Genial
Genial

La historia de Victoria y David Beckham, 25 años después él aún guarda el ticket donde ella le dio su número

Cuando éramos chicos solíamos escuchar el esperado “vivieron felices por siempre” al final de las películas infantiles. Aunque a veces parezca una tarea difícil encontrar a un compañero de vida, hay historias reales que nos demuestran que es posible coincidir. Tal es el caso de Victoria y David Beckham, quien años después aún guarda el ticket donde ella le anotó su número, recordándonos que cuando llega la persona ideal, el paso del tiempo no acaba con el amor.

En Genial.guru creemos que cuando hay amor es posible construir un matrimonio feliz y por eso nos encantó conocer más sobre la historia de esta pareja icónica.

Victoria y David Beckham son una de las parejas famosas más icónicas y duraderas. Se conocieron en 1997 y han estado juntos desde entonces. Quizá muchos los conocemos por sus looks coordinados, su elegancia o la carrera que llevó a cada uno a la fama. Pero sin lugar a dudas, los Beckham también son recordados por demostrar que se puede encontrar el amor en una industria donde pareciera que las relaciones estables no perduran.

En los años 90, Victoria alcanzó la fama internacional gracias a las Spice Girls. Mientras David Beckham se posicionaba en el Manchester United. Aunque ella no tenía idea de quién era el futbolista, David sabía muy bien quién era “Posh Spice”, el apodo de Victoria en el conocido grupo musical.

David contó que incluso un crush la acompañaba. “Estaba en una habitación de hotel con mi mejor amigo, quien fue mi padrino en mi boda, y recuerdo darme la vuelta antes de conocer a Victoria y decir: ’Quiero casarme con ella’. Con la del vestido negro y el corte bob’”.

Poco después, Victoria asistió a uno de los partidos y David la saludó de lejos. Y aunque pensó que había perdido su oportunidad para salir con su Spice Girl favorita, el mundo le dio una segunda oportunidad una semana después cuando Victoria asistió a un partido con su manager y una de las Spice Girls. Fue en este partido de 1997 cuando David se atrevió a pedirlo su número a Posh.

“Hablamos durante aproximadamente una hora en la sala de jugadores. De hecho, había tomado el tren ese día, así que anotó su número en su boleto de tren, que todavía conservo”, dijo el futbolista.

Recordando este mismo momento, Victoria escribió una carta para su yo adolescente titulada “Lo que desearía haber sabido”, en ella cuenta del momento en el se enamoró de David.

“El amor a primera vista existe. Te sucederá en el salón de jugadores del Manchester United [...] Mientras los otros jugadores de fútbol se paran con sus compañeros, verás a David parado a un lado con su familia. Y tiene una sonrisa tan linda... Tú también eres muy cercana a tu familia y pensarás en lo cómodo que él se siente contigo. Te va a pedir tu número”.

Comenzaron su romance a escondidas del ojo público por petición del manager de Victoria. Por ello, en un inicio, sus citas consistían en ir a un estacionamiento para hablar y pasar tiempo juntos. Aunque sabemos que la fama ya era parte de sus vidas, su relación se desarrolló como cualquier otra. El futbolista contó que su primer beso fue un día en el que iban de camino a casa de sus padres.

La pareja tomó la decisión de casarse cuando la entonces cantante se encontraba en Estados Unidos. “Le había dicho cuál sería el anillo de mis sueños. Lo recordó e hizo que lo diseñaran especialmente para mí”, dijo. Una noche de enero de 1998, la pareja estaba en el hotel Rookery Hall en Reino Unido, donde recibieron a Victoria con 30 rosas para después escoltarla a la habitación que David había decorado con cientos de rosas y lirios de color rojo y amarillo.

Se sentaron a cenar y ahí fue donde David finalmente se hincó para proponerle matrimonio con el anillo soñado. “Dije que sí, luego saqué mi propio anillo y dije: ’No te olvides del poder femenino, ¿Te casarías conmigo?’”, Victoria relató.

En 1999 llegó el gran día. Se casaron en el elegante castillo de Luttrellstown en una boda con temática de Robin Hood. En el evento, su hijo Brooklyn, quien entonces tenía cuatro meses de nacido, fue el encargado de llevar los anillos al altar. Además, ese mismo año compraron una lujosa casa que la prensa apodó como el “Palacio de Beckingham”.

Actualmente, la pareja tiene cuatro hijos: Brooklyn, Romeo, Cruz y Harper. Aunque los Beckham viajan mucho por sus carreras y trabajo de caridad, aseguran que siempre encuentran una forma de pasar tiempo en familia. “Nos intercambiamos. Cuando estoy en casa, él está fuera, así que uno de nosotros siempre está ahí cuidando a los niños”, contó Victoria en una entrevista.

Aunque la prensa suele inventar rumores sobre el divorcio de la pareja, el tiempo nos ha demostrado que estos no afectan la relación de los Beckham. Victoria asegura que no hace caso a lo que dicen los medios “David y yo no tenemos nada que probar. Nos amamos, nos cuidamos y somos fuertes como pareja y como padres”.

Algo innegable es el amor que sienten el uno por el otro, pues después de compartir más de 20 años juntos, la pareja sigue demostrando cuánto se admiran. Victoria ha explicado que David la inspira y la guía constantemente “Ha hecho un gran trabajo, lo admiro y tengo el mayor respeto y admiración por todo lo que ha logrado”.

“Estoy orgulloso de ella porque trabaja muy duro. Es tan dedicada; merece el éxito”, dijo David en una ocasión. “La amo por muchas razones, pero la principal es porque me dio los niños más increíbles”, aseguró.

¿Cuál crees que es la clave para tener una relación duradera? Si tienes pareja, ¿qué es lo que admiras de ella?

Genial/Pareja/La historia de Victoria y David Beckham, 25 años después él aún guarda el ticket donde ella le dio su número
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos