Genial
Genial

14 Historias sobre personas que se dedicaron a trabajar con niños y no se arrepintieron ni un poco

Para trabajar con niños, es necesario tener un corazón lleno de paciencia ilimitada y nervios muy resistentes. Y a veces esto no es suficiente, porque los niños son impredecibles y pueden hacer cosas para las que uno no siempre está preparado. Pero afortunadamente, hay muchas personas que saben cómo lidiar con los niños y lo hacen con todo su corazón.

En Genial.guru estamos seguros de que a los educadores, médicos, maestros y a todos los que se han dedicado a trabajar con niños se les debería erigir un monumento mientras están vivos. La colección de historias de hoy es sobre la difícil pero inolvidable vida cotidiana de estas personas.

  • Mi hijo se encontró recientemente con su pediatra. No se habían visto desde que él tenía 12 años, es decir, han pasado 25 años desde su último encuentro. Ella lo llamó por su nombre y apellido. A la pregunta: “¿Cómo se dio cuenta? Yo era un niño, pero ahora ¡soy un hombre con barba!”, respondió: “Los ojos no cambian”. © cyjdfz / Pikabu
  • En la escuela donde trabajo, los maestros salen por la mañana y saludan a los estudiantes justo en la puerta del edificio. Cuando tengo la oportunidad, siempre me uno a ellos. Creo que esta es una excelente manera de comenzar el día. © pipcleaves / Twitter
  • Vivo en la misma zona desde hace 37 años. Hace poco estaba en el autobús y subió una enfermera de nuestra sección de la clínica infantil, jubilada recientemente. Ella nos trató a mi hermano y a mí, y luego mi hermano y yo llevábamos a nuestras hijas a la clínica. Ella subió, me saludó, luego caminó a lo largo del autobús y casi la mitad de la gente que estaba ahí comenzó a saludarla. Y de alguna manera, mi alma se sintió bien. © TheFrostMsk / Pikabu
  • En nuestra escuela, la profesora de geografía escribía cuentos sobre zonas naturales y zonas climáticas, suelos y lagos, etc. Había dos personajes principales en las historias: el niño Augusto y su hermana Agustina. En los textos intentaba, en un formato de aventura, contar todo lo que veían los personajes principales e incluir al máximo la información principal de los párrafos del libro de texto. Todos leían con gusto y siempre estaban listos para las lecciones. De vez en cuando, la maestra daba la tarea: escribir este tipo de historias nosotros mismos, y en este caso, no había nadie que la eludiera. Después de tantos años, recuerdo con cariño a la maestra y le estoy muy agradecido por sus métodos de enseñanza. Me alegraría que el mundo viese una colección de estas historias. © VK / Habitación n.° 6
  • Cuando yo todavía era un niño, mis padres después de emitir expresiones particularmente duras, solían decir: “Pido disculpas por mi francés”. Nunca en mi vida olvidaré ese primer día de la escuela, cuando la profesora nos preguntó si alguien sabía francés... © DocAtCDI / Twitter
  • Antes a menudo me encontraba con la pediatra de mi distrito en la calle. El barrio es viejo y la clínica está a 3 casas de la mía.
    —¡Hola, señora Cristina!
    —¡Hola, Kilo Ochocientos!
    Ese era mi peso al nacer. ¡La última vez que me atendió fue hace 14 años! © Leene / Pikabu
  • En la escuela secundaria, cuando estábamos estudiando un tema nuevo de la historia, el maestro lo abordó de manera creativa. Comparó el orden político histórico con una piedra y luego sacó una piedra de su bolsillo, golpeó con ella la mesa y salió del aula. Después de un rato, regresó con una sonrisa. Un profesor genial, una persona interesante, aunque un poco extraña. © TerribleBison3 / Reddit
  • Todos: “¿Por qué estudiaste para ser maestra de primaria? ¡Los niños te harán llorar con su comportamiento!”.
    Niños: realmente me hacen llorar, pero por el hecho de que casi todos los chicos de la clase vienen corriendo a abrazarme apenas entro. Y un niño me invitó a su cumpleaños. © anima_tua / Twitter
  • Cuando tenía 5 años, decidí que mi maestra era la mejor del mundo y la invité a mi cumpleaños. Y ella fue, ¡e incluso me compró un regalo! Estos recuerdos son tan buenos... Ella era como la señorita Honey, de Matilda© Autor desconocido / Reddit
  • Trabajo como profesor en una escuela de música. Hay una persona que cada vez que la veo, mis órganos se contraen dentro de mí, el sudor comienza a fluir como un arroyo, mi corazón quiere huir a alguna parte. Se trata de una mujer increíblemente escandalosa, la madre de un estudiante. Ella se peleó con todos los profesores en nuestra sala de música, destruyó los nervios de todos, solo quedaba yo. Sorprendentemente, ella nunca discutió conmigo. Y entonces llegó el día. Después de la clase, cuando todos los niños se fueron, lentamente comenzó a acercarse a mí. Paso a paso, cada vez más cerca, mi corazón ya quería saltar por la ventana y correr lejos. Cuando ya estaba a mi lado, me miró directamente a los ojos y dijo: “Señor Carlos, ¿está libre hoy a las 18:00? ¿Le gustaría salir a caminar y tomar un café juntos?”. © VK / Habitación n.° 6
  • Recuerdo que estaba sentado en el aula y de repente entró a la clase la directora, gritó mi nombre, me pidió que juntara mis cosas y que fuera tras ella. Salí y estaba asustado. Yo era un estudiante decente, así que no entendía qué podría haber pasado. Cuando llegamos a la oficina, resultó que solo quería felicitarme por mi cumpleaños, me entregó una caja de bombones y se disculpó por haberme asustado tanto. ¡Así es como nuestros profesores te desean un feliz cumpleaños! © VK / Habitación n.° 6
  • Soy maestra de primaria. Primer día de clases, estaba muy nerviosa. De repente se acercó un niño, me regaló flores y dijo: “¡Feliz cumpleaños!”. ¡La preocupación se desvaneció por sí sola! © VK / Habitación n.° 6
  • Trabajo como maestra de escuela primaria. Les di tarea para la casa a los chicos y pedí que prepararan un trabajo sobre un representante de la clase de los reptiles. Un niño preparó un trabajo sobre el elefante. Le dije que el elefante era un mamífero y que la tarea era sobre reptiles. Le pedí que la volviera a hacer.
    Su madre me escribió un mensaje: “Usted pidió que preparara una tarea sobre un reptil. ¿Tenía que ser sobre uno específico o en general? Ellos son diferentes. Marsupiales, ovíparos, dermápteros. Nosotros lo preparamos sobre el elefante, pero le dijo a mi hijo que estaba mal. ¿Por qué?”.
    Tuve que explicarle el tema de segundo grado: quién pertenece a la clase de los reptiles y quién a la de los mamíferos. ¡Fue una sorpresa para ella! © VK / Habitación n.° 6
  • En tercer grado tuve una maestra maravillosa. El ambiente en mi casa no era muy bueno entonces, y ella se quedaba conmigo en la escuela si yo no quería volver a casa. Me permitía ir a su casa y jugar con su hijo en la consola. Ella me daba de cenar. Recuerdo una vez, cuando todos los padres fueron a buscar a sus hijos, pero nadie me fue a buscar a mí, ella se acercó, extendió la mano y simplemente me ofreció: “¿Vamos a comer palitos de pescado?”. En mi infancia, ella fue una isla de estabilidad. © PresentPolicy / Reddit

¿Cuál es tu recuerdo más vívido de tus maestros o de tus pediatras?

Compartir este artículo