Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Casamientos en películas que son imposibles de olvidar

3-11
677

Desde el llanto hasta la ira, las bodas que vimos en las películas nos han hecho atravesar mil y un sentimientos diferentes. Casamientos secretos, tiernos, frustrados o en altamar: todo es posible en el cine. Algunas de sus locaciones fueron elegidas por los fanáticos para realizar sus propias ceremonias.

En Genial.guru recordamos algunas de las más emocionantes escenas en que los personajes dieron el “sí”, y queremos invitarte a revivirlas.

1. Connie Corleone y Carlo Rizzi, El padrino

La tensión de la fiesta subyace constantemente entre las sonrisas que posan para los fotógrafos. Vito Corleone convive en el festejo con las familias que se disputarán los negocios de su clan. Una escena clave de esta inolvidable obra maestra de Francis Ford Coppola, ambientada en una lujosa mansión de Nueva York. La historia, que transcurre entre 1945 y 1955, tiene en esta boda un error temporal: el pianista de la ceremonia luce unas gafas con marco de plástico que no se fabricaron hasta 1970.

2. Forrest Gump y Jenny Curran, Forrest Gump

Esta adaptación de la novela de Winston Groom nos regala una ceremonia tan sencilla como emotiva. Fue Jenny quien propuso matrimonio. Enferma a causa de un virus desconocido, materializa su deseo de ser cuidada por Forrest durante el resto de su vida. El teniente Dan, parado en sus nuevas piernas de aleación de titanio, ofició de testigo.

3. Anakin Skywalker y Padmé Amidala, Star Wars: Episodio II — El ataque de los clones

Una escena final cargada de emoción: la boda secreta entre Anakin y Padmé en los lagos de Naboo, con dos testigos privilegiados, R2-D2 y C3PO. El casamiento se filmó en la Villa del Balbianello, Italia, que luego se convirtió en un destino recurrente para fanáticos de la saga que buscan dar el “sí” de una manera distinta.

4. Edward Cullen y Bella Swan, Crepúsculo: Amanecer — Parte 1

Al borde de las lágrimas hemos visto cómo Edward y Bella se juran amor eterno en un marco inmensamente emotivo. La boda, organizada por Alice Cullen, fue un éxito. Y menos mal que lo fue: el equipo de producción debió blindar el set de filmación con un helicóptero, guardias de seguridad y sábanas para impedir que se tomaran fotos desde el aire.

5. Annie Banks y Bryan MacKenzie, El padre de la novia

En esta remake del clásico de 1950, aprendimos mucho sobre el hecho de dejar ir a la gente que amamos. La emotiva escena de la boda sirvió como corolario de una gran enseñanza, pero también para hacernos lagrimear un poco. Los espectadores más atentos destacaron una incongruencia en la fecha del casamiento. En los créditos de la película, se puede ver una tarjeta de invitación que dice que la boda será en octubre. Sin embargo, en otra escena aseguran que sería el 6 de enero.

6. Kimberly Wallace y Michael O’Neal, La boda de mi mejor amigo

Por celos, Julianne (Julia Roberts) intenta por todos los medios impedir la boda de su mejor amigo, Michael (Dermot Mulroney), con Kimberly (Cameron Díaz). La polémica trama llevó al director Paul Hogan a grabar un final alternativo. En lugar de terminar alegre y bailando, Julianne llegaba al término del filme sola y triste. A los productores no les gustó la idea de tener a Julia Roberts marcada por un rotundo fracaso amoroso, por lo que hubo que adaptar el desenlace.

7. Will Turner y Elizabeth Swann, Piratas del Caribe: en el fin del mundo

No hay rosas, ni vestidos, ni mucho menos arroz. Dieron el “sí” espada en mano, luchando para repeler un ataque. No caben dudas de que el casamiento en altamar de Will y Elizabeth es uno de los más impresionantes que hemos visto en la pantalla grande. Curiosamente, esta escena no aparecía en la novela original. La emoción lograda por el director se debe, en gran parte, a los efectos visuales de esta producción, por los que fue nominada a los Premios Óscar.

8. Fleur y Bill, Harry Potter y las reliquias de la muerte — Parte 1

La gran ceremonia en La Madriguera fue preparada con mucha antelación. El singular vestido de Fleur, con dos fénix bordados, estuvo inspirado en un atuendo del famoso diseñador Alexander McQueen, que estaba decorado con pavos reales. Las hermanas menores de Fleur y Bill, damas de honor, y todos los presentes vieron horrorizados cómo los Mortífagos irrumpieron en la sala convirtiendo al casamiento en una escena clave.

9. Bridget Jones y Mark Darcy, El bebé de Bridget Jones

Luego de un largo descanso, Renée Zellweger reapareció en la pantalla grande para regalarnos una de las bodas más deseadas por los espectadores. La incertidumbre de Bridget sobre quién era el padre de su futuro hijo la llevó a cometer varias locuras. Un desenlace que invita a volver a creer en el verdadero amor. Para esta película se filmaron tres finales alternativos, y los actores no supieron cuál sería el definitivo hasta su estreno.

10. María y el capitán Von Trapp, La novicia rebelde

Una reluciente y lujosa catedral recibe a María en su inolvidable vestido blanco. El capitán Georg Ludwig von Trapp la espera para tomarla de la mano y llevarla al altar. Uno de los casamientos más recordados de la historia del cine fue el de esta obra maestra basada en hechos reales. Lo curioso de esta escena es que durante el rodaje, al llegar al altar, no había nadie para casarlos, porque habían olvidado llamar al actor que interpretaría al obispo.

11. Samwise Gamgee y Rose Cotton, El Señor de los Anillos: el retorno del Rey

Este dulce matrimonio de la icónica saga nos recuerda que el amor no siempre tiene que ser fruto de adversidades e intrigas. Fueron amigos en la infancia y construyeron una confianza mutua que derivó en un tierno romance. El sueño de Sam de formar una familia con Rose fue más que exitoso: tuvieron trece hijos. Quedó fuera del montaje final un apasionado beso entre Pippin (Billy Boyd) y Aragorn (Viggo Mortensen), que fue incluido en los extras de la versión en DVD.

12. Romina y Ariel, Relatos salvajes

Todo lo que tiene que pasar para que una boda se convierta en el peor momento de la vida de una persona sucede en esta escena. Una historia tan descabellada que terminó por hacernos pensar a todos qué haríamos en una situación como la que atraviesa Romina. El casamiento fue filmado en el lujoso Hotel Intercontinental de Buenos Aires. Esta producción hispano-argentina se ganó un lugar en los Premios Óscar y también en nuestra memoria.

Esta lista nos hizo querer volver a ver varias películas. ¿Cuál ha sido tu boda favorita de la pantalla grande? ¿Cuál de estas escenas usarías como inspiración para tu casamiento?

3-11
677