Genial
Genial

15 Tendencias de maquillaje que surgieron a lo largo de la historia

El maquillaje puede ser un evento rutinario y a la vez mágico para muchas mujeres, pero no es una práctica que surgió hace pocas décadas sino que ya es una costumbre milenaria que heredamos de nuestros antepasados, incluso los más lejanos. Desde enfatizar los ojos con delineados negros como los egipcios, hasta colorear las mejillas y labios como en el Rococó, cada estilo reflejó las tendencias que formarían parte de la tradición y costumbres de cuidados personales en cada región del mundo.

Genial.guru investigó la evolución del maquillaje desde el Antiguo Egipto hasta la actualidad, señalando las distintas tendencias, colores y cosméticos usados en cada época.

1. Antiguo Egipto

En la antigüedad, los egipcios se delineaban los ojos con un tinte negro llamado kohl para obtener la forma almendrada que tanto los caracterizaba. El mismo se creaba con una mezcla de sulfuro de plomo, galena y otras sustancias, y se aplicaba con palitos delgados de marfil, madera e incluso de algún tipo de metal.

También se coloreaban los ojos con un pigmento verde obtenido de una piedra llamada malaquita, que aplicaban a modo de sombras. Usaban el ocre rojo para colorear los labios y el amarillo lo reservaban para darle un tono dorado a su piel.

2. Civilización griega

Los griegos apreciaban la piel pálida, por lo que le untaban una sustancia conocida como plomo blanco, cuyos componentes eran realmente tóxicos para la salud. Es por eso que también se hidrataban con cremas a base de miel.

Además, se aplicaban carbón molido en los ojos como un delineador, y se coloreaban los labios con ocre rojo o pigmentos extraídos de las moras. Se ve que el rouge con sabor se produce desde hace siglos.

3. Civilización romana

Al igual que en Grecia, en Roma también usaban el plomo para aclararse la piel (por más que fuese nocivo para la salud). También probaron otras alternativas de blanqueadores como la tiza y el polvo blanco. Además, preferían tener un tono rosado en las mejillas para reflejar “buena salud” y se pintaban las cejas con hollín para que lucieran bien oscuras.

4. Edad Media

Si bien el plomo todavía se seguía utilizando para blanquear la piel durante la Edad Media, este era mezclado con espárragos y leche de cabra para evitar sus efectos letales. También vendría la costumbre de lucir la frente amplia como sinónimo de belleza.

A excepción de las damas de estatus social alto, el maquillaje quedaría en desuso en gran parte de la población europea porque poseía connotaciones negativas.

5. Renacimiento

Durante el Renacimiento, se crearían los primeros laboratorios de cosméticos, ofreciendo productos más sofisticados que en otros periodos históricos. Al igual que en la Edad Media, todavía se apreciaba la piel pálida, por lo que muchas mujeres solían untarse el rostro y el pecho con plomo blanco. Además, se depilaban la parte superior de la frente para tenerla bien amplia.

Los ojos seguían siendo delineados con kohl, pero se optaba por colorear los párpados con azul y verde. Y como apreciaban los ojos grandes, se dilataban las pupilas con una sustancia especial. También se optaba por lucir labios rojos y surgió la costumbre de pintarse lunares en el rostro o escote.

6. Rococó

Durante el reinado de María Antonieta, a mediados el siglo XVIII, el maquillaje del Rococó consistía en bases de cera y polvo blanco para la piel. Tras una primera capa de base blanca, las mujeres se coloreaban los labios y mejillas de un tono rojo de rouge. Con todo eso, lograban cubrir cualquier imperfección en el rostro y obtener un aspecto perfecto a la vista.

7. Japón antiguo

Japón destaca, especialmente, por el uso de polvo facial blanco y labios de rojo intenso en el maquillaje tradicional. Se cree que esta costumbre se remonta a los siglos III y VI y que, en un inicio, los labios rojos simbolizarían más que nada la protección contra el mal.

En el siglo IX, seguirían usando la cara blanca acompañada del pelo largo y suelto, pero se depilarían las cejas para pintar otras falsas más arriba. Otra práctica curiosa es que si las mujeres estaban casadas, se pintaban los dientes de negro.

8. Época victoriana

Fue durante la época victoriana cuando la obsesión por la piel blanca llegaría al extremo de usar diversas fórmulas cosméticas para obtener el tono pálido deseado. Solo en las zonas de los labios, mejillas y párpados se permitía algo de color, siendo los ojos pintados con aceite de ricino para obtener ese efecto de ojos grandes y brillantes.

9. Décadas del 20 y 30

Los cosméticos en los años 20 se caracterizaban por la predominancia de los colores metalizados para los labios y el uso del rímel para las pestañas. Las cejas solían ser delgadas y arqueadas.

Algunas mujeres se aplicaban rouge para el rubor no solo en las mejillas: también en las rodillas. Y en los años 30 se volvieron populares los labios color rojo oscuro, granate y en tonos frambuesa.

10. Los años 40

Mientras en décadas anteriores hacían énfasis en los ojos, en los años 40 el maquillaje se centraba en los labios, optando por tonos rojo intenso. Además, las cejas debían ir bien alineadas y el rímel solo era aplicado en las pestañas superiores de los ojos. También era común el uso de la base en forma líquida o en crema para aplicársela en el rostro.

11. Los años 50

mitad del siglo XX, era común la fabricación y uso del polvo facial en los salones de belleza. Entre los pigmentos usados se encontrarían el verde, rosa, lila y beige, los cuales se colocaban en una máquina compresora para obtener un cosmético empaquetado. Además, se popularizarían los labios rojos intensos, pómulos coloreados en tonos café y sombras oscuras en los ojos.

12. Los años 60

Si bien en la primera mitad de la década del 60 seguían la tendencia de los cincuenta, es durante estos años que el maquillaje se volvería más simple. Las mujeres optarían por pintarse los labios con tonos rosados y durazno, junto con un poco de polvo para apenas tapar algunas imperfecciones en el rostro. Y en cuanto a los ojos, se iniciaría la aplicación de las pestañas postizas y sombras azules, verdes, grises y blancas.

13. India

En la cultura India, las mujeres acostumbraban a maquillarse el rostro con un polvo conocido como Sindoor. Este producto suele presentarse en tonos rojos o naranjas y, generalmente, se le aplican a las mujeres casadas a lo largo de la línea divisoria en el cabello.

Por su parte, las solteras se colocan un punto en la frente, conocido como Bindi y que, normalmente, suele variar entre el rojo y el negro. Y para ellas, lo importante es resaltar la mirada, por lo que se delinean los ojos de negro.

14. Culturas antiguas mexicanas

Se cree que en la cultura maya los colores tenían una gran importancia, y que eran obtenidos a partir de pigmentos de diversos materiales. En cuanto a los cosméticos, éstos podrían presentarse en forma de polvos y aplicados por todo el cuerpo con fines rituales.

Por otro lado, los aztecas apreciaban las pieles amarillentas, por lo que se untaban la piel con una sustancia amarilla conocida como axin y que venía en forma de crema. También podrían usar el betún en sus caras.

15. Actualidad y lo que se viene

Tal parece que, a partir del 2020, las tendencias de maquillaje comienzan a variar. Así, muchas chicas optan por tener una piel más brillante, y otras por un estilo más natural. Además, se piensa que de aquí a unos cuantos años, los cosméticos hechos con productos naturales se volverían populares por la tendencia eco dentro del sector de la moda y belleza.

¿Qué tendencias de maquillajes has probado? ¿O prefieres usar tu propio estilo?

Compartir este artículo