Genial
Genial

Talina Fernández dice que sí a una nueva oportunidad en el amor a sus 77 años

Con el pasar del tiempo, la vida puede darnos otras oportunidades. Algunas que, a veces, ni estábamos buscando o imaginando, pero que llegan sorpresivamente y, con ellas, la felicidad. Así le pasó a la conductora de televisión Talina Fernández, quien después de muchos años, volvió a encontrar el amor.

En Genial.guru te traemos la historia de Talina, quien a sus 77 años nos demuestra que el amor no tiene edad.

Talina Fernández es una conductora de televisión, periodista y productora mexicana. Ha estado en el medio desde 1970, año en el que comenzó a formar parte del programa La Cosquilla. Desde ese momento, ha estado presente en varias producciones televisivas. Por su experiencia y años trabajando, ya se ha consolidado en el mundo del espectáculo en México.

Actualmente sigue vigente en el programa Sale el sol, y también en su canal de YouTube, donde nos comparte diversos contenidos.

Talina estuvo casada con Gerardo Levy. Duraron 10 años juntos, y fruto de ese matrimonio nacieron 3 hijos. Después, volvió a casarse con un amigo de la infancia, pero la relación duró 6 años. Se casó nuevamente en 1981, unión que se mantuvo hasta el 2015.

Talina ha vivido muchas separaciones amorosas, pero el golpe más duro tuvo lugar en 2005, cuando su hija, Mariana Levy, falleció sorpresivamente de un paro cardiaco. A raíz de ese triste acontecimiento, la conductora adoptó a su nieta, María, con quien tiene una bonita relación.

En agosto del año pasado, Talina celebró sus 77 años. A esa edad volvió a creer en el amor, y está agradecida por la oportunidad que le ha dado la vida.

La manera en la que se conoció con su nueva pareja fue casi de telenovela. El 31 de diciembre del año pasado, ella y María estaban en el supermercado y una mujer se aproximó a ellas. Talina contó: “De pronto se me acercó una señora y me dijo ’Tengo un tío que quiere todo contigo’, y le contesté: ’Pues preséntamelo’. Esto fue un viernes. Total, que le di mi teléfono, me habló en la noche y quedamos en tomar un café tres días después”.

A pesar de llevar 4 meses de noviazgo, se la nota feliz, y pasan mucho tiempo juntos, desde días tranquilos en casa hasta escapadas a Acapulco. También tienen una idea clara de lo que quieren: ninguno de los dos tiene planes de casarse. De hecho, ella declaró que así estaba mejor, cada uno en su casa.

El novio de la conductora se llama José Manuel Fernández, y tiene 80 años. Como ella, él también se está dando una nueva oportunidad en el amor, ya que enviudó de su primera esposa, se volvió a casar y se divorció. Talina dijo que “no es un amor de mecedora de viejitos, pues todavía tenemos muchas cosas que hacer. Él tiene 80 años, pero de juventud tiene 40”.

Talina dice que sus familiares y conocidos están contentos por ella. Y su nieta, María, está enloquecida con la noticia. Ya han convivido todos juntos y se llevan bien. Sobre ese buen recibimiento por parte de ellos, la conductora comentó: “Lo que sucede es que tanto mis hijos como María comprenden que él y yo nos cuidamos el uno al otro”.

El noviazgo que tienen es uno que, sin buscarlo, se fue dando. Ya se dieron anillos de promesa y ambos se notan ilusionados.

Se llevan tres años, y han vivido muchas experiencias a lo largo de sus vidas, pero aunque no se conocieron antes, comparten recuerdos. Como Talina comentó: “Me gusta lo que tenemos, porque recordamos el mismo México de antes, las mismas canciones, recordamos que las calles no se llamaban como ahora. Estando juntos estamos muy cómodos. Puede sonar no muy importante, pero ¿cuántas veces no tienes de qué hablar con tu pareja, tienes silencios incómodos?”.

Esta pareja nos demuestra que para el amor no hay edad, y Talina está consciente de ello. Por eso aconseja: “Lo único que le quiero decir a la gente es que no se raje con el amor. A cualquier edad les puede llegar, y les puede llegar más fuerte que nunca”.

El amor tardío no debería sorprender. Sin embargo, es un tema que suele convertirse en tabú. Como si después de cierta edad uno dejara de sentir. Y es por esto por lo que los estigmas sobre enamorarse de grande pueden ser dañinos, porque pueden hacer que uno se detenga ante la posibilidad.

Pero se ha visto que las parejas que se juntan de grandes tienen cierta experiencia que hace que vivan el amor de otra manera. El psicólogo Feliciano Villar, quien es coordinador del Grupo de Investigación en Gerontología, apuntó: “Son más conscientes de la relatividad de los sentimientos, de que con el tiempo las cosas pueden cambiar. No van con una actitud tan ciega como quizá sí van los adolescentes o jóvenes, sino con una más prudente”.

¿Qué piensas de las personas que se juntan ya grandes? Si fueras tú quien iniciara una relación cuando tuviera muchos años, ¿por qué razón crees que lo harías?

Genial/Pareja/Talina Fernández dice que sí a una nueva oportunidad en el amor a sus 77 años
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos