Genial
Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

Por qué Isabel II eligió al príncipe más pobre de toda Europa

El príncipe Felipe, duque de Edimburgo, permanece constantemente a la sombra de su gran consorte Isabel II. Es imposible recordar cómo se veía antes de conocer a la reina: la pareja vive en amor y armonía desde hace más de 70 años. Sin embargo, la vida del príncipe estuvo llena de eventos que serían suficientes para una docena de películas o novelas de aventuras.

Genial.guru decidió averiguar cómo es el príncipe Felipe. Resultó que el mismo Indiana Jones habría envidiado su biografía. Al final del artículo te espera un bono con una ración del humor del duque de Edimburgo.

La historia de un príncipe sin país

Felipe Mountbatten nació en la isla Corfú en 1921. La familia de Felipe pertenecía al clan real. Sin embargo, no tenía derecho al trono: el padre de Felipe fue el sexto hijo de la gran dinastía greco-danesa, por lo que el hijo obtuvo solo los títulos: príncipe de Grecia y Dinamarca. ¿Quién hubiera pensado entonces que el niño iba a convertirse en miembro de la dinastía más poderosa del otro lado del mundo?

En 1922, los griegos derrocaron al rey y todos los miembros del clan coronado decidieron huir del país. Los padres sacaron a Felipe y a sus hermanas del país de forma supersecreta y encubierta: las cunas de bebés estaban escondidas en cajas de fruta. Así comenzaron las aventuras del principito.

La familia sin hogar fue acogida por una pariente de París. Pero Felipe no se quedó en Francia por mucho tiempo. Sus padres se separaron. Su padre se fue a Montecarlo, donde comenzó a desperdiciar los restos de la herencia familiar. Y la madre, la princesa Alicia, no soportó la vergüenza: le diagnosticaron esquizofrenia y fue internada en una pensión cerrada. Los niños tuvieron que viajar al Reino Unido donde fueron acogidos amablemente en casa de sus familiares.

Las hermanas se quedaron en la casa de los familiares, y Felipe fue ingresado a un internado en Londres. Era una institución de tipo espartano para niños: los estudiantes se levantaban antes del amanecer, practicaban muchos deportes y les pegaban por las travesuras.

¿Qué hacer si la futura reina se enamora de ti?

Felipe apenas tenía futuro sin dinero en el Reino Unido, por lo que decidió hacer la carrera militar y en 1939 el futuro esposo de la reina ingresó en el Colegio Naval, e incluso recibió el título de mejor cadete. Pero fuera de la universidad, Felipe no era un buen chico: tenía reputación de mujeriego y amante de las fiestas ruidosas.

Se dice que los reyes y las reinas no pueden elegir a sus parejas. Sin embargo, Isabel, que aún era una niña, vio a Felipe en una boda familiar y decidió casarse con él. Lillibeth (es así como la llamaban sus padres) tenía 13 años, y Felipe había cumplido los 18.

La gente que conoce bien a la reina dice que Isabel II tiene un carácter de acero, y si decide algo, entonces nada le va a hacer cambiar su opinión. No hace falta decir que los padres de Lillibeth no estaban encantados con el primer amor de su hija. Un príncipe mendigo sin apellido (el título fue retirado después de su huida de Grecia), con un padre vago y una madre enferma. Parece que era imposible encontrar un marido peor para la futura reina.

Cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial, Felipe fue uno de los primeros en ir al frente: participó en batallas, se lanzó en paracaídas en Sicilia y recibió varias condecoraciones militares. Durante el servicio militar, Felipe e Isabel no se vieron, pero mantuvieron correspondencia. Los amantes intercambiaron cartas en secreto para no enojar a los padres de Lillibeth.

Al final de la guerra, Felipe podía presumir del título del oficial más joven de la Marina Real Británica. Regresó a Gran Bretaña como un héroe, se graduó de la universidad y en 1946 acudió al rey Jorge VI para pedir la mano de Isabel.

Para casarse con la futura reina, Felipe renunció a todos sus títulos y tomó el apellido de su madre, Mountbatten. También cambió de religión: había nacido en Grecia, y era ortodoxo. El rey le concedió a Felipe Mountbatten el título de duque de Edimburgo. Ahora, cuando todas las formalidades fueron arregladas y el joven tenía todos los accesorios necesarios para casarse con una persona de la realeza, era posible celebrar la boda.

Sin embargo, cuando se casó, la cuenta bancaria de Felipe estaba casi vacía: para hacerle un regalo a la novia, tuvo que quitar los diamantes de una tiara de su madre para confeccionar una pulsera. Y como otro regalo de bodas para Lillibeth, el príncipe dejó de fumar: se lo pidió la joven esposa.

La ceremonia de boda de Felipe e Isabel se transmitió por la emisora de radio BBC; los televisores en la Europa de la posguerra eran escasos. 200 millones de personas en todo el mundo escucharon a los recién casados hacer votos matrimoniales en la Abadía de Westminster.

Por la parte del novio asistieron muy pocos invitados. Y todo porque las hermanas de Felipe se casaron con los aristócratas alemanes que apoyaban a los nazis. Tales familiares ponían en riesgo la reputación de los monarcas británicos.

Cuatro años después de la boda, el rey de Gran Bretaña falleció e Isabel ascendió al trono. Felipe nuevamente juró lealtad a su esposa, esta vez como a su reina.

“Yo, Felipe, duque de Edimburgo, seré tu vasallo y devoto servidor. Y la fe y la verdad me conducirán a ti, en la vida y en la muerte. Que Dios me ayude”

Sin embargo, Isabel otra vez tomó una decisión, como de costumbre, para toda la vida: ella reina en el trono, y Felipe en la familia. El príncipe tiene la última palabra cuando se trata de cuestiones del hogar y la crianza de los hijos. El matrimonio de Isabel y Felipe batió todos los récords, incluso entre las familias reales conservadoras: la reina y el príncipe consorte viven lado a lado desde hace 72 años.

A lo largo de los años, la pareja crió a 4 hijos: Charles, Príncipe de Gales, Princesa Anne, Príncipe Andrew, Duque de York y Príncipe Edward, Conde de Wessex. Felipe e Isabel tienen 6 nietos y 4 bisnietos.

El príncipe Felipe tiene muchos logros desconocidos por la mayoría de personas

  • Estamos acostumbrados a que el príncipe Felipe se haya convertido en la sombra de su carismática esposa: la acompañó en todos sus viajes (en total son 251).
  • Felipe dominó casi todos los tipos de aviones y helicópteros que estaban disponibles para él (y para los príncipes casi todo es disponible). Pasó más de 5 mil horas pilotando.
  • El príncipe consorte es el primer miembro de la familia real que decidió emprender una gira mundial. También concedió la primera entrevista a la televisión en 1961. Hoy en día, todo el mundo concede entrevistas, pero en aquel entonces fue un milagro que el príncipe respondiera a las preguntas de un periodista.
  • Escribió varios libros sobre ecología, animales y cría de caballos, visitó 18 mil eventos oficiales y pronunció mil discursos. Además, Felipe es miembro honorario de 780 organizaciones diferentes: desde deportivas hasta benéficas.
  • Todas estas recepciones, viajes y reuniones son parte del trabajo del príncipe. A los miembros de la familia real no se les permite holgazanear. Oficialmente, Felipe y otros miembros de la dinastía reciben un pago por ello. Sin embargo, de acuerdo con las estrictas leyes británicas, la mayor parte de este pago se consume por impuestos.
  • El príncipe se mantiene en gran forma: en 2008 le pidió al sastre de la corte que le retocara los pantalones que usó durante 52 años, porque “engordó un poco”. Luego Felipe se puso los pantalones de más de medio siglo de edad, y fue a la recepción real.
  • En la isla pacífica de Tana el príncipe Felipe se considera una deidad. Según las antiguas leyendas de los isleños, el hijo de un espíritu de montaña algún día irá a tierras lejanas, se casará con una mujer digna y regresará a su tierra natal. Por cierto, el príncipe visitó la isla y fue fotografiado con aborígenes.
  • Felipe es la única persona en el mundo que puede llamar a la reina mon petit chou: “mi repollito” (Fr.).
  • A Felipe le encanta conducir. Es cierto que, a principios de 2019, tuvo que renunciar a su carnet de conducir: provocó un accidente automovilístico y ahora solo viaja de pasajero.
  • El 10 de junio de 2019 Felipe cumplió 98 años. Se jubiló hace tiempo y pasa mucho rato en la finca familiar. En una entrevista, declaró que nunca quiso vivir hasta los 100: “No puedo imaginar nada peor, ya me estoy cayendo a pedazos”.

Bono: también tiene un gran sentido del humor

El príncipe Felipe tiene un sentido del humor muy peculiar, debido a ello suele protagonizar situaciones bastante graciosas. A pesar de la pomposidad británica, Felipe siempre dice lo que piensa. Hemos recopilado algunas de las frases más ingeniosas del duque de Edimburgo.

  • “Nunca como comidas caseras, todo lo que obtengo son cosas elegantes”.
  • Sobre el proyecto de protección de palomas salvajes: “Los gatos matan a muchas más aves que personas. ¿Por qué no tienen un eslogan: Mata a los gatos, salva las aves?”
  • “Los niños van a la escuela porque sus padres no quieren verlos en casa”.
  • Sobre la pasión de su hija por los caballos: “Si no se tira gases o come heno, a ella no le interesa”.
  • “Cuando un hombre abre la puerta del auto a su esposa, es porque es un auto nuevo o una esposa nueva”.
  • A Elton John sobre su Aston Martin dorado: “Oh, eres tú el que tiene el auto ese espantoso, ¿no?”
  • Le pidió a la actriz Cate Blanchett que le ayudara a arreglar su reproductor de DVD: “He oído que eres actriz. Me regalaron un reproductor de DVD estas Navidades y no sé cómo funciona, no sé si tengo que enchufar el cable verde o el cable rojo”.
  • Durante una visita al East End, le preguntó a un cobrador de deudas profesional: “¿Todavía tienes amigos?”

¿Sabías que el esposo de Isabel II era una persona tan versátil? ¿Tal vez estás sorprendido, igual que nosotros, por la brillante biografía del príncipe?

Compartir este artículo