20 Detalles del “look” que consideramos un clásico, pero que desde hace tiempo deberíamos haber olvidado

La moda cambia a pasos agigantados. Pero siempre hay cosas y trucos que todo el mundo considera clásicos. Toda mujer tiene zapatos de tacón, se hace manicura francesa y usa jeans ajustados. Sin embargo, incluso los objetos tradicionales experimentan cambios de diseño de vez en cuando. A veces, estas modificaciones apenas se notan a primera vista, pero esto no niega su importancia.

Genial.guru siempre sigue las tendencias de moda, por lo que notó que el guardarropa básico y algunos detalles han cambiado. Para verte elegante y a la vez actual, es hora de olvidar algunas prendas. Al final, encontrarás un bono: un accesorio popular que se ha enfrentado a la realidad y casi se ha vuelto innecesario.

1. Jeans ajustados

Tal tipo de jean estaba en el guardarropa de casi todas las chicas. Pero ahora están de moda las prendas de mezclilla holgadas. Vale la pena prestar atención a los modelos mom, boyfriend, slouchy y opciones acampanadas y rectas. Para equilibrar la silueta, puedes meter una camiseta o blusa dentro de tus pantalones.

Además, los pantalones de tiro bajo están de moda nuevamente. Sin embargo, el modelo debe cumplir con los requisitos modernos: los jeans deben ser acampanados u holgados. Así que los ajustados con tiro bajo del pasado no funcionarán.

2. Arracadas

Los aretes sencillos son poco impresionantes. Los diseñadores se niegan a las arracadas finas y de superficie lisa. Actualmente están de moda las que tienen piedras, textura inusual o forma extraordinaria. Puedes probarte arracadas inusuales con detalles adicionales.

3. Bolso con forma estándar

Los bolsos de forma cuadrada y rectangular se ven demasiado aburridos en comparación con la variedad de siluetas actuales. Intenta agregar a tu look bolsos de mano de cuero tejido o bolsos pequeños pero voluminosos con volantes y pliegues. Los modelos monocromáticos son uno de los más elegantes, pero en muchas ocasiones encajan perfectamente los de neón o los modelos con un estampado animal.

4. Suéteres delgados y tejidos en patrones

No todos los suéteres son versátiles. Por ejemplo, los de punto fino y tejidos en patrones ya son obsoletos y su apariencia supuestamente femenina no encaja realmente con los looks modernos, por lo que hacen que la chica se vea más grande. Existen muchos modelos actuales: con cuello alto, redondo o con escote. Lo más importante es que la prenda de punto se vea suave y acogedora, pero densa a la vez.

5. Vestido con peplum

Esta prenda es capaz de ajustar la figura, adelgazar visualmente la cintura y destacar las caderas, pero se volvió obsoleta. Un vestido cruzado no perderá su relevancia durante varias temporadas y realizará esa misma tarea muy bien.

6. Cárdigan

Anteriormente, muchas personas preferían ponerse el cárdigan sobre el resto de la ropa, como tercer elemento en el look. Pero los cortos actuales han dejado de usarse solo como prenda exterior y han pasado a tomar el lugar de los suéteres. Se distinguen por un escote en V, botones, mangas voluminosas y estilo holgado.

7. Chaquetas ajustadas

Las chaquetas ajustadas son una prenda del pasado. El oversizelas chaquetas masculinas siguen siendo actuales durante muchos años. Puedes usar un cinturón para crear una silueta ajustada. Por cierto, las variantes más conservadoras también están de moda. Por ejemplo, chaquetas rectas.

8. Chaleco tejido en combinación con una camisa

Los chalecos tejidos regresaron desde los años 90, pero su interpretación moderna no te permitirá ver como una alumna ejemplar. Una de las variantes audaces de su uso es como una prenda en combinación con los artículos actuales del guardarropa.

9. Prendas de piel auténtica

La piel auténtica siempre se ha considerado un signo de lujo. Sin embargo, últimamente muchas marcas y celebridades se han mostrado a favor de no sacrificar animales por una belleza dudosa. Ahora, el prefijo “eco” hace alarde de orgullo cerca de la palabra “piel”. Los modelos fabricados con piel sintética ecológica se ven impresionantes y calientan igual que las prendas hechas con pieles auténticas.

10. Abrigo negro o gris

Ya es hora de rechazar las siluetas y los colores concisos. El abrigo moderno presenta una silueta oversize y su largo llega hasta la rodilla. Además, llama la atención con color o estampados, modelo asimétrico o diseño llamativo con flecos. Los hombros también son relevantes, ya que hacen que el look se vea más ordenado y la figura luzca más esbelta.

11. Pantalones ajustados

Hasta hace poco se consideraba un elemento indispensable del guardarropa de estilo de negocio. El atuendo con pantalones con rayas y zapatos de tacón fue un buen ejemplo de un look elegante de una mujer de negocios. Sin embargo, ahora vale la pena olvidar esta opción y prestar atención a los pantalones clásicos rectos con una línea extendida de cadera y palazzo.

12. Pantalones capri

Los pantalones capri han perdido su relevancia debido a las características específicas de su silueta. Hoy en día, los diseñadores apuestan a la comodidad y dan preferencia a las formas holgadas. Además, este modelo acorta las piernas. Fue reemplazado por culottes, pantalones que se ven bien en cualquier figura y crean un look más completo.

13. Overol de una tela ligera

Los modelos románticos hechos de telas delgadas ya no se ven tan elegantes. Las variantes más actuales son aquellas que están hechas de telas naturales densas, no ajustadas, pero que al mismo tiempo conservan perfectamente su forma.

14. Camisa blanca

Desde hace mucho tiempo, las camisas ajustadas han dejado de estar de moda, pero algunas personas simplemente no pueden negarse a su uso. Estas dificultan el movimiento y parecen destacar a propósito las imperfecciones de la figura. Es mejor renunciar al estilo obsoleto y dar preferencia a las camisas voluminosas hechas de materiales simples, que serán la base perfecta para el look de cualquier estilo. Al igual que en el caso de las chaquetas, también está de moda una versión más clásica: una camisa alargada.

15. Pantalón de mezclilla con botas

La combinación de jeans con botas altas hace que los muslos y las pantorrillas se vean más cortos. Para evitar este efecto, es mejor sustituir la versión habitual de botas por botines o tenis calientes.

16. Tacones cerrados

Antes se consideraba que toda mujer debía tener un par de tacones cerrados, pero hoy ceden a los zapatos más cómodos y versátiles. El calzado con tacón firme ha sido reemplazado por los tacones de aguja. Así hemos podido ver a la modelo Mary Jane en las pasarelas de muchas marcas.

17. Chamarra de cuero ajustada

A las chamarras de cuero también les tocó la tendencia oversize. Una chamarra ajustada limita los movimientos, por lo que hay una razón para optar por modelos más holgados. Se pueden realizar experimentos con la forma, silueta y textura. Puedes considerar opciones con detalles interesantes (elementos metálicos, flecos) o chamarras de un color inusual.

18. Diadema

El año pasado, literalmente todo el mundo usaba diademas masivas. Pero el accesorio aburrió y ahora vale la pena prestar atención al pañuelo de seda. La forma más novedosa de usar este accesorio es atarlo en el cabello. Puedes envolverlo alrededor de tu coleta, usarlo como una diadema estrecha, tejerlo en una trenza o simplemente atarte este pañuelo alrededor de la cabeza.

19. Lentes de aviador

Este modelo de gafas es un clásico que nunca sale de moda, pero también se moderniza año tras año. Ahora debes prestar atención a las gafas con vidrios translúcidos grises, azules o completamente transparentes sin efecto espejo. Al elegirlas, debes tener en cuenta que su silueta puede arruinar visualmente la forma de la cara y crear una sensación de mejillas caídas.

Por cierto, los lentes de aviador no solo tienen forma ovalada, ya que ahora también son presentados en nuevas siluetas: cuadradapoligonal. Y si quieres algo realmente inusual, puedes intentar agregar a tu look gafas “Pit Viper”, que regresaron de los rebeldes años 2000.

20. Manicura francesa

Los esmaltados clásicos fueron reemplazados por los alternativos. Uno de los más famosos es la manicura francesa invertida, cuando la línea no se pinta en la punta de la uña, sino cerca de la cutícula. Además, el concepto de “maquillaje sin maquillaje” resulta ser un borrador de trabajo en manicura. Este año, las uñas de diseño minimalista sin un esmaltado brillante están en la cima de la moda.

Bono: las carteras dejan de ser necesarias

A medida que el pago sin efectivo se vuelve cada vez más común en nuestra vida, las carteras grandes dejan de ser necesarias. Para muchas personas es suficiente usar una pequeña o un tarjetero. Simplemente puedes guardarlo en tu bolso y sacarlo solo cuando uses efectivo.

¿Qué prendas clásicas no estás listo para dejar?

Compartir este artículo