Genial
Genial

10 Situaciones que todos los que han estado en una relación amorosa a largo plazo han experimentado

Tener miedo de llamar, ser el primero en escribir o incluso dar un "Me gusta": cuántas cosas nos asustan al comienzo de una relación y cuánto más nos espera por delante. Según un estudio del psicólogo Daniel O'Leary de la Universidad de Stony Brook, después de 10 años de matrimonio, una pareja nota que sus sentimientos solo se han fortalecido. Entonces, ¿por qué son buenas las relaciones largas? Las parejas que ya han superado muchas cosas juntos no tienen miedo a discusiones u otras insignificancias. Y en general, ya no se asustan por nada.

En Genial.guru decidimos investigar cuáles son los temores que las personas pierden después de estar en una relación por un largo tiempo.

1. No tienes miedo de que tu compañero tenga otros planes o valores

Una de las mayores ventajas de la estabilidad es que conoces bien a tu pareja y confían el uno en el otro. En algunos momentos, llega al punto de lo absurdo, y hasta puedes acabar sus frases, pero el amor verdadero los hace compañeros de equipo muy armonizado que funciona como un mecanismo único y bien coordinado.

Así que, si en el comienzo de una relación puedes ser sorprendido por puntos de vista de tu pareja o sus planes de vida (por ejemplo, ir a observar a los pandas gigantes en una reserva en China), luego, con el tiempo, ya conoces bien lo que tu compañero quiere de la vida, y lo más probable, tienen planes en común.

2. No tienen miedo de discutir cualquier tema

Tanto al comienzo de una relación como 20 años después, la comunicación sigue siendo la clave del entendimiento mutuo. Y si las parejas "recientes" todavía limitan el rango de temas para discutir, aquellos que ya pasaron más de un año juntos pueden hablar de cualquier cosa: desde la física cuántica hasta cómo comportarse si uno de ellos se convierte en zombi. Mientras más cercana y más confiable sea la comunicación entre una pareja, más fuerte será su relación.

3. No tienes miedo de aparecer "fuera de forma" ante tu pareja

Al principio de una relación, e incluso durante los primeros meses de la convivencia, nos esforzamos por ser perfectos: siempre vernos geniales, oler rico y estar de buen humor. Cuando las relaciones son duraderas, puedes permitir que tu compañero te vea enferma y cansada, pero aún así seguirás siendo la persona más bella del mundo, debido a que el exterior da paso a los sentimientos y la belleza, como sabemos, en los ojos del que mira.

4. No tienes miedo de que tu pareja no vaya a agradarle a tus amigos o a tus padres

Las relaciones inmaduras no toleran las críticas, especialmente de las personas cercanas. Cuando han estado juntos durante mucho tiempo, no tiene importancia lo que otros piensan sobre tu pareja. Puede ser que una chica no le guste a tu abuela o que un chico parezca ser una pareja extremadamente inapropiada en los ojos de tus amigas; todo esto solo provoca una sonrisa, porque tarde o temprano, entenderán el milagro que has encontrado.

5. No tienes miedo de que los problemas de trabajo afecten tu relación

Los altibajos de la carrera son una verdadera prueba para una persona, y no se sabe qué es más difícil de manejar. En las relaciones a largo plazo, las parejas pasan por diferentes períodos, experimentan éxitos y fracasos juntos y se apoyan mutuamente.

Por supuesto, no es fácil sobrevivir a las crisis financieras o los problemas constantes de alguno de los cónyuges, pero los que han estado juntos hace un tiempo no tienen miedo a estas dificultades, porque ya han pasado por crisis creativas o han tenido que lidiar con horas extra de trabajo más de una vez, y saben cómo reaccionar.

6. No tienes miedo de haber conocido a tu pareja demasiado pronto o demasiado tarde

Al empezar una relación, o en el momento cuando se convierte en una relación seria, puedes pensar: "¿La necesito en este momento? Porque todavía quería ver el Everest / no he pensado en el matrimonio / o tal vez ya es demasiado tarde para buscar la felicidad personal porque tengo una carrera tan exitosa".

Cuando una pareja ya ha vivido junta durante mucho tiempo, ya no tiene sentido pensar en tempestividad, ya no crees que puedes encontrar a alguien mejor y no debes apresurarte o, por el contrario, que tu compañero se quedó en el pasado. Todo es como debería ser.

7. Puedes estar en desacuerdo y discutir sobre algo

Una relación armoniosa no significa que siempre estén de acuerdo en todo. Puede haber y habrá desacuerdos, porque son personas diferentes. Sin embargo, en una relación madura, todas las disputas son pacíficas y no conducen a escándalos ya que sus diferencias son conocidas por los dos desde hace mucho tiempo y las aceptan mutuamente.

Puedes decir sin miedo que no te interesa La guerra de las galaxias o no te atrae el salto BASE, lo importante es que esta es tu persona, y los diferentes intereses hacen que las relaciones estén más llenas.

8. No tienes miedo de parecer estúpido o ridículo

Al comienzo de una relación, queda una cierta distancia. No quieres que tu ser querido te vea sudado durante un deporte o con una máscara cosmética brillante en toda la cara. Las relaciones a largo plazo hacen que los compañeros no solo sean amantes, sino también amigos, y la amistad elimina fácilmente tales restricciones. Las personas cercanas pueden no esconderse durante los procedimientos cosméticos o los ejercicios matutinos.

9. No tienes miedo de que tu compañero te ponga en una posición incómoda

Al comienzo de una relación, aún no sabes cómo se comportará tu pareja durante una salida o durante un encuentro con tu bisabuela. Cuando un matrimonio ya ha transitado un largo camino, fácilmente imaginarás lo que tu compañero hará en una situación determinada, estarás preparado para su comportamiento y siempre se apoyarán mutuamente. Incluso si algunas de sus acciones parecen completamente absurdas para todos los demás.

10. No tienes miedo de que los cambios bruscos en tu apariencia maten tu relación

Al comienzo de una relación, se presta mucha atención a la apariencia del compañero, quizás más de lo necesario. Cuando han estado juntos durante mucho tiempo, los cambios repentinos en la apariencia, ya sea, por ejemplo, el aumento de peso durante el embarazo o la pérdida de pelo temprana, no afectarán la actitud del compañero hacia ti. Algunas cosas se pueden corregir con el tiempo, algunas otras no, pero la relación curtida por varios años pasará fácilmente tales pruebas.

Es muy importante encontrar tu persona en la vida, y es genial si están juntos durante mucho tiempo ya. ¿Qué prueba de fuego ha superado tu relación? Cuéntanos en los comentarios.

Ilustrador Igor Polushin para Genial.guru
Genial/Pareja/10 Situaciones que todos los que han estado en una relación amorosa a largo plazo han experimentado
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos