Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Si tú y tu pareja han sobrevivido a estas 6 fases difíciles es probable que su matrimonio dure para siempre

8-98
36k

Un matrimonio saludable no es un regalo caído del cielo, sino nuestra propia elección y fruto de un trabajo duro por nuestra cuenta. Todos sufren problemas y malentendidos en su relación. A veces parece que lo más fácil es tirar la toalla. Si bien esto puede ser cierto, es un desafío menor que mantenerlo vivo y seguir avanzando en todas sus fases. Y si eliges estar juntos a pesar de todo, puedes obtener un verdadero tesoro.

Genial.guru cree que los matrimonios pueden durar para siempre y comprobó las fases a las que las parejas pueden enfrentarse en el camino para lograr la armonía.

1. Críticas

No todos están dispuestos a soportar las críticas, pero cuando esta es muy directa y nos sentimos atacados bien puede convertirse en un gran problema, especialmente en pareja.

El Dr. John Gottman escribió en su libro Los cuatro jinetes del Apocalipsis que, cuando criticas a tu cónyuge, estás tratando de decir que algo va mal con él. Utilizar frases como “tú siempre” o “tú nunca” es muy común y no conducen a obtener un resultado positivo. Lo más probable es que tu pareja empiece a defenderse.

El remedio a esto es presentar una queja directa sin hacer ataques directos a su personalidad.

2. Resistencia y muros de piedra

La mayoría de nosotros, probablemente, haya experimentado un momento en el que nuestra pareja ha comenzado a construir un muro y ya no quiere hablar o resolver un problema. Parece que no se preocupa en absoluto y simplemente te ignora.

El Dr. John Gottman sostiene que el 80 % de los hombres son así. Parece que no le importas, pero en realidad, sí. Es importante aprender cómo identificar las señales de que tu esposo está emocionalmente abrumado y no presionarlo.

Si es necesario hablar del problema, siempre es mejor elegir el momento adecuado, cuando ambos estén más calmados.

3. Atracción por alguien más

Esto puede no ser fácil de digerir, pero el 70% de las mujeres en las relaciones admite que tiene enamoramientos. La atracción es un sentimiento normal y esto no significa que vayan a ser infieles.

Lo importante es no actuar basándose en estos sentimientos y ser totalmente consciente de lo que estás haciendo. No te alejes de tu pareja solo porque te sientas confundido en ese momento. Puede haber muchas tentaciones en tu vida, pero la confianza es una de las cosas más valiosas en una relación.

4. Desprecio

El desprecio parte de la base de la superioridad moral. Puede ser sarcasmo, un gesto con los ojos o un humor hostil, siempre es destructivo para cualquier relación.

Necesitas aprender a expresar aprecio y gratitud. Es similar a un espejo. Cuanto más positivo te sientas, menos desprecio expresas.

Es difícil trabajar en uno mismo, pero vale la pena. Tu pareja debería ver y oír que muestras amor y no solo molestia.

4. Explosión

Los niños, crisis económicas, familiares tóxicos y todas esas cosas juntas pueden volverte loco y acabarás explotando. No quieres hacer nada más que escapar. Esta etapa puede suceder en cualquier momento de la relación.

Nunca olvides que los desafíos son parte de nuestra vida y que todo es temporal. Si pueden manejar los momentos más difíciles juntos, su conexión aumentará. El matrimonio no se trata solo de compartir alegría y felicidad, sino también de compartir problemas.

5. Aceptación y perdón

Esta es la etapa en la que finalmente entendemos el hecho de que nunca vamos a resolver los problemas como lo hicimos antes y tenemos que encontrar una forma más pacífica de vivir juntos. Todos tienen sus propios caminos: algunos hablan con sus amigos más cercanos y familiares, otros leen libros de autoayuda y similares.

Ahora estamos dispuestos a perdonar a nuestros cónyuges por su terquedad. Aceptar lo bueno y lo malo nos eleva a un nuevo nivel. Las peleas se producen con menos frecuencia y descubrimos que ya no somos tan emocionales.

6. Juntos por fin

Después de superar todas las etapas, el trabajo duro y el dolor, obtienes una verdadera joya. Ya ustedes no pelean entre sí, alcanzan sus propios acuerdos en pareja y aprenden a resolver problemas y a no escapar de los desafíos.

Ahora comparten una historia. En esta fase, entiendes que el matrimonio no es fácil, pero puedes sentirte orgulloso de ti mismo. El aprecio es muy importante. Te hace sentir seguro con tu pareja. Ahora están juntos por fin.

¿Qué fase crees que es la más peligrosa en una relación? ¿Te enfrentaste a algunas de estas etapas? Comparte tus impresiones con nosotros sobre cómo construir un matrimonio saludable.

Ilustrado por Polina Chernevina para Genial.guru
8-98
36k