Cómo cambia nuestro cuerpo después de los 30 años y por qué el rostro envejece con mayor rapidez

Ya hemos escuchado varias veces sobre el beneficio del ácido hialurónico y las vitaminas C y E. Pero ¿de qué depende el estado de la piel del rostro y cómo se puede influir de manera general en él? Subsanar la deficiencia de colágeno y elastina, usar bloqueador solar, alimentarse de manera saludable, etc. Pero no tiene sentido de hablar sobre esto sin tener en cuenta otros procesos: los cambios de la masa ósea del cuerpo y el equilibrio hormonal.

Genial.guru estudió los resultados de investigaciones científicas sobre los cambios que nos esperan con la edad.

Cómo cambia el cuerpo cuando envejecemos

Con el paso de la edad, se reduce la elasticidad de la piel y comenzamos a cuidar de ella arduamente: usamos parches, cremas, sueros, mesoterapia, procedimientos cosmetológicos que deberían mejorar el aspecto físico del rostro.

La aparición de arrugas no solo depende de la piel, sino también de los cambios en las estructuras hipodérmicas: tejidos suaves, capa del tejido graso y además el cráneo propenso a la resorción ósea. Al comprender estos mecanismos, se puede ralentizar el envejecimiento.

La resorción ósea es la destrucción gradual (disolución, degradación) del tejido óseo. Durante toda la vida, nuestros huesos se renuevan, pero después de los 35-40 años, los procesos del deterioro comienza a prevalecer sobre el proceso del crecimiento.

Con la edad, nuestro esqueleto se hace más grande, en promedio, un 10 por ciento, y aumenta su fragilidad. Por ejemplo, la pelvis crece de forma activa hasta los 25-30 años cuando el organismo se prepara para el nacimiento de un bebé en las mujeres. Después de los 40 años, la cadera se reduce y este proceso sigue hasta la vejez.

La resorción ósea no solo afecta al cuerpo, sino también el cráneo:

  • disminuye la altitud del rostro (especialmente si te falta un diente/dientes);
  • las protuberancias óseas se hacen más profundas;
  • las órbitas oculares cambian su forma y aumentan;
  • la mandíbula inferior se hace más amplia;
  • la nariz se hace más grande y la punta de la nariz se cae debido a los cambios en su base ósea.

Los pliegues nasolabiales se hacen más profundos ya que los huesos de la mandíbula cambian con la edad. Esto también está relacionado con la pérdida de la elasticidad y los cambios en los tejidos blandos bajo la piel. Pero de todos modos esta zona está ligada con la dentadura.

Las cuencas oculares incrementan con la edad y la esquina superior interna e inferior externa son más propensas a dañarse. Por eso las cejas parecen más elevadas y cerca de los ojos aparecen las famosas “patas de gallo”, ya que dejó de existir el pilar para los tejidos blandos que había antes.

Por qué un estiramiento facial no te ayudará

Anteriormente se creía que el lifting ayudaba a corregir la situación. Esta idea se basó en un concepto tradicional del envejecimiento del rostro: la piel perdía elasticidad, se caía y aparecían arrugas.

Con la aparición de las nuevas tecnologías y el análisis tridimensional los científicos comenzaron a entender cómo cambiaba el esplanocráneo y qué partes son más propensas a la resorción. Con más frecuencia la corrección de la estructura de los huesos sale a primer plano.

Las tareas principales para el cuidado del rostro cambian un poco el objetivo:

  • ralentizar resorción ósea;
  • eliminar los factores que incrementan la deterioro.

Dado que los huesos no es lo único que se deteriora, sino también la capa de la grasa, no vale la pena creer en las promesas de regresar la juventud a tu piel y tu aspecto físico, que tenía hace 15-20 años, al realizar un simple tratamiento de una vez. Para esto se necesita la consulta de experto, el cual entiende las peculiaridades de envejecimiento del rostro para no causarle daño.

Cómo ralentizar el envejecimiento

Para que el rostro permanezca radiante y lo más joven posible se tiene que ralentizar el envejecimiento de la piel y las modificaciones del cráneo, es decir la resorción ósea.

En la juventud, la piel es suave, ya que en el organismo hay suficiente colágeno y elastina, la grasa en la superficie de la piel se distribuye uniformemente en la frente, mejillas y alrededor de los ojos. Con la edad el colágeno se reduce y la capa grasosa pierde su volumen. Debido a esto la piel cae.

Cómo ralentizar el envejecimiento de la piel:

  • Tienes que cambiar los hábitos alimenticios. La Academia estadounidense de dermatología recomienda comer menos azúcar, ya que esto acelera el envejecimiento, además se tiene que comer más frutas y verduras para prevenir el daño celular.
  • Tienes que hidratar la piel sin traumarla con exfoliantes y mascarillas agresivas, no hacer fuertes expresiones en el rostro porque hacemos arrugas más profundas.
  • Tienes que protegerte del sol, viento y frío. Los especialistas de la Escuela de Medicina de Harvard recomiendan el uso obligatorio de cremas con FPS.

Cómo ralentizar el deterioro de los huesos:

  • Verificar las hormonas: por ejemplo, las hormonas de glándula tiroides refuerzan la resorción, los estrógenos, al revés, la ralentizan. A pesar del beneficio de la vitamina D, si esta es abundante en el cuerpo puede afectar a los huesos. Debe haber un equilibrio y aquí no es posible hacer una observación sin ayuda de un endocrinólogo.
  • Evitar las inyecciones de bótox. Estudios mostraron que estas inyecciones aceleran el deterioro de los huesos.
  • Curar los dientes a tiempo. Si te hace falta por lo menos un diente, esto acelera la deformación de la mandíbula y afecta su apariencia. Los labios pueden verse más delgados, los pliegues nasolabiales más profundos y la forma del rostro visualmente puede parecer más redonda. Por esta razón la mandíbula inferior de las personas con prótesis dentales se reduce, en 10 años se puede perder un 60 por ciento del volumen. Los implantes que sustituyen la raíz del diente, ayudan a evitar este proceso.

Como podemos ver, el rostro cambia con la edad no solo desde un lado visual. El cuidado de la piel es muy importante pero la comprensión de los cambios a nivel de la capa de grasa y huesos te protegerá y evitará que malgastes dinero y manipulaciones tales como inyecciones de bótox en las cuales se obtiene más daño que beneficio.

¿A ti qué te funciona más a la hora de cuidar tu rostro?

Compartir este artículo