Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

13 Inspiraciones fuera de lo común que grandes diseñadores tuvieron para sus atuendos

5125
322

La moda siempre ha encontrado inspiración en la naturaleza y el arte, pero los diseñadores deben reinventarse, por lo que sus creaciones pueden alejarse bastante de estas referencias clásicas. Desde cosas que damos por sentado como un estampado frutal para un caluroso verano hasta las fotografías de galaxias lejanas, la moda parece no tener límites en su capacidad de adaptación y creatividad.

En Genial.guru queremos mostrarte varios referentes inusuales de los grandes representantes del mundo de la moda, los cuales quizá no notaste, para que puedas apreciar no solo su talento, sino también su tenacidad a la hora de crear bellas piezas a partir de algo poco común en ese ámbito.

1. Muebles

¿Invitarás a amigos a tomar un café y no tienes mesa? Pues, aparentemente, en el mundo de la moda, eso es posible. Hussein Chalayan tuvo la idea de combinar prendas con muebles que literalmente puedes encontrar en tu casa. El diseñador mostró estas piezas en el 2000, en una exposición que tuvo lugar en Londres.

Chalayan se rigió bajo el concepto de la transformación de muebles a ropa, y entre sus creaciones destacó esta falda/mesa. Hasta la actualidad sigue siendo una de sus muestras más impresionantes después de 25 años de carrera.

2. Luis Barragán

En 2014, el actual diseñador de la firma Louis Vuitton, Nicolas Ghesquière, realizó unos atuendos para publicidad inspirados en la arquitectura del mexicano Luis Barragán. La modelo de la campaña fue la actriz francesa Léa Seydoux, quien posó dentro de la Cuadra San Cristóbal.

Otro diseñador que encuentra en la arquitectura de Barragán algo especial para armar sus colecciones es Phillip Lim, quien ha hablado sobre su admiración por las formas y colores característicos de los edificios de Barragán.

3. Isabella Blow

La excéntrica apasionada por la moda Isabella Blow ha sido un modelo para muchos diseñadores en esta industria. Ella se convirtió en una figura mítica en este mundo, siendo la promotora de las carreras de personalidades como Alexander McQueen, Hussein Chalayan, Stella Tennant, David LaChapelle, entre otras.

Alexander McQueen incluyó unas piezas que remitían a esta crítica de moda británica dentro de su colección primaveral de 2008. Estas creaciones se parecían mucho al estilo de vestir de Blow, a quien le encantaba usar sombreros, tal y como pudo verse en el trabajo de este diseñador.

4. David Bowie

La diseñadora de Gucci, Frida Giannini, mostró una colección inspirada en el glam rock, específicamente en David Bowie. No fue la primera vez que Giannini tuvo a este músico en mente, ya que desde temprana edad le llamó la atención, tal y como indicó en una exposición conmemorativa llamada “David Bowie is...” (“David Bowie es”) que tuvo lugar dentro del museo Victoria and Albert de Londres en 2013.

5. Viajeros espaciales

“Un pequeño paso para el hombre...” y un gran salto para el estilo. Hace 50 años se realizó el viaje del Apolo 11 a la luna, pero pareciera que fue hace mucho tiempo. La fiebre por el espacio se propagó desde esa época con una moda futurista que puede apreciarse en películas y series como Los Supersónicos, Viaje a las estrellas, Battlestar Galactica, entre otras.

Paco Rabanne ha destacado por sus diseños vanguardistas y por haber hecho la indumentaria para la película de ciencia ficción Barbarella (1968). El glamur, las telas brillantes (glamour) y los cortes atrevidos le han dado esa estética futurista que ha mantenido desde el inicio de la carrera espacial.

Por otro lado, en 1999, las manos de Alexander McQueen pusieron a Givenchy dentro de un viaje interestelar. Su colección de otoño-invierno de ese año recuerda un poco a tecnologías y a androides propios de la ciencia ficción.

Karl Lagerfeld introdujo en Chanel el estilo futurista en 2017, en sus looks otoñales. Homenajeando a la moda intergaláctica de los años 60, el diseñador incluyó botas altas metálicas, peinados abombados, pestañas largas y estampados translúcidos dentro de un concepto más estilizado de los viajeros espaciales.

6. Zaha Hadid

En 2016, Milly mostró sus conjuntos de primavera con una clara reminiscencia de la arquitectura de Zaha Hadid. La colección estuvo a cargo de Michelle Smith, quien antes de esta muestra realizaba prendas más deportivas, y sorprendió con diseños con más actitud que captaban el romance veraniego que Smith quería transmitir con su propuesta.

7. Frutas

Las frutas han sido una fuente de inspiración del arte desde tiempos inmemorables, pero Stella McCartney supo cómo usarlas de forma innovadora y fresca en varios looks de su colección primavera-otoño de 2011.

8. Extraterrestres

La ciencia ficción y el misterio del espacio exterior no serían nada sin los extraterrestres y los ovnis. Para Issey Miyake, los platillos voladores fueron el elemento perfecto para su colección primavera-verano de 1995.

Pero lejos de la imagen clásica del ovni, Miyake logró una mezcla de colores y formas de las lámparas de papel japonesas en sus piezas. ¿El resultado? Una colección hiperespacial y muy chic. ¿Te imaginas una película de ciencia ficción con atuendos así?

9. La arquitectura moderna

Como puedes ver, a muchos diseñadores les fascina la arquitectura, y Viktoria Lytra no es la excepción (aunque también es arquitecta). Lytra constantemente combina esta pasión con la moda, impresionando con sus propuestas vanguardistas.

Su proyecto “Form Follows Fashion” (“La forma sigue a la moda”) es la perfecta combinación entre la arquitectura moderna y la moda, presentando atuendos que siguen las texturas, formas y colores de los edificios.

10. La galaxia

La fascinación por los cielos nocturnos y los fenómenos astronómicos ha existido desde tiempos inmemorables, pero gracias a las fotografías satelitales podemos darnos una idea de cómo se ve el espacio exterior, y algunas imágenes nos quitan el aliento. Seguramente eso sucedió con Christopher Kane en 2011, quien presentó unas piezas con estampados cósmicos dentro de su colección “Into the Galaxy” (“En la galaxia”).

Los estampados incluían imágenes de nebulosas tomadas por el famoso telescopio Hubble, el cual orbita alrededor de la Tierra capturando fotografías no solo de la Vía Láctea, sino también de galaxias cercanas como la de Andrómeda (con su famosa nebulosa).

11. McDonald’s

Tal vez, la próxima vez que vayas a comer comida rápida tengas que pedir algo como: “Quiero un combo de hamburguesa y papitas muy chic, por favor”. En 2013, la marca Moschino sorprendió con una colección influenciada por uno de los titanes de la comida rápida. Sabes de quién se trata, ¿verdad? Nada más y nada menos que McDonald’s.

El diseñador Jeremy Scott estuvo a cargo de este proyecto, el cual se exhibió en las pasarelas de la Semana de la Moda de Milán.

12. Star Wars

“Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana...” existía la moda. Star Wars es una de las franquicias más exitosas y con más fanáticos alrededor del mundo desde su lanzamiento en 1977. La moda en su mundo es bastante especial, y eso podemos apreciarlo principalmente en los atuendos de la princesa Leia y de Padmé, la reina Amidala.

En 2015, con motivo del lanzamiento de la primera entrega de la nueva trilogía (Star Wars: Episodio VII — El despertar de la Fuerza), se realizó un evento con fines benéficos llamado “Force 4 Fashion (“Fuerza para la moda”). Este contó con la participación de 11 diseñadores, quienes mostraron colecciones que aludían tanto a personajes icónicos de la saga (como Darth Vader y los Stormtroopers), como a los nuevos que se mostrarían en esa cinta, tales como Rey, Kylo Ren y BB-8.

Otro fanático de esta saga es Nicolas Ghesquière, quien para la colección primavera-verano de 2007 de Balenciaga incluyó unos guiños sutiles a uno de los droides más queridos de la galaxia: C-3PO.

Esos leggings dorados evidentemente se parecen a las piernas del androide de protocolo que todos recordamos.

13. Cultura pop de los 90

Nuevamente, Nicolas Ghesquière invadió la escena con su innegable gusto por la cultura pop y la ciencia ficción, pero esta vez fue en versión años 90. Para su muestra de la temporada primavera 2016, Ghesquière se basó en el director Wong Kar-wai y la serie animada japonesa Evangelion. Aunque no lo especificó, parte de su propuesta se parecía mucho al clásico noventero japonés Sailor Moon, sobre todo por las diademas.

Además, esta colección tuvo una fuerte influencia del cyberpunk (un subgénero de la ciencia ficción), presente en las chaquetas de cuero tan características de películas como MatrixTron.

Definitivamente, la moda no deja de deslumbrar con sus propuestas cada vez más audaces. Justo cuando pensábamos que las fuentes de inspiración estaban agotándose, los gigantes de las tendencias lograron dejarnos boquiabiertos. ¡Coméntanos cuál es la colección más osada que has visto!

5125
322