Genial
Genial

Fotografías de “una chica en un balón de baloncesto” le dieron la vuelta al mundo, pero pocos saben que la niña creció y fue participante en los Juegos Paralímpicos

Todos escuchamos frecuentemente la frase “No te rindas”, sin embargo, para muchos simplemente son palabras que no se han respaldado con hechos. Pero para la china Qian Hongyan, esta frase se convirtió en una inspiración, y para muchas personas con capacidades físicas limitadas también. Qian no tiene piernas, sin embargo, esto no le impidió lograr altos resultados en el deporte y convertirse en campeona en diferentes competencias a nivel mundial.

Genial.guru quedó sorprendido por el espíritu de la fuerte Qian Hongyan y decidió contarte su increíble historia.

Qian nació en la provincia de Yunnan. A la edad de 4 años, ella tuvo un horrible accidente y, como resultado, perdió sus dos piernas. La familia era muy pobre, por lo que ni siquiera soñaban con la compra de unas prótesis. En una entrevista, la chica contó: “Yo recuerdo que, cuando me desperté al día siguiente, mis piernas estaban muy frías”.

Inicialmente, los padres la trasladaban en sus brazos, sin embargo, la solución para esta situación tan difícil la encontró el abuelo de Qian. Un día, él llegó de visita con sus familiares y vio en el patio un balón de baloncesto. Al pedir permiso para llevárselo, él cortó el objeto deportivo y colocó a su nieta dentro de él, y le puso dos herramientas de construcción en las manos.

La foto de Qian con esta prótesis viajó por todos los medios de comunicación de China. Los periodistas la llamaron “la chica en el balón de baloncesto”. Para llegar a la escuela, que se encontraba a 7 minutos caminando, ella tenía que movilizarse durante una hora, pero esto fortaleció su espíritu. Durante 5 años, Qian usó 8 balones de baloncesto.

En 2007, gracias al apoyo del gobierno, la chica recibió una prótesis, cuyos primeros pasos fueron capturados por los medios de comunicación locales. En 2008, ella supervisó atentamente los Juegos Paralímpicos, los cuales se llevaron a cabo en China. Entonces, Qian tuvo la idea de dedicarse a la natación y presentarse en estas competiciones internacionales.

“Tenía envidia de mis compañeros de clase. Después del colegio, ellos corrían y brincaban y yo no podía hacerlo. Pero a mí me encanta la natación, ya que puedo estar en el agua como ellos”. Desafortunadamente, en 2012, Qian no logró ser seleccionada para los Juegos Paralímpicos en Londres, sin embargo, ella no se desesperó y continuó entrenando, y en septiembre de 2013 la chica recibió nuevas prótesis.

Cada día, ella nadaba aproximadamente 10 mil metros. Qian participó en diferentes competiciones a nivel local y nacional, y varias veces ganó medallas. Finalmente, en 2016, la chica recibió la tan esperada invitación para los Juegos Paralímpicos en Río de Janeiro.

Desde entonces, ella no ha logrado subir al podio, sin embargo, ella se ubica entre las diez mejores. Qian Hongyan no ha perdido la esperanza de presentarse en los siguientes Juegos Paralímpicos, los cuales se llevarán a cabo en 2020 en Tokio. Ahora ella tiene 21 años y sigue entrenando, preparándose para las siguientes competiciones internacionales.

¿Qué historias de superación personal conoces tú? ¡Compártelas con nosotros en los comentarios! Posiblemente se conviertan en una fuente de inspiración para alguien.

Genial/Historias/Fotografías de “una chica en un balón de baloncesto” le dieron la vuelta al mundo, pero pocos saben que la niña creció y fue participante en los Juegos Paralímpicos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos