Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

Una joven nos contó del truco que creó junto a sus primas para hacer que su abuelita con demencia no las olvide

Los abuelos dejan huellas en los nietos. Sus consejos e instantes compartidos con ellos se convierten en notables recuerdos o en adorables anécdotas. Lara Amores es una de estas nietas que desde pequeña pudo atesorar grandes momentos. Por ello, ahora que su abuela no puede recordar a cada miembro de la familia debido a su demencia senil, ideó junto a sus primas una serie de emotivas tarjetas para asegurarse de que no las olvide.

Genial.guru buscó a Lara para entrevistarla y conocer más de su increíble método que sirve de inspiración.

Cómo nació la idea de las tarjetas

Hace ocho años, Irene, la abuela de Lara, fue diagnosticada con demencia senil. Se trata de la pérdida de la función cognitiva, es decir, la capacidad para pensar, recordar o razonar. Los cambios suelen ser resultado de distintas enfermedades, como el Alzheimer, o también algunas lesiones.

A causa de este padecimiento, Irene vive en una residencia para adultos mayores donde recibe cuidados especiales. Sus nietas la visitan regularmente y cada vez que platican con ella, las preguntas que salen a la mesa son las mismas: “¿Qué haces? “¿A qué te dedicas?”.

Motivadas por el amor que le tienen, Lara y sus dos primas quisieron ayudarla a recordar. Fue entonces que se les ocurrió crear tarjetas, muy visuales, para contarle a su abuela brevemente de cada una.

Las tarjetas llevan una foto actual y una de la infancia, nombre, datos como la carrera que estudiaron y algunos de sus gustos. “Nosotras buscamos fotos haciendo nuestro trabajo e hicimos un texto muy simple que no tuviera palabras muy largas. Sobre todo, queríamos relacionar algo de cuando éramos pequeñas con algo del presente”, explicó la joven.

La reacción de su abuelita

Los datos de las tarjetas son pocos, pero suficientes para que Irene se emocione siempre que las lee. “Le hace mucha ilusión, más porque no se acuerda que lo ha leído antes”, reveló. Cada vez que la visitan es como si las conociera por primera vez.

Por el momento, las chicas no han pensado en hacer más tarjetas, aunque, dicen “tal vez estaría bien hacerlas de sus dos hijos”. Y es que cuando los demás integrantes de la familia vieron las tarjetas, dijeron que les parecían un gesto muy bonito.

Un consejo para quienes aún pueden convivir con sus abuelos

Lara y sus primas recuerdan a su abuela como una persona muy buena que dirigía un establecimiento de corte y confección en donde enseñaba a la gente a coser. Es por eso que ahora ellas exploran su creatividad y quieren que tanto su abuela como otras personas que padecen de demencia puedan llevar una vida tranquila junto a sus familiares.

“Me gustaría que esto sirviera para abrir un tema como es la demencia, que muchas familias lo sufren en silencio”, comentó Lara, y nos dio un consejo para aquellos que aún pueden ver a sus abuelos: “¡Abrácenlos mucho!”.

Aproximadamente una cuarta parte de los mayores de 85 años tiene algún tipo de demencia. Los científicos siguen trabajando para comprender mejor los diferentes aspectos de ese deterioro progresivo.

Mientras tanto, familias como la de Lara e Irene ponen en práctica diversas herramientas para tratarlo de una mejor manera y que quienes lo padecen puedan llevar una vida más completa.

Y tú, ¿qué es lo más tierno e increíble que has hecho por tus abuelos? Cuéntanos, ¿por qué son tan importantes en tu vida?

Imagen de portada laraloverss / Twitter
Compartir este artículo