Genial
Genial

Mamá colombiana que reside en Alemania nos contó cuán diferente es la crianza en ambos países

Muchas mujeres comparten la alegría de ser madres, pero algunas de ellas viven la maternidad en un país distinto del suyo, con usos y costumbres diferentes que pueden terminar sorprendiéndolas. Tal es el caso de Mayerly, una tiktokerinfluencer colombiana en Instagram que muestra, a través de sus redes sociales, cuán distinta puede ser la crianza en Latinoamérica y Alemania.

Genial.guru le encanta conocer las historias de otras personas, por lo que decidió contactarla y preguntarle sobre su experiencia, y esto fue lo que nos contó. En el bono, ella les envía un mensaje a aquellas madres que viven y crían a sus hijos en un país distinto del suyo, con culturas también diferentes.

La vida de una madre latina en Alemania

Cuando Mayerly estaba en la universidad estudiando Mercadeo y Publicidad en su natal Colombia, se ganó una beca para estudiar un semestre en México, en la ciudad de Guadalajara. Ahí conoció a gente de distintos países, como España, Francia, Suiza, etc., lo que hizo que al regresar a Colombia, se planteara viajar por el mundo para conocer distintos lugares.

Fue así como decidió ser niñera au pair, trabajo comúnmente realizado por jóvenes entre los 18 y 30 años, que consiste en viajar a otro país para vivir con una familia local y dedicarse al cuidado de sus niños, mientras participa en el intercambio cultural con la familia que la acoge. El país en donde más oportunidades tenía era Alemania, aunque este no era un sitio al que ella soñara ir, ya que desconocía mucho de su cultura. Sin embargo, eran más fuertes sus deseos de conocer y de viajar a otros lugares, por lo que empezó a estudiar alemán.

Ya en ese país, Mayerly se enamoró de un alemán mientras cursaba un Ausbildung (sistema de formación dual en el que el alumno estudia y trabaja al mismo tiempo) para ser educadora. El hecho de venir de países y culturas diferentes no fue un impedimento para su amor, ya que esto hace que se complementen: él es muy tranquilo y ella más extrovertida, lo que genera un equilibrio entre ambos. “Él es como mi polo a tierra, y yo soy esa persona que lo saca de la rutina. Creo que nuestra relación ha funcionado porque los dos sabemos respetar el espacio del otro y nuestras costumbres”. Además, los dos están abiertos a aprender del otro y de su propia cultura.

Luego de un tiempo, ella quedó embarazada y dio a luz a una hermosa niña. Hubo algunas cosas que la sorprendieron con respecto a la maternidad y a la crianza de los niños en Alemania, en comparación con América Latina. Por ejemplo, en ese país europeo puedes buscar a una partera para que acompañe a la futura madre durante su embarazo, el parto y el primer mes de vida del recién nacido. Este servicio está incluido en el seguro médico de Alemania y la ayudó a tener seguridad y confianza, especialmente durante el día del parto.

Otra cosa que le llamó mucho la atención fue el modo en que celebran las fiestas de cumpleaños de los niños. “Cuando yo cumplía años, de niña, había muchos dulces, música y regalos. Pero en Alemania es diferente. En las fiestas, los niños prefieren comer verduras como pepinos, tomates, zanahorias, y los regalos pueden ser comprados (suele ser algo muy sencillo y no muy costoso), aunque muchos niños los hacen ellos mismos, como un dibujo o una pulsera”. En cuanto a la diversión en las fiestas infantiles, a diferencia de Latinoamérica, los alemanes no suelen poner mucha música, ya que los niños se dedican más a jugar entre ellos.

Por otro lado, al trabajar en un jardín infantil, Mayerly tuvo la suerte de tener una plaza libre para su hija, pero le sorprendió que muchas parejas iban al jardín a pedir una vacante con dos años de anticipación a pesar de que su hijo aún no había nacido.

También le impresionó la cantidad de ofertas que hay en el país donde vive para hacer actividades con los niños, como ballet, música, cocina o deportes, todas ellas con un precio accesible, algo que es muy escaso y costoso en otros lugares como Latinoamérica. “Algo que me gusta mucho de Alemania es la crianza respetuosa hacia los niños”, dice Mayerly, quien resalta el estilo de crianza lleno de amor y respeto de ese país europeo.

En cuanto a la mezcla del estilo latino con el alemán, Mayerly piensa que esta combinación es el equilibrio perfecto entre la tranquilidad y la sabrosura. Por ejemplo, en su casa comen muy “a lo colombiano” (arepas, empanadas, arroz y otros platos típicos de Colombia), aunque en Alemania se come mucha pasta.

Como padres y al tener dos culturas diferentes, Mayerly y Aaron tratan de sacar lo mejor de cada una de ellas para criar de una forma adecuada a su hija. Por ejemplo, algo que no puede faltar en su casa es la música y el baile. Ella trata de enseñarle algunos pasos de baile a su hija y de divertirse con ella cada día.

Algo que ella ha sabido hacer parte de su día a día es no dejar que su hija vea mucha televisión, dedicándole más tiempo de calidad a su familia. En Alemania los padres prefieren que sus hijos no vean televisión porque consideran que jugar juntos y aprovechar esos momentos con sus pequeños para enseñarles mediante los juegos es una mejor opción. “Es más trabajo, pero al final resulta muy enriquecedor”.

Sobre los idiomas, su pequeña de dos años y medio habla y entiende tanto el español como el alemán, ya que Mayerly le habla siempre en español y su padre, en alemán. Incluso, cuando están juntos, cada uno habla en su idioma materno y se entienden entre ellos, por lo que la pequeña Mia sabe que sus padres hablan “diferente”.

En el año 2020, Mayerly comenzó a subir algunos videos en TikTok por diversión, incluyendo después a Aaron, su pareja, quien se animó a hacerlo al ver la respuesta positiva de las personas que la seguían; incluso le empezaron a preguntar sobre su relación, sobre el estilo de crianza que tenían con su hija, etc. Así nació la idea de contar cosas de su vida de una forma cómica y divertida, a través de las redes sociales.

Bono: Mensaje de Mayerly a las madres que viven en un país distinto del suyo

“Si te encuentras en otro país, con una cultura totalmente diferente de la tuya, en donde quizás no hablan tu idioma, en donde el único familiar que tienes es tu pareja y ahora tu hijo, en donde muchas veces te sientes sola o piensas que nadie te comprende, quiero decirte que eres una luchadora, un ejemplo a seguir, una mujer valiente, porque no es nada fácil migrar y dejar atrás todo lo que conoces y a tus seres queridos para empezar desde cero en una tierra desconocida. Me gustaría darte un abrazo y decirte que lo estás haciendo muy bien. Gracias a tu esfuerzo y a tu ejemplo, existen muchas personas a quienes inspiras para superar esos obstáculos que impiden que lleguen tan lejos como quieren”.

¿Qué opinas de esta historia y de la vida de Mayerly en Alemania? ¿En qué país te habría gustado vivir tu maternidad y por qué?

Imagen de portada pekyramona / Instagramk
Compartir este artículo