Genial
Genial

Mi esposa se postuló al puesto que yo quería y ahora es mi jefa

Según los especialistas, estar en buenos términos con tu jefe se encuentra directamente relacionado a cuan exitoso eres en tu trabajo. Pero esa relación entre jefe y empleado puede ser complicada si estás casado con tu superior, ya que los asuntos personales terminan mezclándose con el trabajo.

Genial.guru recibió una carta de David, un esposo que está preocupado y nos pide que lo aconsejemos, así que quisimos poner nuestro granito de arena para ayudarlo.

Gracias por escribirnos, David. El equipo de Genial.guru se reunió para hablar sobre las relaciones en el lugar de trabajo y tratar de ayudarte a atravesar esta situación.

  • Se trata de una situación muy delicada, ya que tu esposa no solo te ocultó información, sino que también te mintió sobre su postulación. Según algunos psicólogos, las mentiras y los secretos pueden destruir una relación, porque a uno le resulta más difícil confiar en su pareja.
  • Por lo que nos cuentas, parece que tu esposa nunca se disculpó por no haberte dicho lo que pensaba hacer. Cuando la otra persona no reconoce que se equivocó puede terminar lastimando los sentimientos del otro.
  • Dile a tu esposa cómo te sientes y establezcan límites en su relación. Es importante que le expliques exactamente por qué te sientes herido y que, en el futuro, no vas a tolerar que te vuelva a mentir. Los límites son una parte esencial de las relaciones sanas, ya que tratan de evitar este tipo de situaciones.
  • Pueden probar hacer terapia de pareja si tu esposa todavía no admite su error. Tener a alguien que haga de intermediario podría ayudarla a darse cuenta de la gravedad de sus decisiones, ya no eres tú el único que le está diciendo que hizo algo mal.
  • Pongan límites en el lugar de trabajo. No es fácil trabajar para alguien que es importante para ti porque uno puede llegar a sentir resentimiento. Si vas a conservar tu puesto actual, deberían tener una conversación honesta sobre cómo quieren que sean sus interacciones en la oficina, sin dejar nada fuera.
  • Busca otro puesto. Si ya no quieres trabajar con ella, puedes intentar hablar con el departamento de Recursos Humanos para postularte a otro puesto, o puedes buscar otras oportunidades de trabajo en una empresa con una política que prohíba trabajar con la pareja, así esto no vuelve a ocurrir

Esperamos que todo se resuelva y que puedas sentirte a gusto en tu lugar de trabajo. Estamos seguros de que tomarás la decisión que más te convenga.

¿Podrías trabajar para tu pareja? ¿Cuáles son los límites que has establecido en tu relación? Si tienes algún otro consejo para David, cuéntanos en los comentarios.

Genial/Pareja/Mi esposa se postuló al puesto que yo quería y ahora es mi jefa
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos