Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

23 Personas que saben reírse de sí mismas a pesar de que la vida las haya pillado

A todos nosotros nos pueden suceder fracasos, por eso es importante tratar este tipo de situaciones con un toque de humor. Saber reírte de ti mismo puede considerarse un signo de alta inteligencia emocional. Esta habilidad es fundamental para lograr el éxito en diversos ámbitos.

Genial.guru le encanta reírse de sí mismo y encontró a un grupo de personas que también tratan la vida con humor.

  • Cuando tenía 4 años, me encantaba alegrar a mi familia con apariciones espectaculares. Una vez, durante el desayuno familiar, fui la última en aparecer: estaba vestida con pijama, bata, la bufanda de mi mamá sobre mis hombros y un sombrero de paja en la cabeza. Mi look se completaba con unas gafas de sol, pantuflas y un viejo paraguas de encaje heredado de mi abuela. Con esta facha, pasé solemnemente cerca de mi papá, que estaba muriendo de la risa, y esperé pacíficamente a que mi mamá me sirviera el desayuno. Así que permanecí sentada con el paraguas y las gafas. © “Oído por ahí” / VK

  • Mi hija participó una vez en una obra de teatro en la escuela (eso sí, en la escuela secundaria), a la que asistieron todos los estudiantes y unos cuantos padres. En algún momento, tropezó con algo en el escenario, cayó boca abajo y su falda voló justo bajo la luz del foco. Estaba casi segura de que habría huido del escenario aterrorizada, sin querer volver a la escuela nunca más. Se puso de pie y se rio con la multitud. Ojalá hubiera estado tan segura de mí misma a su edad. © kourt090 / Reddit

  • Vi esta frase y pensé que tenía el vidrio polarizado solo en la parte posterior. Cuando lo adelanté, vi que todos sus vidrios estaban polarizados. © apelsinchik / Pikabu

“Los chicos guapos no tienen vidrios polarizados”.

  • Cuando tenía 5 años, mi madre me leyó La caja de malaquita, de Pável Bazhov. Y yo, inspirada en los cuentos de hadas, me puse un vestido verde, sandalias nuevas y fui a buscar una montaña. Encontré una detrás del establo, una montaña enorme de 2 metros de altura. Luego de subir, me di cuenta de que estaba atascada y que no era una montaña, sino un montón de estiércol, en el que mis sandalias se hundieron y no podía sacar mis pies. Así que me quedé encima de un montón de estiércol hasta que mis padres me sacaron de allí. Finalmente, fui la dueña de una montaña de estiércol. © “Oído por ahí” / VK

  • Mucha gente pone las banderas de los países donde han estado en la bio de su perfil de Instagram... Tal vez yo también debería indicar todos los lugares donde estuve... con mis padres. Por ejemplo, una taquería. © VasyaNemirova / Twitter

  • Mi amigo Miguel tartamudea. No mucho, pero cuando era necesario, le seguía el juego. El chico tenía un buen sentido del humor. Tuvo un examen de matemáticas avanzadas, no fue fácil pasarlo. Miguel entró en el aula, tomó una hoja con las preguntas y sacó un pan, comida enlatada y un cuchillo de su bolso. Lo puso todo delante de la profesora. “¿Qué es esto?”, le preguntó la maestra sorprendida. El chico comenzó a hablar, tartamudeando muy fuerte: "L-l-la p-p-p-r-r-r-eg-g-g-un-t-t-t-a es di-f-f-f-íc-c-cil-l-l. M-m-m-ien-n-n-nt-r-r-r-as-s-s t-t-e-r-r-r-m-m-min-n-e d-d-e r-r-esp-p-p-on-n-n-de-r-r, t-t-e-n-n-n-d-d-r-r-á ham-m-m-m-br-r-re. La profesora se rio un buen rato y le puso un 7. © Brodr / Pikabu

  • Todas las mañanas me levanto pensando en faltar al trabajo, pero luego me acuerdo de que soy un adulto y simplemente llego tarde. © BigOrangeFace / Twitter

  • Tengo una maestría en ingeniería mecánica y mi vida consiste en diseñar motores a reacción. Mi trabajo requiere una excelente precisión. Pero así se ve el envoltorio de regalo más exitoso que he hecho con mis propias manos para mis seres queridos. © dkay88 / Reddit

  • Me miro en el espejo por la mañana y me doy cuenta de que pude haberme convertido en modelo de Pablo Picasso. Especialmente en el Guernica habría salido muy bien. © dasha_trofi / Twitter

  • Trabajo como enfermero en el centro de gerontología. Un paciente de 86 años me preguntó qué hora era. Le respondí: “20 para la una”. “¡Bueno, definitivamente no moriré en 20 minutos y después me toca la hora del almuerzo!”. © GrimmorZzZ / Pikabu

  • En mi infancia, las personas me decían que las chicas no me dejarían en paz, y tenían razón. Simplemente, no especificaron que serían colegas con preguntas sobre el trabajo. © Astromariy / Twitter

  • Durante una de mis clases en línea, nuestro gato entró en la habitación y se sentó en mi regazo. Le dije lo lindo que era y lo mucho que lo quería, con la voz más dulce, porque es el mejor chico. Luego, después de uno o dos minutos, mi compañero de clase me informó que mi micrófono estaba activado. Me dio vergüenza y les respondí: “Oh, ja, ja, ja, estaba hablando con él”, y envié una foto de mi gato al chat. © chavrilfreak/ Reddit

  • Recuerdo mi graduación de primaria. Pequeños adultos de 10-11 años. Las chicas con sus vestidos y los chicos con sus trajes. Pero mi mamá decidió mostrar su creatividad en mi atuendo. Me hizo un sombrero con un tazón de plástico. Y durante la fiesta me disfrazó de hongo... © Oído por ahí / VK

  • El pasado Año Nuevo, decidí comenzar a ahorrar 5 USD de cada sueldo en 2020. ¡Misión cumplida! © CatDadMilhouse / Reddit

  • Estaba caminando por el departamento y casi choco contra la puerta. Y todo porque no tomé en cuenta el tamaño de mi EGO. © lisaboronney / Twitter
  • Mi hija de 10 años no podía arreglar la televisión y mi esposo le dijo: “¿Eres de la generación Z? ¡La tecnología ha de estar en tu sangre!”. Y mi hija le respondió: “Papá, sé realista, estoy lidiando con un dispositivo más viejo que yo”. Hace mucho tiempo que no me reía tanto. © showstoppergal / Reddit
  • En nuestro departamento trabaja un hombre un poco gordo. Todas las mañanas, lo primero que hace es tomar 2 vasos de agua y el tercer vaso lo lleva y lo toma durante 10-15 minutos.

    El jefe una vez bromeó: “Al parecer no vas a fiestas, pero te encanta tomar agua por la mañana”. Y el hombre le respondió: “Es que si bebo esta agua en casa, no me cierra el abrigo”. © Vozmezdied / Pikabu

  • Hoy viajé en el metro, había mucha gente, no pude agarrar el pasamanos y tuve que mantener el equilibrio. El tren se detuvo bruscamente y por casualidad pisé el pie de un hombre. Me disculpé, y me respondió de una forma muy inusual: “No te preocupes, es un pseudópodo”. Al ver mi rostro asombrado, levantó su pantalón y mostró una prótesis ortopédica y sonrió diciéndome: “Bueno, te dije que estaba bien, pisaste mi pseudópodo”. © Nafanya2993 / Pikabu
  • Tengo 49 años. Acabo de encontrar este libro en la estantería de mi mamá... © Halvere1600 / Reddit

“¿Mi hijo es tonto?”.

  • En el autobús frente a mí estaba sentado un chico con unas uñas negras. La mujer que estaba a mi lado comenzó a indignarse y me preguntó qué pensaba. Me quité el guante, me rasqué la mejilla pensativamente, mostrando mis uñas pintadas con barniz rojo llamativo, y dije: “No sé”. Para aclarar: mi hija de 3 años me pintó las uñas, pero no tenía quitaesmalte; al llegar al trabajo, las chicas me lo prestaron. © Vitaly Soroka / AdMe

  • Dos años después de la remodelación, las tuberías debajo del baño comenzaron a gotear nuevamente. Llamé al plomero, vino, le echó un vistazo y dijo la clásica frase: “Bueno, ¿quién fue el que te hizo todo esto tan mal?”. Tratando de no reírme, le respondí: “Fuiste tú quien me hizo todo hace dos años”. “Ah, bueno, eso es otra cosa...”, pronunció con tristeza el plomero, y se quedó corrigiendo silenciosamente sus errores. © Sythet / Pikabu

  • Hoy vi una escena y escuché lo siguiente. Un abuelo alegre (de unos 60 años) saludó a otro abuelo mayor (de unos 80 años): “Hola, anciano, ¿cómo estás?”. Ambos eran positivos y alegres. Siguiendo la conversación, me di cuenta de que eran padre e hijo. © weplayhard / Pikabu

  • ¡Ayer me enteré de que era un VERDADERO hombre! Fui a la tienda para comprar un pantalón de mezclilla. Todos los modelos eran para una altura de hasta 170 cm, para mí eran como unos shorts. El vendedor sugirió que fuera a “esa sección” con una imagen de un tipo duro y una frase que decía: “Estos jeans están hechos para los verdaderos hombres”. Así que fui a ese departamento y me compré unas chanclas. © Ser humano / AdMe

¿Cuál es el caso más brillante de autoironía que recuerdas?

Imagen de portada Sythet / pikabu
Compartir este artículo