Genial
Genial

Un sabio relato que te enseñará que nunca se tiene que juzgar a una persona por su apariencia

Recibir notificaciones
Seguro que esto a veces ha pasado
-
-
Responder
Los que menos tienen suelen ser más generosos
-
-
Responder
Preciosa historia para aprender a no juzgar
-
-
Responder
Es injusto pero normalmente todos juzgamos por la apariencia
-
-
Responder
Por desgracia yo también creo que es así
-
-
Responder