Genial
Genial

16 Usuarios que no sabían que su amigo era más acaudalado que Rico McPato

En las películas solemos ver a los millonarios luciendo atuendos despampanantes y manejando carros que son el último grito de la exclusividad. Sin embargo, en la vida real, muchas personas con dinero optan por ocultar su situación financiera. Algunos eligen transportarse en camión y otros prefieren comprar bolsos de la tienda de un dólar en lugar de ir a Louis Vuitton. Por ello, a veces ni siquiera sus amistades se dan cuentan de que, en realidad, tienen más dinero que el señor Monopoly y el Tío Rico.

  • Cuando estaba en la universidad, me hice amigo de un estudiante que venía de Asia, pero él pasaba más tiempo en el billar que en clase. De vez en cuando le faltaba dinero y yo le prestaba, pues pensaba que su familia hacía lo posible para apoyarlo con sus estudios en el extranjero.
    Años después de que terminamos la universidad, hice una escala en su ciudad y le propuse que nos viéramos, me dijo que un coche pasaría por mí al hotel. Me recogieron dos hombres corpulentos y me llevaron a una torre de departamentos. Ahí me esperaba una suite con un mayordomo en el penthouse. Mi amigo llegó poco después. Resulta que su padre le había estado regalando una torre de apartamentos en sus cumpleaños y ahora tenía varias en la ciudad. Su papá vino a verme y dijo que había frustrado sus planes de tener a su hijo con poco dinero con la esperanza de que no le alcanzara para nada más que para estudiar. © Michel Hedley / Quora
  • Cuando era joven pertenecía a una congregación judía muy pequeña. Entre los feligreses había un hombre mayor. Tenía una barba larga, cabello despeinado y vestía ropa que parecía haber salido de una tienda de segunda mano. El rabino solía invitar a comer a su casa a varias personas y él siempre iba. Cuando me iba a casar, les entregué invitaciones a todas las personas de la congregación. Como la boda sería en una ciudad a seis horas de distancia, no sabía si invitar a ese señor, pues no quería que pensara que lo estaba invitando a una boda a la que obviamente no podía ir solo para que me diera un regalo. Le pedí consejo al rabino y se empezó a reír. Me explicó que ese hombre era un multimillonario cuyas contribuciones apoyaban a la congregación y que habían pagado la mayoría de las comidas a las que se había invitado a la gente a lo largo de los años. © Jonathan Preiser / Quora
  • Cuando estaba en la preparatoria, había una chica popular en mi clase, era muy querida y con los pies en la tierra. No tenía auto, nunca usaba nada caro e íbamos a una escuela pública. Al final del último año, organizó una “pequeña reunión” en su casa para toda la clase, por lo que pensé que haría una parrillada. El día de la reunión, mis padres me llevaron a su casa y cuando entramos a la propiedad, vimos un campo enorme con caballos y establos. De repente, llegamos a su mansión, que parecía el castillo de los Tudor. Tenía más de 20 habitaciones. Más tarde, nos enteramos de que su padre había heredado su fortuna y que era vendedor de arte. © Pablo Djankowicz Ruizinowitz / Quora
  • Estaba en el estacionamiento de Walmart cuando vi una casa rodante idéntica a la mía. En eso, el dueño se acercó y le expliqué que tenía el mismo modelo y que estaba teniendo algunos problemas mecánicos. Nos llevamos bien, así que intercambiamos correos electrónicos y seguimos en contacto. Empezamos a acampar juntos un par de veces al año. Nuestras autocaravanas eran viejas, mi amigo recortaba cupones y compraba en tiendas de segunda mano. Años después, hubo un terremoto y se tuvo que ir temprano para revisar “los autos”. Resulta que tenía una colección de autos y que había sido el director ejecutivo de una empresa de tecnología de Silicon Valley. © John Berg / Quora
  • Imagina conocer a un chico en la universidad. Apenas tienen qué comer y trabajan a tiempo parcial para pagar las cuentas. Luego comienza a quejarse de los préstamos estudiantiles y, con suerte, su salario será suficiente para pagarlos después de graduarse. Pasan 8 años, ahora solo se ven cuando van a tomar café una vez a la semana, y en su cumpleaños número treinta te pide que salgan juntos, pero él quiere pasar por ti. Sales a esperarlo durante media hora y no puedes encontrar su Toyota Corolla, solo ves un BMW estacionado al otro lado de la calle. Entonces finalmente escuchas que te grita desde el BMW. Le preguntas si su prometida le dejó gastar sus ahorros, pero solo responde: “Tengo treinta, ya tengo acceso a mi fideicomiso”. © Davidson Julot / Quora
  • Conocí a una chica, que posiblemente era mi pareja perfecta. Ella no era de mi ciudad. Lo pasamos genial y estaba encantado porque regresaría en dos semanas. Sorprendentemente, rechazó mi oferta de recogerla en el aeropuerto. La vi unas cuantas veces más y finalmente le pregunté por qué rechazaba mis ofertas de recogerla o dejarla en cualquiera de los aeropuertos que estaban a una hora de distancia. Me explicó que no volaba a La Guardia, Kennedy o Newark, pero que tenía un Learjet que aterrizaba en un aeropuerto privado cercano. © Steven Krue / Quora
  • Una amiga usa camisetas de Kmart y bolsos que puedes conseguir en la tienda de un dólar. Un día, cuando le pregunté por su trabajo, me dijo que todavía no había conseguido, en ese entonces tenía 27 años. Así que le pregunté cómo pagaba sus cosas y dijo: “Simplemente tengo dinero”. En ese momento no lo capté. Tiempo después, llegó con un carro nuevo y pensé que ella se lo había comprado. “Ah, era de mi tía. No le gustó, así que me lo dio. Dijo que es muy pequeño”, explicó. No lo capté, a pesar de que dijo que no tendría que pagárselo a su tía. Me di cuenta de que era rica recién cuando un día, mientras estaba en internet, vi un anuncio de un complejo comercial llamado “Jape” y vi que quien lo publicó tenía el mismo apellido que el nombre del lugar. Entré a su perfil y vi que era amigo mutuo de mi amiga, quien también se apellida así. Entonces me di cuenta de que su familia es dueña de todo el sitio y de que son muy ricos. © Sorfinah Mariffin / Quora
  • Fui a visitar a un amigo en Silicon Valley. Sé que es dueño de empresas, pero no sabía dónde vivía. Me dio una dirección con instrucciones específicas de cómo llegar. “Kurt, no te preocupes, tengo mi GPS”, le dije con confianza. Cuando me acerqué a su vecindario en las montañas, comencé a entender lo que realmente quería decir. Su barrio está fuera de Google Maps. Fue entonces cuando supe que mi amigo es un tipo rico vestido de civil. © Chang Liu / Quora
  • Tengo una amiga de la universidad que es superrica. La conocí en mi segundo año de ingeniería, sabía que tenía dinero, pero no que tenía tanto. La riqueza también tiene varios niveles. Un día, vi que subió una foto a Facebook, y estaba en Nueva Delhi. Yo también estaba ahí y, por lo tanto, le envié un mensaje. Fue entonces cuando supe lo rica que era. Se estaba aburriendo en casa, ya que era fin de semana y no tenía nada mejor que hacer. Así que compró un boleto de avión, voló a Nueva Delhi, se encontró con un amigo suyo, hizo algunas compras, cenó en un hotel de cinco estrellas y voló de regreso a su ciudad en la India esa misma noche. © Shaunak Bhattacharjeee / Quora
  • Estuve aprendiendo francés en Francia durante un verano, y compartía un pequeño dormitorio con un adolescente agradable y con los pies en la tierra. Nunca dio ninguna pista de quién era. Un fin de semana me preguntó si quería ir con él a comer a Cannes y acepté. Tomamos un camión y entramos a uno de los hoteles más caros por la entrada del personal, y todo el mundo lo saludaba. Luego, nos dirigimos a una de las habitaciones donde se hospedaba su tío, pues su familia tenía un piso entero para pasar el verano. Resultó que su abuelo era el rey de Catar y que eran los dueños del hotel. Después del almuerzo caminamos de regreso al dormitorio escolar. © Steven JJJ / Quora
  • Un compañero de trabajo fue admitido a una maestría en Administración y Dirección de Empresas. Por lo tanto, ya no iba a trabajar con nosotros, así que le hicimos una fiesta de despedida en la cafetería de la oficina. Al día siguiente, invitó a todo el equipo a comer a su casa. Era un tipo sencillo y muy servicial, por lo que todos se presentaron. Nos quedamos atónitos cuando entramos a su mansión. Tenía tres autos Audi estacionados afuera, rebosaba lujo. La sala de estar en sí era casi tan grande como el dormitorio, la sala y la cocina que yo compartía. Estuve en estado de shock la mayor parte del tiempo. Fue muy enriquecedor haber trabajado con alguien que eligió tomar un camión para ir al trabajo todos los días cuando podía conducir un sedán, y que prefirió ser definido por sus cualidades y no por el dinero de su padre. © Sw****ka Dutt / Quora
  • Mi mejor amigo me regaló una pirámide de chocolate Ferrero Rocher el día de nuestra graduación de la primaria. Para empezar, mi familia es pobre, hasta el punto de que no podemos comer 2 o 3 comidas al día todos los días. Y aunque mi mejor amigo siempre vestía de una forma muy sencilla, conforme pasó el tiempo empecé a notar cuánto dinero gastaba cuando salíamos. Por ejemplo, en el supermercado yo intentaba no exceder los dos dólares y él gastaba 30 dólares en botanas. Un día le pregunté cómo sus padres le daban tanto dinero para gastar todos los días y dijo: “Pido más cuando se me acaba y me lo dan”. Entonces le pregunté qué hacían sus padres, y me explicó: “Mi papá no hace nada. Él renta departamentos. Y mi mamá es maestra”. Su padre tiene propiedades y viene de una familia muy rica. Luego me invitó a su casa por primera vez; era una mansión vintage, había autos de lujo estacionados en el garaje y muchas habitaciones sin usar. © Noor — / Quora
  • Una amiga siempre vestía modestamente y lucía un peinado desordenado. Un día, un miembro del personal del comedor universitario tuvo un problema médico, necesitaba una operación menor por un percance que había tenido en la cocina, pero el dinero era un problema. Queríamos ayudar, pero todos pertenecíamos a familias de clase media y no podíamos conseguir todo el dinero por nuestra cuenta. Así que decidimos que cada uno contribuiría con una cantidad fija y recaudaría fondos, pero muchos estudiantes no quisieron en el último momento. Mientras nos rascábamos la cabeza evaluando las opciones, nuestra amiga nos tranquilizó diciendo que ella pagaría lo que faltaba. Pensamos que estaba bromeando, pero llamó a su padre y después nos informó que le daría un cheque al día siguiente. Resulta que provenía de una familia adinerada y podía permitirse el lujo de financiar todo el tratamiento por su cuenta, pero no quería que pareciera que estaba presumiendo. Era difícil creer que la chica que sabía de memoria los horarios de los trenes locales pertenecía a una familia rica. © Rachna Seth / Quora
  • Estaba trabajando como asistente legal temporal en un bufete jurídico. Mi amigo y yo empezamos a trabajar el mismo día. Teníamos que acomodar 40 000 documentos en orden alfabético, lo cual nos tomó dos semanas trabajando de 8 a 9 horas al día, en las cuales él y yo platicábamos para que el tiempo pasara más rápido. Un día, seis semanas después, estaba contándole que había ido con un elegante distribuidor de relojes y pedí que reemplazaran la batería de mi reloj. Mientras estaba allí, entró otro cliente que necesitaba un nuevo broche para su Rolex. El costo solo por el reemplazo fue de 800 dólares. Mi amigo se quitó el reloj que llevaba puesto y me lo pasó, diciendo: “¿Se parecía en algo a este?”. Era un Rolex de 40 000 dólares. Él tenía 23 años, ganaba 18 dólares la hora. Resulta que su familia era muy rica y él algún día heredaría el negocio familiar. © Peter Morscheck / Quora
  • Un amigo y yo estábamos cavando zanjas para drenar el agua del proyecto universitario en el que estábamos ayudando. Estábamos cubiertos de lodo. Su novia pasó a recogernos en un Rolls-Royce. Tom insistió en que nos subiéramos, con lodo y todo. Pregunté por el coche y él se rio y dijo: “Es mío. Mi auto deportivo para el trabajo está en la tienda”. Resultó ser el propietario de una empresa de construcción. © Jimmie Turner / Quora
  • Cuando estaba en la preparatoria, tuve un compañero de clase extranjero. Nos unimos a la misma clase de ingeniería civil y, un día, se abrió un concurso de fabricación de gabinetes entre las escuelas del país. Mi escuela eligió a dos representantes, que resultamos ser él y yo. El primer día de práctica con el maestro, fuimos a la ferretería a comprar algunas cosas. Como llegamos antes de que abriera, nos quedamos en el carro. Mientras esperábamos, el profesor nos empezó a preguntar por nuestras familias y dónde vivíamos. Resultó ser que mi compañero vivía en un conocido fraccionamiento donde habitan las personas más ricas de la ciudad. Mi compañero nos contó que su tío había ganado casi dos millones de dólares en la lotería y que su tío ya era increíblemente rico antes de ganarla. Incluso dijo que le daba alrededor de 100 dólares para gastar todos los días. © Frank Oaferina / Quora
Imagen de portada Michel Hedley / Quora
Genial/Historias/16 Usuarios que no sabían que su amigo era más acaudalado que Rico McPato
Compartir este artículo