Genial
Genial

10 Cosas no tan conocidas que pueden experimentar las mujeres embarazadas

Suceden tantas cosas durante esas 40 semanas de embarazo. Las futuras mamás esperan el aumento de apetito y el crecimiento de la barriga, pero otros cambios también pueden parecer fascinantes o incluso sorprendentes. La buena nueva puede tomar a los padres por sorpresa. Pero el cuerpo de la mujer está preparado para realizar los ajustes necesarios. Así, la naturaleza se asegura de que tanto la mamá como el bebé pasen los siguientes nueve meses de la mejor manera.

En Genial.guru buscamos algunos interesantes datos sobre los cambios que se pueden producir en el cuerpo de la mujer durante el embarazo. Así, vemos que traer al mundo a un pequeño es una experiencia única y diferente.

1. Mal olor de boca

A medida que las hormonas se sumergen en una montaña rusa, puede aparecer el mal aliento. Y no ayuda que el embarazo también aumente el sentido del olfato. Algunas mujeres pueden padecer de gingivitis. Los cambios hormonales hacen que las encías sean más vulnerables a la placa, lo que provoca hinchazón, dolor y sangrado. Pero la mejor manera de prevenir o tratar este problema es practicar una buena higiene bucal.

2. Aumento en el volumen de sangre

El volumen de sangre aumenta progresivamente durante el embarazo en alrededor de un 50 %, y aún más cuando se esperan gemelos, mellizos, trillizos, etc. Este cambio biológico se produce por la necesidad de transportar oxígeno adicional para nutrir al bebé o a los bebés en crecimiento y para mantener saludable a la mamá.

3. Crecimiento del corazón

El corazón debe trabajar a marcha forzada para llevar esta cantidad extra de sangre. La frecuencia cardiaca también aumenta; así, se producen más latidos por minuto para que la sangre llegue a todos los órganos del cuerpo. Además, el corazón se contrae con mayor fuerza, lo que produce un ligero crecimiento en el ventrículo izquierdo.

4. Producción de leche materna antes del parto

La leche materna se produce semanas o incluso meses antes de la fecha prevista para el parto. Algunas mujeres notan estas pequeñas “fugas” de sus senos y no hay nada de qué preocuparse. Simplemente, el cuerpo se está preparando para alimentar al bebé en camino. Existen protectores de maternidad que ayudan a absorber el líquido para así evitar manchas en el atuendo.

5. Razones detrás de los antojos

Helado, chocolate, fruta o mantequilla de maní. Aunque nadie sabe realmente por qué se producen los antojos durante el embarazo, una teoría indica que pueden estar ligados a carencias nutricionales. El anhelo en el estómago por una hamburguesa doble con papas fritas puede deberse a la necesidad de ingerir proteínas, sodio o potasio. El cuerpo requiere algún componente específico de ese alimento y las papilas gustativas captan la señal.

6. Las células madre viajan por todo el cuerpo

La conexión entre madre e hijo es mucho más profunda de lo que pensamos. El órgano que sirve como unión física entre ambos es la placenta. Está formado por células tanto de la mamá como del bebé y sirve como conducto para el intercambio de nutrientes, gases y desechos. Así, se cree que las células madre fetales pueden ayudar a reparar tejidos y prevenir ciertas enfermedades.

7. Acidez estomacal como señal de un bebé peludo

Un estudio demostró la relación que existe entre la acidez estomacal y un recién nacido con abundante cabellera. Así, se piensa que el mecanismo biológico que comparten la madre y los hijos durante el embarazo tiene un papel dual en el cambio hormonal. Estas hormonas provocan la relajación del esfínter del esófago, lo que produce reflujo, y a la vez, modulan el crecimiento del vello en el pequeño.

8. Debilitamiento de las articulaciones

Las molestias y dolores en la zona de la cadera y la pelvis son bastante comunes durante el embarazo. Esto es señal de que el cuerpo se está preparando para el parto. En estos meses, se produce la hormona relaxina, que ablanda los ligamentos y tejidos que conectan las articulaciones para que la pelvis se vuelva más flexible al momento de dar a luz.

9. Cabello más abundante y saludable

Durante la gestación, se reduce el número de cabellos que se caen y aumenta el diámetro del cuero cabelludo. Este fenómeno suele atribuirse a los altos niveles de estrógeno; como resultado, la cabellera se siente abundante y saludable. Sin embargo, las mujeres también pueden observar un crecimiento del vello en el abdomen, la parte inferior de la espalda y los muslos.

10. Cambio en el tono de voz

Las mujeres encintas pueden tener modificaciones en su voz debido a los cambios fisiológicos, metabólicos y anatómicos. Entre estos factores se encuentran: la hinchazón de las cuerdas vocales, una postura alterada, el reflujo gástrico, problemas de rinitis o el cambio en los niveles de estrógeno y progesterona. Así, la mayoría de las futuras mamás presentan parámetros anormales en su tono de voz durante las evaluaciones perceptivo-auditivas.

¿Cuál fue tu primera reacción al enterarte de que estabas esperando un bebé? ¿Qué síntomas inusuales notaron tú o tus amigas durante la gestación?

Genial/Mujer/10 Cosas no tan conocidas que pueden experimentar las mujeres embarazadas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos