Genial
Genial

15 Historias sobre el motivo por el que muchas mujeres jóvenes están prescindiendo del uso del sostén

La historia del sostén moderno se remonta a unos 100 años atrás, y el debate sobre si es saludable o no llevar uno y hasta qué punto es socialmente aceptable aparecer en público sin él sigue vigente hasta el día de hoy. En los últimos tiempos, cada vez más mujeres rechazan este artículo de vestuario, y tal decisión a menudo genera muchas preguntas de los demás.

  • Mi madre nunca llevó sostén, y yo tampoco lo necesito el 90 % del tiempo. No ando sin él para llamar la atención, lo hago porque simplemente odio esa prenda. No me importan las reacciones de la gente. Recuerdo que una vez un tipo me preguntó qué pensaba mi marido de mi aspecto provocativo. ¿Por qué me tiene que importar? Si le molestara, probablemente habría dicho algo en 18 años de matrimonio. © Sumer Rose / Quora
  • Tengo un busto pequeño y una forma algo rara. Mis sostenes no se mantienen en su lugar, siempre se deslizan hacia arriba o hacia abajo o hacia cualquier otro lugar, simplemente porque no hay nada que los sujete. He probado muchos modelos y el resultado es el mismo: problemas y molestias que no merecen la pena. © Xaski Xarf / Genial.guru
  • Cuando veo a otra mujer que no lleva sostén, pienso: “Oh, esa es mi alma gemela”. Llevo esa prenda para trabajar por pudor (y probablemente por el código de vestimenta), pero eso es todo. Nunca uso uno en casa. En verano, si tengo que salir a la calle, prescindo de él porque ya hace calor. Voy de compras y hago lo que necesito sin usarlo, y no me importa mi aspecto a los ojos de los demás. © Tricia Sutton / Quora
  • Dejé de usar sostenes hace 3 años. ¡Es la mejor decisión de mi vida! Ahora mis pechos están menos caídos, no tengo acné en la espalda y no me molestan los aros del sujetador. Solo me pongo esta prenda para hacer deporte, para reuniones de trabajo muy serias y para citas románticas. © ohnoitsmckenzie / Reddit
  • A falta de un busto voluptuoso, siempre he comprado sostenes siguiendo el principio de “más relleno mejor”. Pero este verano el calor me afectó mucho y a mis 30 años finalmente decidí salir de casa con un top sin el sostén. Se sintió liberador y relajante. El mundo no se ha derrumbado. Nadie me lanzó tomates ni señaló con el dedo en mi dirección. Hoy incluso me he puesto un vestido de verano sin llevar esa prenda. ¡Así que se acabaron los sostenes! © Hippotenuza / Pikabu
  • Casi nunca llevo sostén porque me incomoda, simplemente me visto como corresponde. Si voy a un lugar público, suelo llevar una chaqueta y una camisa o un suéter holgado por encima y no hay problema. Pero un verano estaba paseando con mis amigas con un ligero vestido y recibí una llamada de mi madre pidiéndome que fuera a la tienda a comprar huevos y leche. Cuando estaba en la caja, el cajero me dijo: “Un momento”, llamó al encargado y los dos me dijeron: “Por favor, abandone la tienda. Usted no lleva sostén y eso no es apropiado. Puede haber niños aquí”. Para entonces se había formado una cola detrás de mí, habían escuchado nuestra conversación y ahora todo el mundo me miraba fijamente, aunque antes a nadie le importó qué vestimenta llevaba. Les dije que quería pagar mis compras e irme de inmediato. Los cajeros se dieron cuenta de que sería mejor para todos, marcaron las compras, pagué y me fui. Juré no volver a comprar nada en esa tienda. © Marla / Quora
  • ¡Estoy a favor de eliminar los sostenes! No los necesito. Solo los usamos para personas que se sienten ofendidas por el cuerpo femenino. Es una cosa más que las mujeres “tienen” que comprar para estar “presentables”. Si los hombres tuvieran que llevar sostenes, pegarían un grito al cielo y se quejarían a todas las autoridades del mundo. © Hailsyea4 / Reddit
  • No hay ninguna ley que nos obligue a las mujeres a usar sostén. Llevo casi 50 años prescindiendo de él y disfruto de la libertad. Por supuesto, con pechos pequeños todo es mucho más fácil. Y si alguien me mira fijamente, bueno, no me importa recibir algo de atención. © Kelly / Quora
  • Trabajo en un bufete de abogados y solo llevo sostén para trabajar. Pero no siempre fue así: en uno de mis primeros días de trabajo, me presenté en la oficina con una preciosa blusa de seda lila y sin sujetador. Unas horas más tarde, el director de la oficina me llamó a su despacho y me informó que estaba “distrayendo” a algunos de los demás empleados con mi aspecto. Me aconsejó encarecidamente que llevara siempre ropa interior en la oficina. Pues bien, ahora siempre uso sostén para trabajar, pero rara vez lo uso en otro sitio. © Susan Marsh / Quora
  • Nunca llevo sostén, y no me importan las cuestiones de la “modestia” o la “moralidad”. La única razón que debería haber para usar un sostén es si la mujer tiene un busto demasiado grande y su espalda comienza a doler sin esta prenda. Por lo demás, no entiendo el alboroto por ello. Solo son pechos, cuyo contorno es perceptible a través de una tela. Pero sí llevamos pantalones que contornean las nalgas o las piernas. ¿Por qué la gente piensa que una cosa es obscena y la otra es normal? No lo entiendo. Entonces, en este caso, todos deberíamos empezar a llevar bolsas enormes para ocultar cualquier indicio de silueta corporal. © Melanie Daniels / Quora
  • Una vez me quedé sin trabajo todo el verano, así que solo llevaba camisetas y pantalones cortos, sin sostenes, porque no tenía que salir “en público”. Me acostumbré tanto a ello que dejé de usarlos después. La única excepción eran las actividades deportivas. Correr y saltar sin esta prenda es incómodo y a veces incluso doloroso. © Оlga Gutarts
  • Hace un año que dejé de usar el sujetador, es fácil y liberador sin él. No veo el sentido de ocultar mi cuerpo en absoluto. Al principio me daba vergüenza, pero eso también ha desaparecido con el tiempo. © marinkapone / Pikabu
  • El otoño pasado me extirparon una docena de papilomas de la espalda. No llevé sostén durante unas tres semanas para no traumatizar las heridas. Y cuando me lo volví a poner después, fue terriblemente incómodo. Me apretaba y me dolían los pechos, aunque era mi sostén más suave y mi favorito. Como resultado, la mayor parte del tiempo no lo llevo ahora, es más cómodo para mí. © myrkoshka / Pikabu
  • Antes no usaba sostenes debido a mi asma: durante un ataque hay que luchar por cada mililitro de aire y esa prenda ajustada quita vitalidad. Solo llevaba sostén bajo la ropa transparente o ajustada. He trabajado la mayor parte de mi vida en lugares dominados por hombres, pero nadie le ha prestado atención a mi forma de vestir. Bueno, eso es lo que pensaba yo hasta que tuve un incidente. Un colega mío, Miguel, se me acercó un día y me preguntó cuándo pensaba empezar a usar la “ropa de trabajo”. No suelo ser muy tímida, pero esa vez me quedé algo confusa. No tenemos uniformes en el trabajo. Me miré: un overol, una camiseta, unos zapatos... ¿Qué estaba mal? Entonces me señaló el pecho: “¿Dónde está el sostén?”. Me atraganté con el aire: “¡Cielos, Miguel! ¡Nadie está prestando atención, solo tú aparentemente! ¿No?”. Y ahí me contó que en el trabajo los hombres solo hablaban de mí: no importa de qué tema empiecen a conversar, todo se reduce a mi aspecto. Sí. Tuve que replantear mi actitud ante esa prenda. © Camparker / Pikabu
  • Soy la persona más afortunada de la tierra, porque casi he dejado de usar sostenes en invierno y en verano. ¿Qué sentido tiene usarlos si no hay con qué llenarlos? Y no me importa si le gusta o no le gusta a alguien. Estoy cómoda así y me siento bien. © RusukStark / Pikabu

En tu opinión, ¿los sostenes son una necesidad o una “reliquia” del pasado?

Imagen de portada Camparker / Pikabu
Genial/Mujer/15 Historias sobre el motivo por el que muchas mujeres jóvenes están prescindiendo del uso del sostén
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos