Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Mujeres japonesas se manifestaron en contra de las exigencias de vestuario de las empresas haciendo lo que se les prohíbe hacer

Tanto la prohibición de las gafas como el uso obligatorio de tacones altos en las mujeres que trabajan en Japón generaron bastantes polémicas en las redes sociales. Y, aunque son prácticas que las empresas implementan desde hace mucho tiempo, las damas decidieron protestar contra los códigos de vestimenta femeninos impuestos sin sentido alguno para acabar con ellos de una vez por todas.

Genial.guru investigó más acerca de esta protesta, cuál fue su origen y cómo se han manifestado las mujeres para poder trabajar de forma más cómoda en sus respectivos empleos.

El día en el que una reportera salió al aire con gafas puestas

Uno de los antecedentes de este movimiento social japonés surgió en Corea del Sur, donde una presentadora de televisión llamada Lim Hyun-joo salió en una transmisión para dar las noticias con sus gafas puestas.

Dicho acto generó que se abriera un debate en toda Corea, donde se cuestionó por qué a los hombres sí se les permite usar gafas mientras que, en el caso de las mujeres, las exigencias con respecto al código de vestimenta en el trabajo son mayores. Esto también repercutió en Japón, donde las empresas cuentan con normas estrictas relacionadas con la ropa que debe usar el personal femenino.

Por qué las mujeres no pueden usar gafas en el trabajo

Las gafas generan un aspecto frío e intimidante en las mujeres, o eso es lo que afirman los empleadores cuando contratan a personal femenino. Según algunos testimonios, las empleadas deben valerse de lentes de contactos o gotas para poder realizar sus tareas, además de usar tacones altos y ciertos tipos de peinados para mostrar un aspecto encantador.

Una profesora de sociología llamada Kumiko Nemoto alegó que la prohibición de gafas en las mujeres no tiene ningún sentido y que ciertas costumbres obsoletas deben cambiarse. Asimismo, los medios de prensa japoneses comenzaron a cuestionar dichos códigos de vestimenta, mencionando las libertades que se les dan a los hombres y no a las damas.

Los estrictos códigos de vestimenta solo se les imponen a las mujeres

Además de prohibírseles las gafas en el trabajo, muchas empresas obligan al personal femenino a usar tacones altos. Sin embargo, el uso de este calzado genera problemas en los pies y les dificulta a las empleadas caminar con naturalidad, según manifestaron los medios.

A raíz de este problema, una extrabajadora de una funeraria, Yumi Ishikawa, inició una petición en Japón para abolir los códigos de vestimenta femeninos que solo marcan una gran brecha entre los derechos de los trabajadores de cada género.

Manifestación contra los códigos de vestimenta femeninos en redes sociales

En Twitter, muchos usuarios manifestaron su descontento contra esta prohibición con el lema “Las gafas están prohibidas”, en el marco del cual los seguidores publican fotos con sus gafas puestas en apoyo al movimiento social que se desató en Japón.

También surgió el hashtag #Kutoo, haciendo relación a los pies adoloridos por el uso excesivo de los tacones altos. A raíz de esta manifestación, el ministro de trabajo de Japón afirmó que este tipo de calzado es “necesario”, generando aún más controversia.

¿Habías escuchado sobre los estrictos códigos de vestimenta femeninos en Japón? ¿Pasaste por alguna experiencia similar en tu trabajo? Cuéntanos en los comentarios.