Genial

16 Incidentes embarazosos durante una entrevista de trabajo, tras los cuales preguntarás: “¿Qué era eso?”

7-26
17k

Las redes sociales están repletas de multitud de historias sobre cómo los candidatos a un empleo, llenos de optimismo, se apresuran a llegar a la hora señalada a la oficina de la compañía. Allí los especialistas en Recursos Humanos les realizan pruebas extrañas, les piden que les vendan un bolígrafo y les formulan preguntas, cuanto menos, incómodas. Los empleados del departamento de personal no se quedan atrás y también comparten historias sobre “solicitantes” extravagantes.

Genial.guru cree que una entrevista que no marchó según lo previsto puede acabar con éxito. Por eso, uno siempre debe mantenerse positivo y estar preparado para lo inesperado.

Historias compartidas por los solicitantes de empleo

  • Una vez acudí a una entrevista con una compañía, ubicada en un edificio con varias empresas que trabajaban en el mismo sector. Entré en la oficina equivocada y conseguí convencer a todos de que tenía programada una entrevista, aunque no tenían ninguna nota al respecto. Finalmente, conseguí el trabajo. Me di cuenta de mi error solo cuando, unas horas más tarde, me llamaron de la oficina de la empresa a la que debía ir y me preguntaron por qué no asistí a la entrevista. © shake_a / Reddit

  • Hace 2 años, mientras buscaba trabajo, me llamaron para hacerme una entrevista en una empresa bien conocida en toda la región.
    La empleada de Recursos Humanos, al hacerme un par de preguntas típicas, me miró con insinuación y me dijo:
    — Catalina, está embarazada.
    ¿Cómo? No estaba en estado, tengo un físico normal, sin una barriga abultada, pechos prominentes ni otras señales de “embarazo”.
    — No— respondí — no estoy embarazada ni lo planifico para los próximos 2-3 años.
    — No me ha entendido. No le estoy preguntando, lo estoy afirmando. Si no es ahora, en los próximos meses seguramente estará usted embarazada. Lo siento, no estamos dispuestos a contratar a una empleada embarazada.
    — Pero...
    — Hasta luego.
    Y se fue. No conseguí trabajo en esta empresa. Además, tampoco encajaba con ellos: todavía no tengo el título de futuróloga. © kat3rina / Pikabu

  • Entré en la habitación y vi una foto de un lindo perro colgada en la pared. La entrevistadora dejó caer una lágrima y comenzó a contarme lo mucho que quería a este perro. Pensé que el perro había muerto o algo por el estilo, por lo que sentí mucha compasión. Al final, hablamos de las mascotas y conseguí el trabajo sin siquiera enterarme de lo que tenía hacer. Resultó que el perro estaba vivo y bien. Nunca entendí qué fue eso. © Brandy_Alexander / Reddit

  • Iba con prisa a una entrevista. Me apresuraba a toda velocidad, casi corriendo, de repente vi, a la par conmigo, a un hombre. Ibamos igualados, pero en los últimos metros antes de llegar a la puerta lo adelanté y al mismo tiempo me detuve sujetándole la puerta. En la entrevista, superé la conversación con Recursos Humanos, me quedaba hablar con mi futuro jefe. Entré en el despacho y ahí estaba ese mismo hombre. A la de Personal no le dio tiempo a cerrar la puerta cuando este gritó: “¡Aceptado, tramítenlo!” Y me dice: “¿Para qué entrevistarte? Yo ya lo veo: educado, puntual y responsable”. © Vipman84 / Pikabu

  • Una vez, terminé una entrevista telefónica con un entrevistador con las siguientes palabras: “Te quiero, ciao ciao”. Me di cuenta de mi error solo tras colgar. © taperj / Reddit

  • Me reúno con el jefe: relleno el cuestionario, entrego mis recomendaciones y hablo sobre mí mismo, dicendo que la oferta me conviene. Entonces, el jefe dice: "Oye, te tengo que dar una mala noticia: no eres apto para nosotros. Sí, una empleada en Moscú vio tu currículum, lo bueno que eres... Te dieron una recomendación como si fueras un santo. No fumas, no bebes, lees libros, no tienes préstamos. Y aquí trabajan borrachos, gente con deudas y los que pagan una pensión alimenticia. Así que si te contrato aquí, aguantarás de 2 a 3 meses y luego dirás por qué trabajo con toda esta chusma. Lo siento, chico, que tuviste que venir a las afueras de la ciudad y hacerte perder el tiempo. © AlexFedotow / Pikabu

  • Al final de una larga entrevista, mi futura jefa me preguntó por mi signo del zodiaco y por mi cumpleaños. Cuando le respondí, se llevó la mano a la boca y salió corriendo de la habitación. Fue una entrevista en grupo, todo parecía muy extraño, y pregunté a otros entrevistadores si sabían lo que estaba sucediendo. Resultó que los empleadores no podían decidirse entre otro candidato y yo. En esta oficina, había muchos Escorpio, había tantos que se convirtió en tema de largas bromas. Mi signo del zodiaco es precisamente Escorpio. Y también resultó que mi futura jefa y yo, celebramos nuestro cumpleaños el mismo día. Esto fue percibido como una señal del destino, por eso ella salió corriendo de la sala para aprobar mi candidatura. © thedollsquad / Reddit

  • En medio de una entrevista, el especialista en Recursos Humanos decidió que sería interesante jugar a un juego de rol. Comenzó a comportarse como si sufriera de problemas mentales, llamándome “monstruo excéntrico de cuatro ojos”. © qwerty__91 / Reddit

  • Iba a una entrevista y, cuando salía por la puerta, mi hija, que entonces tenía 4 años, se apresuró hacia mí, diciendo: “¡Papá, llévatelo para que te dé buena suerte!” Y me entregó una pequeña vaca de plástico. Abracé a mi hija con fuerza y ​​salí corriendo, esperando no llegar tarde. Entonces, estaba sentado frente a la vicepresidenta de Personal, una mujer de mediana edad con un traje conservador diciendo: “Oí sobre usted solo cosas buenas del equipo de entrevistadores. Pareces un hombre serio, pero de vez en cuando aquí todos se vuelven un poco locos. ¿Cómo puedo saber que podrás hacer frente a esto?” Sin pensármelo dos veces, solté: “¡Tengo una vaca en mi bolsillo!” Se produjo un momento de silencio muy incómodo y ya estaba convencido de que simplemente había fracasado con la entrevista, pero encontré la vaca en mi bolsillo y la puse sobre la mesa. Pasaron unos segundos más antes de que la mujer se riera. Conseguí el trabajo. © Richard Waddington / Quora

  • Hace muchos años, cuando todavía no tenía nada que escribir en mi currículum, tenía que decorarlo con “agua”, por ejemplo, una larga lista de mis habilidades y cualidades personales. He copiado de algún currículum: resistencia al estrés, iniciativa propia, diligencia, buena memoria, bla, bla, bla. Me invitaron a una entrevista. Me reuní con Recursos Humanos y el director, nos sentamos y conversamos. Director: “Aquí pone que tiene buena memoria. ¿Cuál es mi nombre?” Yo: “Andrés”. Él: “No, Sergio”. Yo: “Mmm, bueno, entonces tachemos lo de la memoria”. Nos reímos, obtuve el puesto y me llevé trabajando allí durante varios años. © Lagavulin / Pikabu

  • La mujer que debía realizar la entrevista se acercó para estrecharme la mano y yo pensé que me estaba mostrando el lugar donde tenía que sentarme. Así que me alejé de ella, me senté y vi que aún seguía en el mismo sitio con su mano extendida. Por supuesto, no me dieron el puesto. © THE_JMK / Reddit

  • La entrevista comenzó a las 12 del mediodía. Para las 20:00, comenzó la última ronda: una entrevista con RRHH. ¡Estaba agotado y terriblemente hambriento! El entrevistador reflexionaba sobre la ética y los valores de la empresa y luego me hizo la pregunta que más odiaba: “Entonces, ¿por qué debemos elegirle, precisamente, a usted?” Perdí los estribos y dejé de luchar contra mis instintos. Extendí la mano, agarré la galleta que estaba delante del entrevistador y empecé a comérmela. Más tarde, tomé un vaso entero de jugo. Eso me mantuvo ocupado durante un minuto y medio, aproximadamente. Luego lo miré a los ojos y le dije: “Bueno, tiene que contratarme porque soy un cazador. Si veo algo que me gusta, voy por ello. Quise la galleta y la conseguí”. Sí, funcionó. Fui el único a quien eligieron. © Akshay Kanth / Quora

  • Mi amigo tuvo una entrevista perfecta. Todo salió bien, contestó a las preguntas. Después de que la entrevista concluyera, estrechó la mano de sus entrevistadores y fue a la salida. Pero por los nervios, entró por la puerta, pero la del armario. Estaba tan avergonzado que la cerró y se quedó allí. Cuanto más tiempo permanecía en el armario, más difícil le resultaba salir. Los entrevistadores, naturalmente, sabían que estaba allí. Permaneció 20 minutos hasta que todos salieron de la habitación y solo entonces se fue tímidamente. Consiguió el empleo. © thunder_marbles / Reddit

Historias del día a día del Departamento de Recursos Humanos

  • En mi empresa había una vacante para una asistente de oficina. Llamé a una candidata y le solicité una entrevista. Cuando le pregunté: “¿Qué tal?”, ella me dijo que era una pregunta inapropiada, demasiado personal. Por lo tanto, pasé a otras preguntas estándares del tipo “Hábleme de usted...” y así sucesivamente, a todas recibí la misma respuesta. Cuando traté de concluir la entrevista, ella dijo que no le había dado una oportunidad. © Katie Perez / Reddit

  • Un joven llegó a la entrevista en bicicleta, estaba sudando, completamente empapado. Luego, durante la entrevista, de repente, me guiñó un ojo. Lo ignoré, pero volvió a hacerlo. ¿Quién demonios actúa así? Terminé la entrevista, le di la mano y le dije: “Tenemos otros candidatos para la entrevista, bla, bla, bla”, a lo que él respondió: “¡Gracias, querido, llámame!” © distlethwaite / Reddit

  • Entrevistaba a un candidato para el puesto de especialista técnico en el campo de las telecomunicaciones. El hombre apareció, escuchando su iPod, vestido con jeans y una camiseta con una inscripción vulgar. Fue una entrevista loca, al final de la cual le pregunté si tenía alguna pregunta para mí. Él, entonces, me dijo: “¿Cuál es el sentido de la vida?” No consiguió el empleo. © genawesome / Reddit

¿Y en tu vida se produjeron entrevistas de trabajo con preguntas incómodas y tareas extrañas? Comparte tu experiencia en los comentarios.

Imagen de portada © thedollsquad / reddit
7-26
17k