Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Usuarios de Internet contaron por qué se divorciaron tras más de 20 años de matrimonio

Por desgracia, en ocasiones, hasta los matrimonios más felices acaban en divorcio. Además, estos no solo se producen en parejas jóvenes, sino también en aquellas que vivieron juntas por más de una década. Usuarios de Reddit encontraron varios cientos de historias sobre separaciones de matrimonios que llevaban más de 20 años unidos. Las razones eran de peso: cónyuges que echaban a la calle a los familiares, se deshacían de las mascotas, robaban dinero de la familia, colocaban localizadores en el auto de su pareja, se volvían adictos a Internet y a las redes sociales e incluso llevaban a sus cónyuges a una clínica psiquiátrica.

En Genial.guru leímos esas historias y queremos compartir contigo las que más nos llegaron a lo profundo del alma.

  • Los padres de mi esposo fueron infelices durante muchos años, y, cuando él se fue al ejército, se divorciaron. Incluso en nuestras fotos de boda se negaron a posar juntos en la misma imagen. Una locura. Ambos formaron nuevas familias. Pero, tras pasar un tiempo, la nueva esposa de mi suegro me llamó e histéricamente me contó que había encontrado a su marido en la cama con mi suegra anterior. Eso ocurrió hace 10 años. Los padres de mi esposo se casaron de nuevo y desde entonces fingen que nunca se separaron. © s0much2say

  • Durante muchos años, mi padre se comportó de manera opresiva. Le prohibió a mi madre hablar con su hermano porque tenía miedo de perder la autoridad de ser el hombre de la casa. Tras pasar seis años, mi hermano mayor le dijo todo lo que pensaba sobre su comportamiento manipulador y tóxico, y este acusó a nuestra madre de poner a su hijo en su contra. El ambiente en casa se hizo insoportable y, entonces, mi padre se fue, asegurando que ya no era bienvenido allí. Eso ocurrió hace 5 años. Nunca formalizaron el divorcio. Hace poco descubrimos que él (tiene ya 60 años) lleva un año saliendo con una chica de 25 años. Mi madre aún no se ha recuperado por haber sido abandonada, a pesar de los sacrificios que hizo por el bien de la familia. © Mister-Fisker
  • Vivimos juntos durante 23 años. Yo mentía por sistema, pero ella me perdonaba. La gota que colmó el vaso fue mi confesión de una deuda a causa de mi ludopatía. Creo que mi esposa me hubiera perdonado todas las mentiras, pero no podía aceptar mi adicción y la probabilidad de que volviera a caer en los juegos de azar. Comencé a visitar a un grupo de rehabilitación, pero no pude recuperar a mi familia. Sin embargo, ya llevo tres años sin jugar. Vencer el problema se volvió más fácil cuando encontré el apoyo de terceras personas. © Vharaek

  • Mis padres solicitaron el divorcio después de que papá sufriera un derrame cerebral y tuviera que renunciar a su empleo. Por determinadas razones, esa era la única manera de mantener su pensión y extender el seguro médico contratado. Si no hubieran hecho esto, no hubieran podido pagar la hipoteca y recibir las dosis de insulina para mi padre. Por suerte, el agente de seguros era un amigo cercano de la familia. Encontró lagunas legislativas que les permitieron a mis padres seguir viviendo en la misma casa. Llevó dos años resolver todo el papeleo. En mi memoria perviven las palabras de mi padre: “La Iglesia nos considera casados, y eso es lo único que importa”. © bumblebeesnotface

  • Trabajo en un bufete de abogados que se dedica al derecho de familia. Tuvimos 8 clientes que se divorciaron tras pasar más de 20 años juntos. Todos eran militares de alto rango cuyas esposas revelaron sus verdaderos sentimientos cuando sus hijos crecieron y se fueron de casa. Al principio me sorprendí, pero luego me di cuenta de que, por alguna razón, estas damas pensaban que sus responsabilidades con sus respectivos esposos y familias habían llegado a su fin, y era el momento de comenzar a vivir para sí mismas. AfghanHokie

  • Mis padres se divorciaron tras 30 años de matrimonio. Mi padre le fue infiel a mi madre durante años, y creo que fue él quien pidió el divorcio. Ella estaba con él porque carecía de recursos económicos para comenzar de nuevo. Durante toda su vida pagaron los estudios de mi padre, por lo que mi madre no recibió educación. Además, ella no tenía familia ni tampoco a nadie más que pudiera ayudarla. © thepettypineapple

  • Mi esposo acudía en secreto a clubes de estriptís. Robaba 200 USD a la semana de las cuentas de mi familia y de mi negocio para pagar dicha afición. Perdió su trabajo porque iba al club durante el almuerzo y ya no volvía a la oficina. Tuvo que someterse a un leve tratamiento y decidí quedarme con él por el bien de nuestros hijos. Hace un año descubrí que su adicción regresó. Pasó mucho tiempo. Durante 21 años hice aquello que creía mejor para los demás. No estoy dispuesta a celebrar mi 22 aniversario. Tengo miedo de quedarme sola. No odio a mi esposo, solo siento lástima por él. Sé que estará solo y triste cuando yo me vaya, pero quedarme con él significa sentir que cada día mi alma es arrancada de mi cuerpo. © msscahlett

  • Durante medio año, mi padre dejó su trabajo a causa de una lesión. Mi madre consiguió un empleo de media jornada para pagar las facturas. Él enseguida comenzó a sospechar que ella le era infiel. La vigilaba, instaló un localizador en su auto, acudía a su trabajo y montaba escenas, hacía preguntas incómodas a sus colegas, ¡hasta empezó a beber! ¡Qué ofendido se mostró cuando mi madre le dijo que solicitaría el divorcio tras 24 años juntos! Sin embargo, se recuperó rápidamente. Tan pronto como le contó su triste historia a una mujer, enseguida se fue a vivir con ella. Durante 2 años se portó con ella de manera similar que con mi madre hasta que acabó en la calle. Necesitó un par de semanas para encontrar a una nueva mujer que lo invitó a vivir juntos. © bumsydinosaur

  • Mis padres se conocieron en el colegio y estuvieron casados ​​por 22 años. Cuando tenía 6 años, se divorciaron. Él se casó y volvió a separarse. Mi madre no se casó de nuevo. El día de mi boda, mis padres estuvieron bajo el mismo techo por primera vez en 30 años y comenzaron a coquetear como adolescentes. Desde entonces comenzaron a salir y llevan juntos más de 5 años. Les gusta avergonzarme publicando detalles de sus vidas personales en las redes sociales. © RoboOverlord

  • Mi madre no nos dejaba irnos más allá de 40 millas de Chicago. Maldición, cuando ingresé en la universidad, ella sollozaba para que mi padre me convenciera de que eligiese otra facultad más cercana a casa. No pudo soportarlo y solicitó el divorcio tras 25 años de matrimonio. La situación se veía agravada también por la depresión de mi madre al sufrir la muerte de mi abuela. Ella no hacía nada más que ir a trabajar (conduce un autobús escolar), volver a casa, dormir, preparar la cena con comida precocinada y luego jugar a Angry Birds en la tableta. La buena noticia es que mis hermanas y yo sabemos cómo no se deben construir relaciones. © acewing

  • A mi padre no le gusta divertirse y constantemente ahorra en todo. Al principio lo hacía por una necesidad económica, pero luego se convirtió en psicosis. Mientras, mi madre soñaba con ver el mundo cuando se jubilara. Se dio cuenta de que, si no cambiaba nada, viviría el resto de sus días en esa casa, sin hacer nada salvo aquello que generaba que el tiempo pasara más rápido. Entonces, pidió el divorcio tras 27 años de matrimonio. Al principio me dolió conocer tal decisión, pero con el paso de los años la comprendí. Ahora veo a dos personas más felices, y eso también me hace feliz a mí. © depthandbloom

  • Mis amigos estuvieron juntos durante 30 años en un matrimonio casi perfecto. No discutían y se llevaban bien. Simplemente dejaron de amarse el uno al otro. Cuando se dieron cuenta de que ya era la hora, fueron a un bar y acordaron dividir sus bienes por la mitad. El esposo alquiló una vivienda cercana para que sus hijos pudieran ir solos caminando entre las casas de sus padres. Seis meses después del divorcio encontraron nuevas parejas e incluso comenzaron a tener citas en común. © TheBrontosaurus

  • Mi amiga y su esposo estuvieron casados durante 30 años. Ella era ama de casa y él ganaba mucho dinero. Sus hijos crecieron y se fueron, así que los esposos comenzaron a buscar de nuevo sus puntos en común. Quizás todo hubiera funcionado si no hubiera intervenido uno de los abuelos. Este enfermó de gravedad y quiso dejarle una herencia de 4 millones USD a su hijo. Y el esposo de mi amiga no quiso compartir tal legado, así que, atendiendo al consejo de su abogado, se divorció en cuestión de días. © KarateKid1984

  • Llevamos 21 años juntos y pediré el divorcio. Nuestros hijos crecieron, se hicieron autosuficientes. Mientras tanto, no puedo conseguir siquiera cinco minutos de atención. Las 24 horas del día las pasa en chats, cenando con hombres que conoció por Internet (“Son solo amigos, te lo juro”), y desconectando los servicios de geolocalización del teléfono cuando sale de casa. Estoy convencido de que ella me es infiel. Hace seis meses comenzó a hacerse pestañas y cejas, broncearse, practicar deporte y recibir sesiones de masajes. Le enfurece si le pregunto adónde va y si volverá a casa para cenar. Viví de esta manera durante un tiempo y me di cuenta de que ella no necesitaba nada de mí, así que dejaré que se dedique a lo suyo. © TheDadVan

  • Estuve casado con una bella mujer durante 27 años. Teníamos una hija en común y una familia ideal. Una vez tuve una aventura extramatrimonial y esto le rompió el corazón a mi esposa. Todavía seguimos siendo amigos y la veo, al menos, una vez a la semana, pero me gustaría retrasar el reloj y nunca haber cometido aquel error. Tengo 60 años, vivo solo, y todo lo que tengo son recuerdos y arrepentimientos. © ch1959

  • Mi esposo mató a nuestra perra. Ella envejeció y no podía quedarse sola por más de 7 horas. Si no teníamos tiempo de salir con ella a pasear hacía pis en el suelo de hormigón en el sótano. Todos los días me ocupaba de eso, recogía todo, pero en ese tiempo queríamos comprar una nueva casa. Mi esposo decidió que nuestra mascota no debería estar allí. Sin consultarme, hizo que esta simplemente desapareciera de la casa mientras yo estaba en el trabajo. Tuve que consolar a mis hijos menores aquella noche. Su trauma fue la gota que colmó el vaso. Ya no puedo abrirle mi corazón a mi esposo. © attpoizen

  • Después de 47 años de matrimonio, mi esposa se descarriló. Me gritó cientos de veces y luego me encerró en la sala de espera de un manicomio. Cuando volví a casa no encontré ni mi automóvil ni al perro, tan solo una nota: “¡No puedo seguir así!”. ¿Así cómo? Finalmente me quedé solo a mis 71 años. Su familia no me cree. Pasé el Día de Acción de Gracias y la Navidad por primera vez solo desde 1972. Solo me queda esperar que encuentre un nuevo amor. © oldrocker99

  • Llevamos 20 años casados ​​y ahora estamos al borde. La vida cambia a las personas. Cuando una relación apenas empieza, crece y florece. Con el paso de los años, aparecen los hijos y el trabajo a tiempo completo. No hay tiempo para estar el uno con el otro. Como no ocurre nada bueno, solo quedan las quejas y los reproches. Honestamente, el matrimonio puede ser mucho más complejo de lo que parece desde afuera. Los niños mantienen a la pareja junta, y solo queda esperar a que los sentimientos del pasado vuelvan. Este es un ejemplo de dos personas que tratan de hacerlo todo correctamente. © luckyleighton

  • Comencé el proceso de divorcio tras 25 años de matrimonio porque durante mucho tiempo estuvimos juntos solo por el bien de nuestros hijos. Pero finalmente, cuando estos se independizaron, me volví a enamorar de mi esposa. Me alegro de no haber apurado mis decisiones y de que todavía sigamos juntos. © murmathon

¿Conoces historias sobre personas que decidieron cambiar bruscamente sus vidas y se divorciaron tras 20 años de matrimonio? Compártelas con nosotros en los comentarios.

Imagen de portada s0much2say / Reddit