Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Historias de adopción que demuestran que nuestro mundo es un lugar excelente

Millones de niños alrededor del mundo crecen sin uno o ambos padres. Algunas personas toman la decisión de obtener la custodia de un bebé o incluso un adolescente con el fin de adoptarlo. Y no siempre es fácil, pero muchos de estos padres se sienten felices de poder darle una oportunidad a alguien para que tenga una mejor vida.

Genial.guru está convencido de que cada niño tiene derecho a tener una familia cariñosa, que le brinde amor y pueda ayudarlo a tener un buen futuro. Es por eso por lo que quiere compartir contigo algunas historias de personas que se atrevieron a adoptar, las cuales demuestran nuevamente que nuestro mundo está lleno de bondad.

  • Esta historia me la contó mi mamá, y a ella se la contó su abuela, la cual trabajó durante toda su vida como maestra en una pequeña ciudad. Había una familia que de ninguna manera podía concebir un hijo. La pareja intentó de todo, pero al final se rindió y decidió adoptar de un orfanato. Buscaron a un niño que había sido abandonado por la hija de un hombre influyente y lo adaptaron. En cuanto la esposa comenzó a cuidar del bebé, ella se embarazó. Pronto tuvieron otro niño. Ambos estudiaron en el grupo de mi abuela y la diferencia entre ellos, tanto en carácter como en el aspecto físico, era muy notable: uno era rubio, estudiaba muy bien y no se peleaba. El otro, su hijo biológico, era un travieso pelirrojo que estudiaba mal y era mal portado. A veces, el padre, al ir a buscar a los niños y al enterarse de que su hijo había hecho algo malo otra vez, decía bromeando: “Este pelirrojo no es mío, lo adoptamos. ¡Pero el rubio seguramente es mío!”.

  • Adoptamos a nuestra hija mayor cuando tenía 10 años. Para ese momento, ella había pasado la mayor parte de su vida “viajando” entre casas y orfanatos. Su madre biológica decidió que debía liberar a su niña por su bien. Cuando conocimos a esta pequeña, tomamos la decisión de que ella tenía que formar parte de nuestra familia. Pasaron 16 años. No siempre fue fácil, y tuvimos que trabajar con un psicólogo. ¡Pero queremos tanto a nuestra hija! Ella es muy inteligente y talentosa. Ya terminó una maestría, y va a casarse con un buen hombre. Estoy orgullosa de ser su mamá. © jbarinsd / Reddit
  • Entrenaba a un equipo de fútbol, y allí había un niño de 13 años. Mi esposa y yo solíamos observarlo, y llegamos a la conclusión de que sus cuidadores eran malas personas. Le propusimos al pequeño vivir con nosotros. Desde aquel entonces, ya pasaron 9 años. Esta decisión fue difícil de tomar, pero yo, sin duda, lo adoptaría de nuevo. Aunque mi esposa y yo éramos jóvenes (24 y 27 años), para nosotros fue bastante fácil. Un trabajador social nos ayudó con todo. Ahora, nuestro hijo adoptivo tiene 22 años, pronto terminará la universidad y quiere trabajar en la policía. © julesbravo / Reddit

  • Un día, al estar en la comisión de la escuela, hablé con una familia que adoptó a una niña de 3 años. Estos padres tenían dos hijos biológicos: dos niños de 10 y 12 años. Sin embargo, querían tener una hija, pero los doctores les prohibieron concebir por su estado de salud. Antes de adoptar, los padres lo discutieron en una reunión familiar, prestándole atención especial a la opinión de los niños. En el momento de su visita, la niña tenía 6 años. En mi opinión, no todos los hijos biológicos viven en tales condiciones. Una recámara separada con todo lo que te guste: muebles, ropa y juguetes por todo lo alto. La mamá contó que, al principio, sus hijos perseguían a la niña como si fueran sus sombras y, si alguien la ofendía, se acercaban de inmediato. Ahora siguen cuidándola, tratan de darle cosas deliciosas o regalarle objetos, y nunca rechazan jugar con ella. No es caprichosa, ayuda en la casa y les hace caso a sus padres.

  • Mi hijo adoptivo tiene casi 10 años, y hace poco se trasladó a mi casa. Fue difícil tomar la decisión de adoptar, pero hay tantos niños que necesitan una familia. Lo más importante es ser honesto contigo mismo. Tienes que entender claramente si lo soportarás o no para después no abandonar al niño, porque, si lo haces, lo traumarás más. Se burlaban de mi hijo y esto lo afectó: se enfurecía y tiraba las cosas. Pero ahora tenemos un pequeño mantra: “siempre juntos, incluso cuando la situación sea triste y complicada”. © camilouwhooo / Reddit

  • 2006. Una vez, después del trabajo, pasé por el centro comercial por unas cosas. Cuando fui a la salida, una madre joven con una pequeña niña atrajo mi atención. La mujer estaba de mal humor: “¿Qué necesitas?”. La niña respondió: “Quiero comer.” Ella estaba vestida de forma muy modesta y tristemente hablaba sin ser caprichosa. La madre enloqueció. Le gritó y le dijo que ella había echado a perder su vida y se fue. La pequeña se sentó en una banca y se puso a llorar. Sentía lástima por ella, pero tenía dudas sobre si valía la pena intervenir o no. Pasaron 20 minutos y ya no podía esperar más, así que llamé a la policía. Sin embargo, sentí que esa historia no terminaría allí. Yo me quedé para observar el futuro de la niña.
    2008. Mi esposa y yo por fin adoptamos a Daniela. Ella tiene 8 años y va en segundo grado de primaria. Antes de esto hubo muchos trámites burocráticos y ella tuvo que vivir en un orfanato. Pero nosotros regularmente la visitábamos, y les llevábamos regalos a ella y a otros niños. Algunos de mis conocidos no aceptaron la adopción.
    2015. Ahora tiene 15 años. ¡Qué rápido vuela el tiempo! Frecuentemente me preguntan si me arrepiento de haberla adoptado. Nunca, y jamás lo haré.

  • Desde hace tiempo, mi esposo y yo queremos ser padres adoptivos. Yo soy pediatra, y él, marinero. Teníamos dudas, ya que estábamos lejos de ser personas ideales. Pero un día, al estar sentados en la playa y observar a mis hijos, vi que cerca de mí pasó un grupo de niños desde 1 hasta 17 años. Durante varias veces intenté contarlos, pero fue muy complicado. Por eso decidí dirigirme a ellos. Su mamá valientemente intentaba meter en el agua a un niño de un año. Lo hacía a la perfección. Amablemente me dio al bebé y me dijo que lo pusiera en la orilla. Posteriormente le pregunté por qué tenía una familia tan grande. Resultó que tenía 11 hijos: 4 propios y el resto adoptados. La madre inmediatamente me advirtió que sería difícil, que me dolería la cabeza, pero que realmente valdría la pena. Porque si no lo haces tú, ¿quién lo hará? Simplemente era una familia. Todos estaban vestidos con buenos trajes de baño, bien alimentados y con un rostro feliz. Ahora sé completamente que, si yo no lo hago, puede que nadie lo haga.
  • Para algunas personas, tener un hijo adoptivo es la única oportunidad de criar a un bebé, y yo entiendo por qué todos quieren adoptar a niños pequeños. Pero es un hecho desgarrador, ya que hay niños más grandes que quedan sin familia y, a los 18 años, pierden su pilar. Mi esposa y yo adoptamos a un adolescente de 16 años hace más de un año. © bfarrgaynor / Reddit

  • Mi esposo y yo inesperadamente adoptamos a una niña de 17 años. Ella consumía estupefacientes y, en general, su vida iba cuesta abajo. Le dimos un lugar lleno de amor y cariño. Le ayudamos con la rehabilitación, recuperación y terapias. Ahora todo está bien. © SurpriseThere1 / Reddit

  • Cuatro meses después de nuestra boda, mi esposa y yo adoptamos a una chica de 17 años. En ese entonces teníamos 24 y 27 años. Después de dos años estamos felices de haber tomado esa decisión. Pasamos por muchas cosas con ella: obtención de su licencia de conducir, apertura de cuenta bancaria, inscripción en la universidad, la muerte de sus padres biológicos y problemas con su salud. Pero todo valió la pena cada minuto y cada dólar que gastamos. Ahora tenemos una hija, y nosotros cambiamos cómo se verá su vida y la de sus futuras generaciones. © ThisIsNowAUsername / Reddit

¿Conoces alguna otra historia que podríamos agregar a esta recopilación? ¿Qué opinas sobre la adopción?