12 Famosas que defienden la belleza natural de la mujer diciendo “no” al Photoshop y mostrándose tal como son

Cada vez son más las famosas y los famosos que apuestan por defender la belleza natural del ser humano y no los cánones, muchas veces totalmente surrealistas, que se quieren imponer. Las arrugas, canas y estrías no son más que huellas de la vida que no deberían avergonzarnos, puesto que forman parte de lo que somos y hemos vivido.

Genial.guru te presenta a fuertes mujeres de Hollywood que no tienen miedo de mostrarse tal y como son: naturales, preciosas y muy talentosas.

1. Kate Winslet

La actriz recordada por su maravillosa interpretación en Titanic sufrió muchas críticas durante sus primeros años de carrera referentes a su apariencia. La comediante Joan Rivers dijo una vez: “Si acabara de perder unos kilos, Leo habría cabido en la balsa”. Kate ha oído montones de comentarios crueles como este.

Pero decidió no hacer caso y seguir labrándose una carrera de éxito. Actualmente, tiene 45 años y en su último papel en la serie Mare of Easttown interpreta a una mujer de mediana edad, detective, madre y abuela. Cuando el director sugirió editar una escena para mejorar el aspecto de su figura, Kate respondió con un rotundo “No te atrevas”.

2. Kerry Washington

La actriz Kerry Washington confesó que es una gran admiradora de la revista Adweek y que se sintió muy orgullosa y agradecida de haber sido contactada para aparecer en su portada. Sin embargo, tras ver el resultado, comentó con todos sus seguidores su descontento con el exceso de Photoshop de la misma, tanto que apenas se reconoció a sí misma en la imagen.

“Me sentí extraña al ver una imagen de mí misma tan diferente de cómo me veo cuando me miro en el espejo. Es un sentimiento desafortunado.”

3. Keira Knightley

La actriz Keira Knightley estaba tan cansada de que manipularan su figura con Photoshop que decidió reivindicarse posando en topless para la revista Interview con la única condición de que la foto no fuera retocada, especialmente sus senos.

“Creo que los cuerpos de las mujeres son un campo de batalla y la fotografía es, en parte, culpable. Nuestra sociedad es tan fotográfica ahora; se vuelve cada vez más difícil ver todas las diferentes variedades de formas que hay”.

4. Priyanka Chopra

Cuando la ex Miss Mundo Priyanka Chopra apareció en la portada de la revista Maxim India, sus fans no tardaron en criticar el excesivo Photoshop de la misma, especialmente por sus axilas inexistentes. La actriz aprovechó también para unirse al debate reivindicándose con otra imagen totalmente natural y sin retoques, demostrando tanto a sus fans como a los editores que ella no tiene ningún problema con su imagen al natural.

5. Lady Gaga

Cuando Lady Gaga ganó el premio de la revista Glamour a la mujer del año no desperdició la ocasión para lanzar un discurso muy profundo respecto a la importancia de las emociones y el bienestar psicológico sobre el físico, pidiendo en él a las editoriales un cambio, especialmente en sus portadas. Aclaró que, aunque estaba agradecida de haber sido portada de la revista Glamour y que esta era preciosa, no reflejaba en lo más mínimo quien es ella y que es hora de que esa imagen de perfección antinatural que dan a la sociedad empiece a cambiar.

“Era demasiado hermosa. Mi piel se veía demasiado perfecta y mi cabello se veía demasiado suave. Por lo general, no es así como me visto o como me comporto. No soy así”, dijo la cantante. “Lo que quiero ver es el cambio en sus portadas... Cuando cambien las portadas... Es cuando la cultura cambiará”, concluyó.

6. Inma Cuesta

“Verte y no reconocerte, descubrir que tu imagen está en manos de personas que tienen un sentido de la belleza absolutamente irreal”. Así arrancaba el post con el cual la actriz defendió ante sus seguidores la importancia de dejar a un lado los cánones de belleza imposibles y los estereotipos y centrarnos en defender la imagen natural de la mujer, como somos o como queramos ser.


“Imagino que era necesario resaltar el azul cobalto del vestido, quitar algunos pliegues del mismo y subir los niveles de luz para hacer brillar más mi piel, pero no entiendo la necesidad de retocar mi cuerpo hasta dejarme casi en la mitad de lo que soy, alisar mi piel y alargar mi cuello hasta convertirme casi en una muñeca sin expresión. No es la primera vez que pasa, pero esto sobrepasa los límites de la realidad y me avergüenza”.

7. Ashley Benson

En más de una ocasión, esta actriz se ha visto “transformada” por los fotógrafos, particularmente en el material publicitario de la primera temporada de Pretty Little Liars, cuando todo el reparto se sorprendió al abrir sus Instagram para verse en el póster promocional drásticamente retocado con Photoshop. Desde entonces, la actriz solicita a los fotógrafos que no modifiquen su cuerpo y que, si lo hacen, aclaren que esa foto ha sido manipulada digitalmente.

“Incluso para las portadas de revistas retocan un lunar con Photoshop, agrandan tus senos o hacen tu cintura cuatro tallas más pequeña, y dices: ’Ni siquiera soy yo’. Nunca sabes cómo vas a lucir finalmente porque no tienes control y no estás editando las fotos”.

8. Cate Blanchett

En esta portada de Intelligent life, el suplemento de estilo y cultura de The Economist, podemos apreciar a la maravillosa Cate Blanchett en su total naturalidad, sin maquillaje, ni retoques digitales, con todas sus arrugas y ojeras. De esta manera, la actriz (que siempre se ha mostrado contraria a la antinaturalidad, incluyendo el uso de inyectables como el Bótox y las cirugías) y el periódico mostraron su apuesta y respeto por la belleza natural femenina.

“Parece lo que es, una mujer de 42 años que pasa las mañanas encerrada en una oficina, las tardes subida a un escenario y el resto del tiempo cuidando de sus tres hijos”, declaró Tim de Lisle, el editor de la revista de ese número.

9. Marion Cotillard

Esta actriz francesa de 45 años, ganadora del Óscar a la mejor actriz por su interpretación en La Vie en Rose, es otra de las valientes mujeres de Hollywood que llevan años luchando en favor de la defensa de la belleza natural femenina. En 2010, apareció en la portada de la edición italiana de la revista Vanity Fair mostrándose totalmente natural y orgullosa de sí misma.

10. Emilia Clarke

La actriz de Game of Thrones va aún más allá de los medios y las portadas de revista y alza su voz para hablar de algo que a estas alturas está totalmente normalizado en nuestra sociedad, las aplicaciones de retoques fotográficos. No se refiere a los filtros de colores o de difuminación de fondos, sino a los filtros que modifican el cuerpo, la cara y sus facciones, que muchas grandes plataformas, como Instagram, actualmente ya incluyen en las galerías de filtros de sus cámaras de fotos.

“Creo que las aplicaciones que hacen que las personas se retoquen y se vean más delgadas o más blancas deberían prohibirse. No creo que deban estar en los teléfonos de los jóvenes. No estoy de acuerdo, no me gusta, no me hace sentir bien. No lo hago en mi Instagram. Yo filtro, claro, ¡todo el mundo tiene que filtrar! Pero de ninguna manera voy a retocar esas otras cosas”.

11. Jamie Lee Curtis

“Necesito ser la persona que veo todas las mañanas cuando me despierto y me paro frente al espejo, ya sabes, como Dios quiso que me viera”. En 2002, la actriz propuso a la revista More una fantástica idea; se trataba de realizar dos sesiones fotográficas, una totalmente natural y otra “de revista”. En la primera, la actriz posó en ropa interior de forma natural y desenfadada, sin maquillaje ni peluquería, sin iluminación o ángulos favorecedores y, por supuesto, sin retoques digitales.

La segunda muestra a la Jamie mediática, la perfecta, transformación para la cual hizo falta el trabajo de 13 profesionales y tres horas de preparación. La idea era demostrar lo lejana que está la realidad de las imágenes que los medios nos presentan a diario y cuán difícil es intentar ceñirse a esos estándares.

12. Zendaya

Con solo 19 años y un cuerpo precioso, Zendaya se sorprendió al descubrir cómo una de sus fotos había sido retocada. Sus caderas y cintura reducidas en general, todo su cuerpo se mostraba mucho más delgado y esbelto, incluida su cara. No sintiéndose representada con la imagen, y no queriendo que sus seguidores la identificaran con esta, decidió publicar la foto original y aclarar el “malentendido”.

“Estas son las cosas que hacen a las mujeres cohibidas, que crean los irreales ideales de belleza que tenemos. Cualquiera que sepa quién soy sabe que defiendo el amor propio honesto y puro. Así que me encargué de publicar la foto real (derecha) y me encanta”.

¿Qué opinas respecto a este tema? ¿Prefieres que se vean naturales o perfectas?

Imagen de portada zendaya / Instagram
Compartir este artículo