Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Este niño no tiene luz en su casa, por lo que todas las noches sale a hacer su tarea bajo un poste eléctrico

8125
913

No cabe duda de que, cuando se quiere, las cosas pueden ser posibles. Así lo ha demostrado un niño de Perú, el cual sale a la calle todas las noches para aprovechar la luz de un poste eléctrico y hacer sus tareas. En su casa no cuentan con ese servicio debido a que la compañía encargada de brindarlo no les colocó el medidor correspondiente por falta de recursos económicos. Es probable que la mayoría de los niños prefiera jugar antes que cumplir con sus deberes escolares, pero este estudiante tiene claro su propósito, y encontró una alternativa poco común para alcanzar sus metas.

Genial.guru está totalmente convencido de que la educación que reciben los niños es sumamente importante en su vida, y este ejemplo de perseverancia puede enseñarnos una gran lección acerca de eso.

El niño que pone el ejemplo

Su nombre es Víctor Martín, y tiene 12 años. Cursa sexto año de primaria y vive en Moche, Trujillo. En esa provincia de Perú, el 5 % de los habitantes no cuenta con electricidad en sus casas debido a que las personas no tienen los recursos económicos para iniciar los trámites que la compañía encargada del servicio solicita.

El descubrimiento

Las cámaras de vigilancia del distrito lograron captar el momento en el que el niño estaba sentado en la calle, justo bajo el poste de luz, con un cuaderno apoyado en sus piernas. Después de esto, su historia fue saliendo a la luz y se descubrió que, desde hace algunos años, en la casa del menor no se contaba con el servicio. La familia usaba una lámpara para alumbrarse por las noches, pero esta se descompuso y no pudieron comprar otra.

Su más grande deseo

La falta de luz podría ser suficiente para que un niño de su edad se librara de sus deberes escolares y pusiera de pretexto la falta del recurso. Pero, en el caso de Víctor Martín, hay razones que lo impulsan a atravesar todas las adversidades.

Además de ser muy estudioso y responsable, el niño apoya a su mamá con las tareas del hogar y, cada tarde, sale a la calle a pasear a sus ovejas en compañía de su perro, Robotín. Su deseo es que alguien los ayude a conseguir el servicio para, entre otras cosas, poder realizar sus tareas. De esta manera, le sería posible continuar con sus estudios y sacar adelante a toda su familia.

Ya sabe qué quiere hacer cuando sea grande

El sueño de Víctor es ser policía, ya que desea acabar con la corrupción. Su mamá comentó que su hijo nunca se quejó respecto a la falta de luz, y, aunque podría haber encendido una vela en casa para terminar sus tareas, no quiso utilizar esta alternativa “porque tendría que estar agachado y su cerebro se cansaría más rápido”.

El distrito le ofreció su apoyo al niño

Después de conocer las circunstancias por las que pasaban Víctor y su familia, el alcalde del distrito decidió visitarlos. Comentó que, ante las adversidades políticas que se presentan, este niño es una esperanza para todos, y se siente orgulloso de lo que hace para alcanzar sus metas, pues con sus acciones demuestra que no hay barreras que puedan detenernos si perseguimos un objetivo y no nos damos por vencidos.

Como muestra de apoyo, le obsequió algunos útiles escolares para que continúe con su educación. Mientras terminan de realizar los trámites para conectar la luz en la casa del estudiante, una camioneta de la municipalidad pasa a recogerlo para llevarlo a la biblioteca en el momento que él quiera hacer sus tareas. El mensaje que Víctor desea enviarles a otros niños es que no se rindan, que no se dejen llevar por las malas compañías y que siempre hagan lo que más desean.

¿Qué opinas de esta historia? ¿Conoces otros casos igual de inspiradores que este? Cuéntanos en los comentarios.

8125
913
Compartir este artículo