientes. Lo que una vez me calentó la cabeza especialmente fue la pregunta: “¿Tienen artículos de oficina optimistas para un niño que empiece la escuela?”. © sonyawakeup / Twitter

  • Tengo varias personas a mi cargo que se dedican a llamar a los clientes. Hace poco, me fui a una reunión de trabajo de la cual mis subordinados estaban al tanto. Al final, se canceló y volví a la oficina casi una hora antes de lo previsto. Entré en plena batalla: dos empleados usaban sillas de oficina en lugar de caballos y escobas como si fueran lanzas. © rachelyoun / Reddit

MI TESORO
Quien llega primero, se lleva el rotulador.

  • Tenemos un nuevo diseñador. En la cafetería, le pedimos que nos contará cosas sobre sí mismo y lo que le gusta. Y él dijo: “Bueno, me gusta almorzar en silencio”. © Katarina_Morgan / Twitter

  • Una vez, llegué a la oficina cuando mi jefe ya estaba en su despacho, en el séptimo piso. Vi cómo este tenía abierta la ventana y trataba de entablar una amistad con una paloma atrayéndola con una bolsa de maní. No es broma. © MMMLG / Reddit

  • Durante un tiempo, trabajé como asistente de diseñador.
    Mis peticiones favoritas de los clientes:
    — ¿Qué tono de marrón es más masculino?
    — Necesitamos un color orgulloso para la oficina.
    — ¿Podría usted encontrar un armario con la forma de un crucifijo?
    — Tenemos una oficina ascética, por lo que los muebles deben recordar a una cueva.
    — ¿Tienen un blanco oscuro? © Wizard_Severus / Twitter

  • Nuestro exjefe, cada viernes, vestía en la oficina el mismo suéter con pantalón marrón y zapatos. Yo tenía a mi cargo un equipo de 25 a 30 personas y, una vez, me topé con los mismos suéteres que, comprando al por mayor, salían muy económicos. Al siguiente viernes, unas 30 personas estaban en la oficina vestidos con suéteres idénticos. El lunes, el jefe me trajo un regalo. © BloodInMySaltStream / Reddit

  • Trabajo como informático en una oficina de 50+ personas. Ocupamos dos plantas en un centro de negocios de tamaño mediano. El trabajo no es arduo, así que a veces tengo tiempo libre. Entonces, quiero compartirles lo que ideé para divertirme un poco. Fui a una tienda, compré comida para gatos y la coloqué en el refrigerador. Cerca de la cocina tenemos una pizarra. Allí, escribí: “Alimentar al gato dos veces al día, la comida está en el refrigerador”. Media hora después, 10 personas habían pasado por la oficina diciendo “pss-pss”, buscando a un gato inexistente. © ef1m0v / Pikabu

  • Mi compañero de trabajo, una vez, colocó en todas las cabinas del cuarto de baño a personas falsas: zapatos, ropa y caras impresas. A la mañana siguiente, un grupo de empleadas susurraba sobre las personas sin hogar en el baño. Al final, las mujeres obligaron a nuestro director de finanzas a entrar y poner orden. Cuando salió y contó lo que había sucedido, toda la oficina lloró de la risa. © Trashy_southerner / Reddit

Cuéntanos, ¿qué historia del trabajo recuerdas siempre con una sonrisa?

Imagen de portada ef1m0v / Pikabu