Genial
Genial

10 Cosas diferentes que las mujeres experimentan cuando están embarazadas de más de un bebé

A veces, las madres con embarazo múltiple dicen que sospecharon que tenían más de un bebé desde el principio. Para otras, la buena nueva las toma completamente por sorpresa. La verdad es que sí existen varios síntomas que marcan la diferencia, pero solo un ultrasonido puede confirmar la presencia de gemelos, mellizos, trillizos, etc. Aunque para las futuras mamás puede ser emocionante preguntarse si ciertas señales son pistas sutiles de una felicidad multiplicada.

En Genial.guru buscamos algunos puntos importantes para saber distinguir entre una gestación con uno o varios pequeños en el vientre, ya que traer un niño al mundo es una experiencia única y diferente para cada mamá.

1. Las náuseas matutinas serán recurrentes

Las náuseas y los vómitos son unas de las afecciones más comunes que experimentan las mujeres en el primer trimestre. Los estudios señalan que estos malestares pueden predecir con anticipación si se tratará de un embarazo único o de uno múltiple. Este factor también puede ser un indicio sobre el sexo del bebé.

Así, las futuras mamás que llevan en su vientre a más de un pequeño pueden prepararse, pues llegan a experimentar náuseas matutinas graves o prolongadas. Y más aún si el sexo de los bebés es femenino.

2. El parto puede adelantarse unas cuantas semanas

Un embarazo simple dura entre 38 y 40 semanas, pero los bebés múltiples suelen nacer antes. El riesgo de un trabajo de parto prematuro aumenta con un número mayor de pequeños. Un estudio determinó que el 42 % de las gestaciones múltiples no se llevan a término contra un 6,4 % de los partos típicos de un solo bebé.

3. Ganarás más peso durante el embarazo

El aumento acelerado de peso no es un indicador definitivo de una gestación múltiple. Por supuesto, será mayor que en un embarazo simple, pero muchas mamás intuyen que llevan más de un bebé cuando ven que sus vientres crecen rápidamente. Otros factores que influyen son la altura, el peso anterior, la dieta, el tipo de cuerpo, entre otros.

4. La sensibilidad de los senos puede ser mayor

Otro de los síntomas más intensos durante un embarazo múltiple que difiere de un solo embarazo es la sensibilidad de los senos. Los cambios hormonales hacen que las mamas se sientan hinchadas y adoloridas. Este es el momento de consentirse y comprar sujetadores de maternidad diseñados específicamente para aliviar estos malestares.

5. Más visitas al ginecólogo

Los embarazos múltiples requieren un seguimiento intensivo de la condición fetal. A diferencia de una gestación única, la presencia de más de un feto en el útero se asocia con una serie de posibles complicaciones, tanto para la madre como para los pequeños. La detección temprana seguida de un tratamiento oportuno reducirá los riesgos para un buen término del embarazo.

6. Sentirás más los movimientos de tus pequeños

Para muchas mujeres, sentir la primera patadita dentro del útero es uno de los aspectos más emocionantes del embarazo. Generalmente ocurre alrededor de la semana 20. Las mamás de bebés múltiples experimentan movimientos fetales más frecuentes que en un embarazo único. Y aquellas gestaciones de trillizos, cuatrillizos y quintillizos se vuelven experiencias únicas, pues los pequeños se mueven mucho más en el vientre.

7. La cesárea conlleva menos riesgos que el parto natural

Discutir las opciones de parto con antelación es una buena idea, sobre todo cuando viene más de un bebé en camino. En caso de un embarazo múltiple, casi la mitad (49 %) termina en cesárea. Sin embargo, el parto natural de gemelos es posible si el primer feto viene en posición cabeza abajo.

8. Existe una hormona que ayuda a detectar los embarazos múltiples

Al quedar embarazada, el cuerpo comienza a producir la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG). Los niveles aumentan en las primeras semanas de embarazo. De hecho, las pruebas caseras funcionan al detectar hCG en la orina. Varios estudios han confirmado que valores altos de esta hormona son un indicador de embarazos múltiples.

9. La presión arterial tiende a ser alta

En mujeres con embarazos gemelares, la presión arterial permanece estable desde la semana 6 hasta la 30. En el último trimestre, comienza a aumentar de manera constante. Por ello, un chequeo regular puede evitar complicaciones en madres y recién nacidos al momento de dar a luz.

10. El parto puede adelantarse unas semanas

Estar embarazada de más de un bebé implica mayores riesgos en el trabajo de parto y nacimiento. Los pequeños muy prematuros nacen antes de las 28 semanas. Sus cuerpos y sistemas de órganos no maduran por completo. Son vulnerables, pequeños y con bajo peso al nacer. Esto significa menos de 2500 gramos.

Tal vez necesiten ayuda para respirar, comer, combatir infecciones y mantenerse calientes. Pero los avances médicos permiten que salgan adelante. Así, los niños se reponen después de pasar unos cuantos días en la unidad de cuidados intensivos neonatales.

¿Cuál fue tu primera reacción al enterarte de que estabas esperando un bebé? Comparte las anécdotas más curiosas sobre tu embarazo en la sección de comentarios.

Genial/Mujer/10 Cosas diferentes que las mujeres experimentan cuando están embarazadas de más de un bebé
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos