Genial
Genial

10 Cosas que es recomendable hablar con tu pareja si planean ser padres para evitar discusiones después

Está comprobado que el primer hijo puede traer complicaciones a la pareja. Esto puede ser por la prioridad que adquiere el bebé o por cómo se organizan las tareas del hogar, entre otras cosas. Por eso, hay algunos temas que vale la pena debatir con la pareja antes de tener un niño, desde decisiones específicas que implican al bebé, como el estilo de crianza, hasta cuestiones de pareja, como de qué manera organizarse para que ambos puedan tener tiempo libre.

En Genial.guru creemos que mientras más felices sean los padres, mejor será la primera etapa de la crianza, la cual, seamos sinceros, no es nada fácil.

1. Qué clase de crianza van a implementar

Hay distintos tipos de crianzas. Estos implican qué estilo tendrán los padres a la hora de marcar los límites, la comunicación con el niño y muchas cosas más. Apenas nazca, pueden aparecer diferencias con la pareja relacionadas con cómo manejar ciertas situaciones.

¿Lo dejamos llorar hasta quedarse dormido? ¿Acudimos a su llamado cada vez que llora? ¿Practicamos “colecho”? ¿Lo alimentamos con papilla o que aprenda a comer solito? Es clave dirimir con la pareja cómo se manejarán con el recién nacido.

2. Cómo se organizarán para tener tiempo libre para cada uno

Es muy importante darse el tiempo y el espacio para realizar actividades. La maternidad/paternidad al comienzo puede ser muy agotadora, es por eso por lo que es importante tener un lugar donde relajar un poco la cabeza y centrarnos en nosotros mismos.

Lo ideal es organizar con la pareja qué días y horarios son cómodos para que uno se quede a cargo del bebé y el otro pueda realizar la actividad que desee. Esto debería ser recíproco, ya que tanto la madre como el padre requieren de esos momentos para no sentirse agobiados.

3. Acompañamiento en la lactancia

Lo positivo de hablar sobre esto antes de que nazca el bebé es anticipar situaciones no deseadas o no esperadas. Se puede conversar con la pareja sobre qué idea tienen, y es importante entender que a veces la lactancia materna exclusiva puede complicarse.

Siempre es positivo informarse sobre las opciones al respecto y tener una consulta con una puericultora para intentar hacerlo lo mejor posible. En caso de que se elija intentar la lactancia materna, el hombre adquiere un rol de acompañamiento que es muy importante, que va desde el apoyo emocional hasta, por ejemplo, la limpieza de un extractor de leche.

4. Visitas en los primeros días

Apenas nace un bebé, muchas personas quieren conocerlo. Más allá de la familia cercana, suelen aparecer tíos, primos, primos segundos, tíos abuelos, primos de primos... en fin, muchísima gente que quiere ver al recién nacido.

Se debe tener en cuenta el no agobiar al bebé, pero también que los padres suelen tener pocas horas de sueño y que la ayuda nunca es despreciada. Antes de la llegada del pequeño, es recomendable hablar con la pareja sobre a quiénes van a recibir y de qué manera, para no verse agobiados por un montón de personas y aprovechar su presencia para que los ayuden.

5. Plan de parto

¿La idea es apostar por un parto vaginal? ¿Quieren intentar uno en casa? ¿Prefieren una cesárea? Si bien la mujer es la persona gestante, la pareja puede tomar un rol fundamental en el parto: el de acompañar y ser soporte. En todos los casos mencionados, el padre tiene una tarea por cumplir, y es importante hacerlo partícipe de esto si así lo quiere la pareja.

Desde ayudar con el control de las contracciones, ocuparse de los papeles y la logística el día del parto hasta colaborar con masajes para aliviar el dolor de la mujer. Recuerda que si optan por un parto en casa, siempre es recomendable hacerlo con profesionales presentes por la salud de la madre y del bebé.

6. Ayudar con la ansiedad de separación

Las primeras salidas sin el bebé pueden ser muy estresantes, en especial para la madre. Es recomendable implementar despedidas rápidas e intentar que sea rutinario, en especial en los casos en que la madre debe ir a trabajar. Es bueno acostumbrarlo a quedarse con la abuela o con la persona que podría estar a cargo ante la ausencia de ambos padres.

7. Trabajo

Cuando acaba la licencia y se debe volver al ruedo, puede haber complicaciones. Si ambos trabajan, está bien hablar antes de que llegue el bebé sobre cuánto tiempo de licencia se tomará cada uno y cómo será la organización para después retomar la actividad laboral.

Pueden conversar sobre si contarán con ayuda de algún familiar, pensar si es necesario contratar una niñera o una persona que ayude con los quehaceres de la casa o revisar la situación económica para afrontar estas posibilidades.

8. Dónde vivirán

Es importante pensar en que las necesidades cambiarán al momento de tener un bebé. Al principio se necesitará ayuda, es por eso por lo que es recomendable estar cerca de esas personas que podrán brindar una mano con el cuidado del pequeño los primeros meses.

Siempre sirve que haya espacios verdes cerca, y si se quiere ser aún más adelantado, se puede planificar que el lugar que se escoja para vivir esté en un buen distrito escolar.

9. Dedicar tiempo a la pareja

Hay un antes y un después en la pareja al tener un hijo. Es bueno tenerlo en cuenta y debatirlo para saber qué esperar, cómo se manejarán al respecto, e intentar dedicarse tiempo el uno al otro. Plantearse la posibilidad de poder dejar al pequeño con algún familiar y poder tener una cita es fundamental para los nuevos padres.

10. Buscar un pediatra

Se pueden hacer distintas consultas prenatales con pediatras, para evaluar cómo se sienten los futuros padres con el profesional, si la ideología del médico coincide con lo que quiere la pareja y tener la posibilidad de debatir si ese acompañamiento es el que quieren para su futuro hijo.

¿Qué otros temas crees que es importante hablar con tu pareja antes de ser padres?

Genial/Pareja/10 Cosas que es recomendable hablar con tu pareja si planean ser padres para evitar discusiones después
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos