Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

La jequesa Mozah, un claro ejemplo de que las mujeres del Medio Oriente también pueden cambiar el mundo

Suele considerarse que, en los países árabes, las mujeres siempre permanecen a la sombra. La jequesa Mozah es la segunda de tres esposas del emir de Catar, y simplemente con su personalidad desafía todos los estereotipos sobre las mujeres orientales. Al parecer, siempre con atuendos únicos e impecables y con una postura real, ella no solo se ha convertido en un ícono del estilo del mundo árabe, sino también en una destacada figura pública.

En Genial.guru admiramos sinceramente la historia de la jequesa y consideramos que todas las personas deberían conocerla. Al mismo tiempo, admiramos la belleza exótica de esta maravillosa mujer.

Historia de la jequesa Mozah

La jequesa Mozah nació en el seno de una familia rica. Su padre fue un reconocido hombre de negocios catarí. La infancia y juventud de Mozah fue parecida a un cuento de hadas oriental. A los 18 años conoció al futuro emir de Catar, en ese entonces príncipe Hamad bin Jalifa Al Thani.

Contrariamente al arraigado orden oriental, la chica no tenía prisa por convertirse en una ama de casa. Ella estudió psicología en la Universidad de Catar y después realizó prácticas profesionales en EE.UU. Al regresar a su país, Mozah, al ser la segunda esposa del jeque, dio a luz. Los primeros años en su nueva etapa los dedicó al cuidado de sus hijos. En total, procrearon siete herederos. Precisamente su hijo se convirtió en el sucesor del trono y el cuarto emir de Catar, aunque el jeque tuvo 25 hijos con sus esposas.

La jequesa Mozah con su cónyuge e hijo Tamim bin Hamad Al Zani, cuarto emir de Catar.

Estilo de la jequesa Mozah

La jequesa Mozah siempre ha sido una mujer con carácter. A pesar de no ser la primera esposa del emir, ella logró tomar participación en asuntos gubernamentales, algo que no pudo pasar desapercibido ante la sociedad catarí. Sus atuendos también causaban un gran asombro; el jeque le permitió a su esposa no utilizar el hiyab y únicamente cubría su cabeza con elegantes turbantes.

A la izquierda, la periodista Norah Al-Haqbani (Arabia Saudita); a la derecha, la jequesa Mozah.

Su osado look dio un impulso al cambio. En la sociedad, comenzaron a hablar sobre los nuevos, más brillantes y actuales atuendos para las mujeres musulmanas respetables. A partir de eso, Mozah se convirtió en un ícono de estilo al demostrar que la mujer oriental puede verse bien y despampanante. La jequesa usaba vestidos, faldas y (¡Oh, por Dios!) pantalones. Todo eso anteriormente se consideraba inaceptable en el mundo árabe.

La jequesa con la princesa Victoria de Suecia.

En la Universidad de Harvard (Massachusetts, EE.UU.)

A la jequesa nunca la verás con un atuendo aburrido. Sus looks combinan la elegancia, brillantez y fuerte feminidad de una mujer segura de sí misma. Al mismo tiempo, Mozah no utiliza servicios de estilistas, ella misma selecciona sus atuendos al considerar que esto es como una especie de psicoterapia.

¡Nos gustaría echar un vistazo al guardarropa de la jequesa! Ella posee una innumerable cantidad de atuendos de alta costura. Un lugar destacado en el guardarropa de la realeza está ocupado por prendas de la marca Valentino (una participación mayoritaria de la casa de moda pertenece a su familia).

Misión humanitaria

En una escuela de la ciudad El Obeid (Sudán).

Entre los dirigentes árabes, el tercer emir de Catar siempre se ha considerado un líder progresista en gran parte gracias a los programas humanitarios y de beneficencia de su cónyuge. La jequesa es una figura activa pública. Ella es embajadora especial de la UNESCO para la educación básica y superior.

Esto no es solo un honorable cargo, como podrías pensar. La jequesa ha invertido años en la lucha por un acceso equitativo para los niños a la educación. Ha viajado por el planeta con esta importante misión, se ha reunido con líderes de Estado y filántropos, llamando su atención hacia este problema. Su fondo Educate a Child (“Educa a un niño”) ayuda a infantes que viven en los rincones más pobres del planeta y se han convertido en víctimas de guerra y conflictos, otorgándoles la oportunidad de una mejor vida al asistir a la escuela.

Gracias al fondo de la jequesa Mozah, 10 millones de niños en seis años han comenzado a asistir a la escuela.

“Esta es una lucha que he comenzado desde hace mucho tiempo... Me comprometí a educar en seis años a 10 millones de niños que no asistían a la escuela. Pero el problema consiste en que la enseñanza general no es una prioridad para muchos líderes. Yo quiero que las escuelas sean consideradas santuarios que bajo ninguna circunstancia pueden convertirse en blanco de ataques durante las guerras”.

Escuela en Nueva Delhi (India).

Esta mujer también ha realizado grandes aportes a la vida de sus conciudadanas. Las mujeres cataríes le deben a la jequesa una mejora considerable de su posición. Hoy en día, Catar se considera uno de los países árabes más liberales en materia de derechos de mujeres: ellas tienen derecho a votar, manejar automóvil y vestirse de una manera no tan rigurosa como sus países vecinos. Gracias al acceso a la educación y empleos, las mujeres ahora incluso forman parte del gabinete de ministros del país.

La jequesa Mozah con la ministra de sanidad de Catar, la Dra. Hanan Al Kuwari.

¡Este año, la jequesa Mozah cumplirá 60 años y tiene decenas de nietos! Sin embargo, esta mujer no tiene prisa por descansar. Aún participa de manera activa en actividades sociales y continúa alegrándonos con su destello de belleza.

¿Qué piensas sobre la jequesa Mozah? ¿Puede competir con las monarcas europeas?

Imagen de portada mozabintnasser / instagram
Compartir este artículo