Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Un grupo de estudiantes creó su propio espacio recreativo y educacional usando botellas de plástico

1--5
805

Un colegio en Inglaterra se propuso ayudar al medio ambiente a través de sus estudiantes más pequeños, concientizándolos sobre este tema. La enseñanza más importante que se les quiere dar es que cada uno tiene la facultad de poder cuidar el mundo donde vivimos para mejorarlo. Con la contribución de toda la comunidad, estos estudiantes han logrado contrarrestar la contaminación ambiental haciendo uso de residuos tan comunes como las botellas de plástico, dándoles una nueva utilidad.

Genial.guru quiere hablarte sobre cómo estos niños usaron objetos que generalmente son desechados para construir nuevas instalaciones, concientizando a los demás sobre lo mucho que se puede hacer para ayudar al planeta.

Una escuela donde se trabaja, se juega y se cuida

En Lancashire, Reino Unido, se encuentra la escuela St. Mary’s Roman Catholic Primary School, cuya principal misión es hacer que sus estudiantes crezcan sabiendo que pueden ser y lograr todo lo que se propongan. Con el trabajo en equipo que realizan los profesores, los alumnos y los padres, se desarrolla la pasión por aprender más mediante experiencias únicas. Tales actividades normalmente son realizadas fuera del salón de clase, y se basan en temas históricos, culturales, prácticos y ambientales.

Los pequeños de la escuela usan botellas para educar a las personas sobre el desperdicio del plástico

Una de las actividades que hacen los alumnos es recolectar botellas de plástico que son usadas para crear diversas cosas. Con más de 3 mil recipientes recogidos de las playas y otras zonas de la comunidad donde está ubicada la escuela, estos pequeños construyeron un refugio, al cual llamaron “cabaña de playa”. Las botellas fueron rellenadas con más materiales reciclables siguiendo el movimiento Ecobricks.

Sin embargo, eso no fue lo único que hicieron. Con la misma cantidad de recipientes, los estudiantes, junto con sus profesores, lograron crear un espacio al aire libre para la recreación y educación de todos, el cual está amoblado con sillas, mesas y hasta maceteros, todos hechos con botellas de plástico.

Una ejemplar manera de reutilizar el plástico y otros materiales para crear ladrillos multifuncionales y resistentes

Aprovechando que las botellas de plástico pueden tardar unos 1 000 años en degradarse, la organización Ecobricks decidió crear ladrillos reusables hechos con estos recipientes que, al ser rellenados con plástico seco y limpio para crear resistencia, son capaces de cuidar el medio ambiente y de crear nuevos espacios verdes por todo el mundo.

Este movimiento se ha vuelto muy famoso y actualmente es imitado a nivel mundial. Cada día son más las personas que reciben educación acerca del reciclaje y de la importancia de cuidar el medio ambiente, por lo que, tomando una responsabilidad personal, cada persona aportará su grano de arena. Desde África hasta Asia, y ahora en el Reino Unidos, mucha gente ha colaborado y creado miles de ladrillos de plástico que son usados para construir espacios como el que hicieron los pequeños de este colegio.

¿Qué opinas sobre esta ingeniosa manera de reciclar? ¿Conoces alguna otra forma de reutilizar las botellas de plástico? Cuéntanos en los comentarios.

1--5
805