Genial
Genial

8 Mitos y verdades sobre la caspa que demuestran que no debemos escuchar los consejos de la abuela

Controlar la caspa puede parecer una tarea difícil y casi imposible. A veces, pensamos en ocultar el problema con gorras y sombreros. Sin embargo, que esté fuera de la vista no significa que haya desaparecido como por arte de magia. A todo esto, nos preguntamos: ¿por qué sale y cómo se puede controlar? Quizá nos abrume un poco el qué dirán, pero es mejor responder a estas interrogantes para poder decirles adiós a esos molestos síntomas.

En Genial.guru buscamos las creencias más comunes sobre el cuidado del cabello con caspa y encontramos que algunas son solo mitos, mientras que otras son verdades comprobadas que pueden ser de gran ayuda.

1. La caspa es contagiosa: mito

Existe la creencia de que la caspa puede pasarse de una persona a otra, pero esto es solo un mito. La descamación y picazón no son afecciones graves ni contagiosas. En realidad, pueden tratarse fácilmente con un champú suave de uso diario. Si esto no funciona, conviene acudir a un especialista para buscar otras opciones de tratamiento.

2. Peinar energéticamente el cabello para remover la caspa antes de lavarse el pelo: mito

Cepillar el cabello con demasiada fuerza puede crear fricción en la piel sensible del cuero cabelludo, sobre todo cuando está seco. Incluso puede hacer que las escamas de la caspa sean más visibles, empeorando la situación y causando más daño. Lo mejor es, luego del baño, usar un peine de cerdas anchas para desenredar cuidadosamente el cabello, yendo desde las puntas hacia las raíces.

3. La falta de higiene provoca la aparición de caspa: algo de mito y algo de verdad

La mala higiene no es un factor, pero las escamas pueden ser más visibles si una persona no se lava o cepilla el cabello con frecuencia. La caspa puede ser causada por una combinación de factores, los cuales incluyen desde cambios hormonales hasta una predisposición genética. Estos alteran el balance natural del cuero cabelludo.

4. Los cambios climáticos pueden agravar el problema de la caspa: algo de mito y algo de verdad

En sí, el invierno no provoca caspa, pero el aire frío puede hacer que el cuero cabelludo se seque y terminen apareciendo síntomas como enrojecimiento, descamación y picazón asociados con esta afección. Así que, más vale prevenir que lamentar. Una persona susceptible puede comenzar a usar un champú anticaspa para evitar que las cosas empeoren.

5. Cualquier champú anticaspa es efectivo: falso

Hay muchos champús anticaspa a la venta, y cada uno tiene diferentes ingredientes activos para controlar los síntomas. Por otro lado, existen distintos tipos de cabello y, a veces, el uso de un solo producto no produce el alivio esperado. Algunos champús pueden decolorar el pelo, otros pueden hacer que el cuero cabelludo sea más sensible a la luz solar, y unos más pueden resultar poco efectivos.

Para la mayoría de las personas, la caspa no requiere atención médica. Sin embargo, un dermatólogo dará la mejor recomendación de producto para el tipo de cabello específico de cada uno.

6. Usar gorras y sombreros puede empeorar el problema: verdadero

Si bien un sombrero agrega estilo a cualquier atuendo, también puede dificultar las cosas para quienes padecen caspa. Su uso prolongado crea un clima cálido y húmedo en el cuero cabelludo. A medida que la cabeza se calienta, la humedad queda atrapada. Este es un ambiente ideal para brotes de caspa, e igualmente puede empeorar los síntomas preexistentes.

7. La dieta puede afectar la caspa: verdadero

Una “dieta contra la caspa” puede marcar la diferencia. Existe una teoría que dice que esta afección es causada por la levadura. Dulces y alimentos que contienen este elemento fomentan el crecimiento de hongos, por lo que se recomienda reducir la ingesta de tales productos.

El zinc y la biotina, un tipo de vitamina B, también ayudan a disminuir los brotes. Algunos alimentos ricos en biotina son los huevos, yogur, tomates y zanahorias. Por otro lado, el zinc se encuentra en las ostras, el cangrejo y las semillas de calabaza. Los cacahuetes y el chocolate negro son ricos en ambos nutrientes.

8. La caspa provoca la caída del cabello: falso

La caspa en sí misma no provoca la caída del cabello. Sin embargo, en casos severos puede hacer que una persona se rasque la cabeza con más frecuencia y demasiada fuerza. El resultado de esto es la inflamación de los folículos pilosos, lo que ralentiza o detiene su crecimiento y, además, empeora los signos visibles de pérdida de pelo.

¿Qué otra creencia acerca del cuidado del cabello sostuviste durante mucho tiempo y luego comprobaste que no era cierta?

Genial/Mujer/8 Mitos y verdades sobre la caspa que demuestran que no debemos escuchar los consejos de la abuela
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos