Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Conoce la conmovedora historia real detrás del film “El niño que domó el viento”

Netflix estrenó recientemente la película “El niño que domó el viento”, una hermosa historia de esperanza y resiliencia. Lo mejor del caso es que está basada en hechos reales: la vida de William Kamkwamba, un chico que en el 2001, cuando solo tenía 14 años, salvó a su pueblo, una aldea de Malaui, asediada por una sequía feroz.

Genial.guru quedó impresionado por la vida de William y corre a contártela porque cree que la esperanza no es lo último que se pierde, sino lo primero que uno debe buscar y encontrar para hallar una solución a aquello que parece no tenerla.

William Kamkwamba

William Kamkwamba nació el 5 de agosto de 1987, en Dowa, Malaui. Ahora tiene 31 años. En 2014 recibió su licenciatura en el Dartmouth College, en Hanover, donde terminó sus estudios de Ingeniería. También es inventor, escritor y autobiógrafo.

Tuvo que abandonar la escuela porque no podía pagarla

El niño que aprovechó el viento tuvo una infancia conectada a la naturaleza, pero no exenta de dificultades. Para sobrevivir y hacer frente a la pobreza, pronto tuvo que abandonar la escuela. Sus padres no podían pagarla. Pero su afán por adquirir conocimientos no lo detuvo pese a la inclemencia de una vida que se planteaba adversa. Aun así, William no perdió su deseo de saciar sus inquietudes, por lo que acudía cada vez que podía a la biblioteca para hacer lo que más le gustaba: leer libros. Su pasión no era otra que aprender.

Se inspiró en un libro de ciencia ficción

Fue gracias a uno de estos libros de ciencia ficción que leyó, titulado “Using Energy” (Utilizar la energía), que este joven de 14 años descubrió la luz, nunca mejor dicho, al final del túnel tras una fuerte sequía que golpeaba a su aldea. Decidió aventurarse a crear un aerogenerador, inventando un sistema de captación de energía eólica, para bombear agua y lograr así cultivar alimentos.

La salvación llegó cuando su familia y vecinos de la zona apenas podían comer una vez al día, cuando el futuro era del todo incierto. William creó electricidad para toda su aldea y, gracias a esta gesta, suministrar agua a sus habitantes.

“Lo intenté y lo hice”: un milagro con materiales encontrados entre la basura

¿Y cómo lo hizo si donde vivían no había casi nada? William creó el aerogenerador empleando árboles de goma azul, piezas de bicicleta y materiales recolectados en un desguace local. Ciertamente, él ya tenía experiencia en electrónica porque, en un intento por ganarse la vida, montó un pequeño negocio en su aldea reparando radios. No ganaba mucho dinero con esta iniciativa, era muy joven, pero la experiencia le vino como anillo al dedo cuando decidió ponerse manos a la obra por extrema necesidad: crear el aerogenerador.

Los medios internacionales lo compararon con MacGyver

La historia de Kamkwamba circuló por medio mundo gracias a una entrevista realizada por The Daily Show el 7 de octubre de 2009. En ella, se comparaba a este joven con el famoso protagonista de la serie MacGyver, debido a su impresionante ingenio científico. Más adelante, al irse haciendo más conocido, se le invitó a la reunión introductoria de “Google Science Fair 2011”, como ponente invitado. Llama la atención que la revista TIME incluye a Kamkwamba entre las “30 personas menores de 30 años que cambiaron el mundo”.

Gracias a su fama pudo concluir sus estudios

Y de nuevo, William volvió a reinventarse porque su objetivo en la vida es claro: nunca rendirse. Tras hacerse famoso su invento, trató con diversas empresas su idea para poder frenar la hambruna en su país. Más tarde se decidió a escribir su biografía, lo que ha motivado el rodaje de la película por parte de Netflix. Pero la historia no acabó ahí, en la actualidad ya tiene su título de ingeniero y todo gracias a su tesón y altura de miras, aprovechando las invitaciones a conferencias y la fama con su invento para continuar con sus estudios y seguir aprendiendo.

La película, basada en su historia

Si la vida de William impresiona a muchos, la película también quiere estar a su altura. Es por eso que el nominado al Óscar y ganador de un BAFTA, Chiwetel Ejiofor, debute en ella también como director con esta inspiradora trama, además de interpretar al padre del protagonista. El papel de William, que nunca se dio por vencido, lo encarna el joven actor keniano Maxwell Simba.

Bono: William Kamkwamba, hace 11 años

¿Qué te parece el instinto de superación del protagonista de esta historia? ¿Te han entrado ganas de ver la película o ya la has visto? ¿Qué otros films como este te han impresionado? Cuéntanoslo en los comentarios.