Genial
Genial

18+ Personas que se esforzaron mucho para hacer una comida exquisita, pero algo no salió según lo planeado

No solo los que se están acostumbrando a cocinar pueden cometer errores, los que ya están familiarizados con la cocina también se equivocan. Y cuando las cosas no salen según lo planeado, casi cualquier cosa puede pasar. Confundir los ingredientes, arrojar automáticamente un delicioso caldo al fregadero, malinterpretar una nueva receta: y es apenas el comienzo de la lista de cosas en las que uno puede fallar.

En Genial.guru creemos que solo aquellos que no hacen nada viven sin cometer errores. Por eso, en la red encontramos historias interesantes de personas que narraron sus fiascos con humor.

  • Una mañana de fin de semana, mi esposo y yo estábamos preparando unos huevos revueltos especiales con pan tostado y tocino según la receta de Gordon Ramsay. Había que freír los huevos con mucho cuidado, revolviendo constantemente, luego sazonar, agregar cebollas verdes, crema agria o yogur natural. Habría sido un gran platillo si no hubiéramos usado yogur de vainilla en lugar del natural. © Loaf_**** / Reddit
  • Decidí hornear galletas. Saqué una receta, mezclé los ingredientes, terminé de hornear y las dejé enfriar. Se veían geniales, pero cuando les di un mordisco, sabían terrible, algo andaba mal. Empecé a comprobar los ingredientes. Con el azúcar todo bien, la mantequilla, los huevos, la sal, la vainilla... ¡Alto! Saqué el frasco de extracto de vainilla del refrigerador y definitivamente no era vainilla. Volví a mirar en el refrigerador y noté que el ingrediente necesario estaba en el estante de la puerta. ¿Pero cómo? Probé el contenido: ¡era salsa de soya! Conclusión: hay que probar siempre la masa. © Jennifer Johnson / Quora
  • De niña, me gustaba hacer recetas exclusivas. Por ejemplo, huevos rellenos de salmón. La receta sugería cortar los huevos cocidos por la mitad, quitar la yema y mezclarla con trozos de salmón salado, rodajas de tomate y una pequeña cantidad de manzana finamente rallada para darle acidez. No encontré salmón en el refrigerador, pero sí boquerón. ¿Y por qué no? También era pescado, y estaba salado. No había tomates, pero sí pepinos, así que creí que eran intercambiables. Teníamos muchas manzanas, así que puse muchas, compensando la falta de otros ingredientes. Al final, solo mi papá se animó a probar mi obra maestra culinaria. © Julia-Pilulya / Genial.guru
  • Una vez se me ocurrió hacer un pay de queso de colores. Solo encontré colorante azul. Y por ignorancia, le puse demasiado. También me excedí con la gelatina. En resumen, el pay de queso resultó ser de un color azul vigoroso y se parecía más a un trozo de goma. © RagDolly / Genial.guru

“Cada crepa que hago para el desayuno sale así, sin importar cuánto tiempo la haga. Por alguna razón, mi hijo se niega a comer”.

  • Recién me había casado, prácticamente no sabía cocinar, pero decidí sorprender a mi marido y hacer un pastel “selva negra”. Busqué en Google la receta más fácil. Preparé la masa con todos los ingredientes enumerados y sentí que necesitaba poner aún más bicarbonato de sodio y polvo de hornear para que el pastel saliera hermoso y alto. Pero en el momento más importante, cuando lo corté, el pastel de repente comenzó a caerse y finalmente se convirtió en una crepa gigante. Solo yo y mi bote de basura sabemos lo que pasó después. © Aparna Ogirala / Quora
  • Mi primer intento de hacer grasa fundida fue todo un éxito y estaba orgullosa de mí misma hasta que, sin pensar en lo caliente que estaba, la eché en un contenedor. Observé el plástico derretirse y la grasa caliente esparcirse por la cocina. © Minathebrat / Reddit
  • Mamá y yo hacíamos una sopa de crema de pescado. Como resultado, tuvimos que limpiar la cocina durante medio día y ventilar todo el departamento. Dos veces. ¿Por qué dos? Porque después de la primera lluvia de pescado de la licuadora, mi madre decidió que esto no pasaría la segunda vez. © ericansberg / Pikabu
  • Nadie me enseñaba a cocinar, pero tenía muchas ganas. Una vez decidí freír papas en grasa. Entonces tiré grasa a la sartén, agregué las papas y sentí que algo andaba mal. Apareció un olor extraño, las papas no se freían, solo había una especie de moco en la sartén. Menos mal que mi padre vino y me detuvo, ya que se me ocurrió agarrar la cacerola con pegamento en lugar de la cacerola con grasa, mis padres la habían preparado para pegar papel tapiz. © Navgina / Pikabu

“Deberían avisar que cuando pones masa en un círculo de 5 cm, las galletas terminan del tamaño de la palma de la mano”.

  • Me di cuenta de que me estaba enfermando y decidí hacer algunos platillos con anticipación. Cociné una olla de caldo excelente para después hacer sopa. El pollo, las zanahorias y las cebollas se cocinaron durante horas, resultó perfecto. La sopa prometía ser ideal. Pero luego me quedé volando en las nubes por un segundo y lo vertí a través de un colador al fregadero. © Portarossa / Reddit
  • Estábamos haciendo un pastel con un amigo. Nos parecía que algo andaba mal, pero sin embargo hicimos la masa y la pasamos a un molde. Recién cuando fuimos a mirar si se estaba horneando bien, vimos la bolsa de harina sin abrir en la mesa de la cocina. © NotOneLine / Reddit
  • Todos los años, para el cumpleaños de mi hija, experimento con hacer un pastel. Y debo decir que no soy tan buena pastelera. Hace 2 años intenté hacer una crema de huevo. Algo salió mal y no había subido. Pero eso no me detuvo, eché la crema sobre la galleta, pensando que la iba a absorber y que saldría bien. La absorbió. Y estuvo bien. Toda una obra maestra. ¡Un pastel-sopa! ¿Nadie lo probó? Se lo recomiendo. @Olga Khakimova / Facebook
  • Cuando era adolescente, decidí hacer arroz frito: vertí aceite en la sartén, y le añadí verduras, carne y especias al arroz. En unos minutos todo estaba listo menos el arroz. No sabía que había que hervirlo antes o agregar agua a la olla y cubrir con la tapa para que se cocinara. © James Braaten / Quora

“Decidí hacer una pizza. Compré la masa, le puse el relleno, la espolvoreé con queso y me acosté en el sofá a descansar. Cuando llegó la hora, abrí el horno y vi esto”.

  • Cuando era pequeño, a menudo llegaba a casa de la escuela y miraba Food Network. Cocinar me parecía divertido, especialmente hornear. No sé por qué, ya que no lo había probado antes, pero algo sobre el flan me enganchó. Fue genial cocinarlo: separar los huevos, hacer el almíbar. Me sentí todo un profesional. Lo puse en el horno, puse la hora, lo saqué y me encontré con una especie de gacha. No sabía que tenía que precalentar el horno. © chairs_breadman / Reddit
  • Intenté hacer una salsa Alfredo “saludable” con leche desnatada y queso desnatado. El queso sin grasa no se derrite, solo se convierte en una bola dura. Fue un vergonzoso fracaso. © Grimsterr / Reddit
  • Estaba hirviendo unos chorizos para luego freírlos. En la olla quedó caldo. “¿Por qué tirarlo? Ya me servirá para hacer alguna sopa, cocinar fideos en caldo”. Un día decidí hacerlo. Por la tarde, puse la olla con el “caldo” a calentar en la hornilla más grande, para que hirviera más rápido, pero la grasa que se había acumulado en la superficie se prendió fuego. Lo escuché, corrí a la cocina y apagué el fuego. Lástima que el extractor no pudo salvarse. © Petr Oskerko / Genial.guru
  • Para hacer pay de chocolate, había que derretir una barra de chocolate a baño María. Pero me dio pereza y lo puse en el microondas. En lugar de derretirse, el chocolate comenzó a pegarse al plato, esparciendo un maravilloso olor a quemado. Tuve que ventilar la cocina durante todo un mes después de eso. © Zelka / Pikabu

¿Qué vergonzosos accidentes has tenido en la cocina?

Imagen de portada Navgina / Pikabu
Genial/Historias/18+ Personas que se esforzaron mucho para hacer una comida exquisita, pero algo no salió según lo planeado
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos