Genial
Genial

La historia de Elizabeth Olsen, que superó el miedo de quedar a la sombra de sus hermanas

Abrirse un hueco en el mundo de la actuación nunca es fácil. Tener la fortuna de contar con parientes que tuvieron éxito puede allanarte ciertos caminos, pero también puede traer sus inconvenientes al tener que cargar con el peso de repetir un éxito similar. En el caso de la actriz Elizabeth Olsen, ella logró sobreponerse con éxito a ser hermana de dos celebridades como las gemelas Olsen, y consiguió forjar una gran carrera por su cuenta.

En Genial.guru, te contamos cómo Elizabeth Olsen logró superar el miedo de quedar a la sombra de sus hermanas, y ahora es una gran estrella de películas taquilleras.

Muchos recordamos a las gemelas Mary Kate y Ashley Olsen por interpretar conjuntamente al personaje de la inquieta Michelle Tanner en la mítica sitcom Tres por tres, y son consideradas íconos juveniles de la década de los 90. En este contexto, su hermana pequeña, Elizabeth, sintió naturalmente atracción por el mundo de la actuación, por lo que tuvo breves apariciones en películas de sus hermanas como How the West Was Fun.

Aunque naturalmente parecía destinada a seguir el sendero del éxito familiar, Elizabeth sintió a los 10 años que dicho mundo no era para ella. “Extrañaba mi equipo de deportes, mi clase de danza y todas mis actividades extracurriculares de la escuela”, comentó en una entrevista. Aunque también, la sombra de Mary-Kate y Ashley la condicionaba a la hora de imaginarse empezando una carrera en Hollywood. “Supongo que entendía lo que era el nepotismo inherentemente a los 10 años. No sé si conocía la palabra, pero me molestaba que se me asociara con ella a temprana edad”.

Finalmente, la vocación y el amor por la actuación pudieron más y Elizabeth empezó a estudiar en la Escuela de las Artes Tisch, de la Universidad de Nueva York. Al principio, consideró cambiar su apellido para evitar ser asociada con sus hermanas, presentándose como Elizabeth Chase, aunque finalmente terminó usando orgullosamente su apellido original. Luego de tropezar en algunas audiciones, como por ejemplo, para el papel de Daenerys en Juego de tronos, finalmente consiguió su primer gran rol en la película independiente Martha Marcy May Marlene, por el que recibió grandes elogios de la crítica y que fue un gran inicio para su carrera.

Sin embargo, el papel que le daría el gran espaldarazo para ganar fama en su carrera fue el de Wanda Maximoff, conocida en los cómics como la Bruja Escarlata, en el Universo Cinematográfico de Marvel. Debutó en dicho papel en la película Avengers: Era de Ultrón, y desde entonces ha aparecido ya en 5 películas y en la serie WandaVision, donde es la protagonista. Aunque el personaje claramente cambió su vida y su carrera, no siempre se ha sentido del todo cómoda interpretándolo; por ejemplo, se quejó una vez de tener que usar un traje escotado de forma innecesaria. “Me gustan los corsés, pero me gustaría que fuera más alto. Me gustaría que me cubriera un poco más arriba”.

Afortunadamente, a medida que el personaje y, en consecuencia, Elizabeth fueron ganando protagonismo, las cosas fueron cambiando. En WandaVision, una serie que le tocó protagonizar junto a Paul Bettany, pudo participar en la elección creativa del famoso traje que se ve en los cómics de la Bruja Escarlata. Además, en dicho show, recibió grandes elogios por su actuación, por lo que fue nominada a un Emmy como mejor actriz en una serie limitada. Hoy Wanda es uno de los pilares fundamentales del Universo Cinematográfico de Marvel, y es uno de los personajes más importantes de su último estreno, Doctor Strange en el multiverso de la locura.

De esta forma, Elizabeth Olsen ha demostrado que el miedo no debe paralizarnos, y que debemos seguir nuestros sueños por más difícil que parezca el camino.

¿Con qué pariente has compartido profesión? ¿Qué puedes contar de esa experiencia?

Genial/Historias/La historia de Elizabeth Olsen, que superó el miedo de quedar a la sombra de sus hermanas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos