Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Un recorrido por el vestuario de Grace Kelly demuestra que puedes verte hermosa y con estilo yendo cómoda

Dicen que “la belleza duele”, pero una de las mujeres más guapas de la historia no necesitaba sufrir para verse espectacular. Han pasado más de 60 años desde que Grace Kelly irrumpió en Hollywood para convertirse en la princesa del cine, pero su estilo sigue siendo estudiado, copiado y sirviendo de inspiración para diseñadores de todo el mundo incluso en la actualidad. La actriz llegó a convertirse en una princesa de verdad al contraer matrimonio con el príncipe Raniero III de Mónaco en 1956, e incluso desde ese puesto, la protagonista de este cuento de hadas siguió sorprendiendo a la nobleza europea y al público con su estilo elegante, sobrio y coqueto.

Genial.guru preparó una lista con algunos detalles que eran parte importante del estilo de Grace Kelly.

1. Los sombreros: útiles y elegantes

Grace Kelly solía complementar sus atuendos con hermosos sombreros que añadían elegancia y misterio a su figura. Pero no caigamos en el error de pensar que los compraba solo por ser un bonito accesorio: sin importar la estación, los sombreros la protegían del Sol y del frío, siendo un añadido muy práctico a su guardarropa.

2. Las camisas holgadas le aportaban estilo y comodidad

Una camisa blanca holgada es muy fácil de combinar para el día a día, y bien lo sabía Grace, quien siempre la usaba con estilo. Pero esta prenda no solo es útil al momento de armar un atuendo, sino que también es cómoda y clásica, lo que dotaba a sus vestuarios de frescura sin quitarles la elegancia.

3. Vestía la versátil combinación de negro y blanco con mucha gracia

Si alguna vez estás en esa situación en que no sabes qué ponerte, despreocúpate y sigue el estilo de Grace Kelly: usa negro y blanco. Esta combinación que se le vio usar en múltiples ocasiones no solo les daba un aire elegante a sus atuendos, sino que seguramente le facilitaba el momento de decidir qué ponerse.

4. Las faldas y vestidos aireados la mantenían cómoda

Probablemente, las piezas más cómodas en el guardarropa de cada mujer son sus vestidos. La actriz se dejaba ver con estos y con anchas faldas que dejaban en libertad sus piernas y con los que era fácil caminar, a comparación de un vestido o falda tipo tubo. Este estilo fue denominado New Look, y fue creado por Christian Dior.

5. Iba bella y confortable con piezas modestas, pero estilizadas a su medida

Grace no se inclinaba hacia prendas muy cortas o escotadas, y su estilo era más bien conservador. Por eso era común que prefiriera un elegante cuello “v” en la espalda de lugar de un profundo escote; faldas tipo “midi” de lugar de minifaldas, y pantalones capri en lugar de cortos.

Salvo contadas ocasiones, su ropa no era pegada al cuerpo, sino entallada. Los modelos de pantalón, vestidos, blusas y suéteres que vestía respondían a las curvas naturales de su cuerpo, acentuando su silueta. No se trataba de marcar cada zona de su figura, sino de insinuarla, dándoles un toque coqueto a sus vestuarios sin necesidad de sufrir.

6. Prefería los bolsos prácticos

En una época en la que las mujeres preferían portar bolsos pequeños, Grace optaba por diseños más funcionales, grandes, y que, guardando el estilo, le permitieran llevar todo lo que necesitaba, desde su maquillaje y gafas de sol “cat eye”, hasta su cartera. Su influencia fue tal que incluso Hermès diseñó un bolso llamado “Kelly”.

7. Sus pañuelos no podían faltar

Al pensar en películas antiguas, seguramente se nos viene a la cabeza la típica imagen de una pareja en un descapotable, con la chica usando un pañuelo para proteger su peinado. Pues esa escena debe haber sido natural en la vida de la actriz, quien utilizaba este accesorio constantemente. Así, la pieza protegía su cabellera dorada ondeada y convertía en un instante un atuendo común en uno creativo e interesante.

8. Era usual verla usando zapatos de tacón bajo

Dicen que Grace Kelly adoraba los zapatos, y no debería extrañarnos que con su experiencia en modelaje haya tenido una predilección por el calzado. Sin embargo, la actriz no sacrificaba su comodidad, y aunque podía llevar tacones altos en ceremonias especiales como los premios Óscar, en su día a día optaba por zapatos de tacón bajo como balerinas, mocasines y alpargatas.

9. Sobriedad en los accesorios

Es como si la princesa supiera que el centro de atención debía ser ella, no sus joyas. Por ello se adornaba con piezas clásicas como un collar de perlas, pendientes pegados a la oreja o cortos, y brazaletes sencillos y delicados.

10. Elegancia hasta en la playa

Esta foto dice más que cualquier explicación que pudiéramos escribir, y es tal vez el ejemplo más claro de cómo el glamur era su accesorio más indispensable. En una época en la que el bikini pequeño se había convertido en un sello de moda, la actriz optaba por piezas que acentuaban su silueta sin tener que mostrar demasiado. En esta ocasión, por ejemplo, optó por un sencillo y modesto top con una “swim skirt” blanca.

Cuéntanos cómo es tu estilo y cuáles son tus trucos para verte regia siempre. ¡Atrévete a compartir una foto con nosotros de tu vestuario más icónico!