14 Estereotipos que impiden que una persona se haga rica, aunque trabaje dos turnos

Muchas personas ven cómo es la vida de los millonarios y tienen ansias por saber en qué consiste su secreto y qué hay que hacer para no contar ni un centavo hasta recibir el próximo salario. Hoy en día, casi en todos lados nos hablan de los hábitos de los ricos. Supuestamente, si los llevas a la práctica, te haces rico. Pero ¿será verdad? En este artículo veremos si esto realmente es así.

Nosotros en Genial.guru encontramos estereotipos acerca de las personas ricas que no son tan ciertos como solíamos pensar.

1. Las personas ricas comienzan su día temprano

Se cree que la gente adinerada se despierta temprano y que toma esta costumbre como parte importante de su éxito. Sin embargo, levantarse temprano no es un hábito de la élite, sino una medida forzada para las personas normales. Aquí deberíamos recordar que la productividad de cada uno depende de sus ritmos circadianos. Y no es recomendable obligarte a despertar temprano, ya que puede perjudicar tu salud.

2. Las personas ricas siempre ahorran un 10 % de sus ingresos y los pobres gastan todo

Conocemos esta regla desde hace mucho tiempo, y todos los sectores de la población la aplican. Pero una cosa es ahorrar cuando tu salario es de 4 mil USD y otra, cuando tu salario es de 300 USD. En este caso, no te volverás rico, sino que solo empeorarás tu calidad de vida.

3. Las personas ricas siempre leen libros sobre el éxito de otros

Leer libros no es una solución para dejar de ser pobre. Y a menudo, los que escriben sobre cómo hacerse ricos no conocen los trucos mágicos para generar riqueza. Por otro lado, ellos definitivamente se vuelven ricos debido a que otras personas compran sus libros.

4. Los ricos hacen ejercicio independientemente de su carga de trabajo, y los pobres solo cuando tienen la oportunidad

En realidad, los ricos practican casi los mismos deportes que el resto de la población. Y solo se distinguen por la cantidad de dinero que gastan para satisfacer sus necesidades deportivas. Entre ellos, contratar a un asistente, comprar ropa deportiva y accesorios. Por ejemplo, Kim Kardashian le paga 15 000 USD a un entrenador personal por un programa de 6 semanas.

5. Los ricos solo trabajan para ellos mismos y los pobres, para otras personas

Solemos pensar que si una persona se dedica a algo que le encanta, no se puede llamar trabajo, y que trabajar para alguien no te hará rico. Sin embargo, hoy en día las personas con altos ingresos trabajan en organizaciones de inversión u ocupan puestos clave en los que pueden establecer su propio salario.

6. Los ricos siempre siguen mejorando sus hábitos de comunicación y los aplican en la práctica

Se cree que relacionarse con otras personas nos trae dinero. “Comunícate con ellas, cáusales interés y con gusto te entregarán su dinero. No seas malhumorado y cerrado, porque así jamás te volverás rico”.

En realidad, hoy en día puedes obtener altos ingresos sin salir de tu recámara. Por ejemplo, los especialistas en el ámbito de la tecnología informática no requieren de una interacción constante y actualmente ganan un salario promedio anual de 90 000 USD.

7. Para hacerse rico, hay que analizar la vida de otras personas exitosas y pensar como ellas

Se cree que para tener mucho dinero, es necesario analizar detalladamente la biografía de los millonarios para entender cómo llegaron a ser exitosos, cómo empezaron y cómo se expandieron. Pensamos que a los ricos el dinero se les da fácil porque tienen un secreto. Sin embargo, en realidad, detrás de toda la riqueza suele haber un trabajo agotador. Solo basta con leer la historia del famoso empresario Robert Kiyosaki, quien al comienzo de su carrera, quebró y se vio obligado a vivir en un sótano.

8. Las personas ricas siempre están estudiando y aprendiendo nuevas cosas

Un grado académico y una docena de cursos de capacitación completados no garantizan que todos estos conocimientos sean útiles en la práctica. Frecuentemente, los ricos ni siquiera tienen una carrera universitaria, porque lo principal es la habilidad y la perseverancia. Por ejemplo, Bill Gates estudió en la Universidad de Harvard durante 2 años y luego se retiró. El fundador de la marca Zara, el español Amancio Ortega, cuya fortuna es de 68 000 millones de USD, creció en un pueblo pobre y dejó la escuela a los 14 años para encontrar un trabajo y ayudar a su familia.

9. Los ricos siempre tienen varias fuentes de ingresos

Se cree que solo teniendo varios negocios puedes volverte rico. Sin embargo, en esta creencia se omite una cosa importante. Al principio tienes que ser experto en una cosa y solo después pasar a otras áreas. Elon Musk, director general de varias empresas, incluyendo aquellas que proporcionan electricidad a las ciudades, construyen automóviles, lanzan satélites al espacio y excavan túneles subterráneos, desde la infancia les daba preferencia a las ciencias exactas, y siguió este camino en su negocio para lograr el éxito.

10. Los ricos trabajan siguiendo su propio horario y la mayor parte del tiempo descansan

Que seas un hombre de negocios o trabajes por cuenta propia no significa que puedas crear un horario dependiendo de tu estado de ánimo, dado que la disciplina es imprescindible en todas las áreas. Y la creencia de que los ricos trabajan el tiempo que quieren es un verdadero mito. En Estados Unidos, el millonario promedio trabaja 59 horas a la semana. Y otros trabajan 70 u 80 horas, 6 días a la semana, y no 5 días laborales.

11. Los ricos siempre hacen listas de tareas para un día, una semana, un año, y las continúan

La mayor parte de los ricos hacen una lista diaria de tareas. Además, el 67 % de ellos cumplen con todos los objetivos de la lista. En realidad, la mayoría de las personas hacen un plan de tareas, pero lo que cuenta no es hacerlo, sino lo que escribes en él. Una lista de asuntos no relacionados con el trabajo y el autodesarrollo no te ayudará a mejorar tu situación financiera.

12. Los ricos siempre están contentos de recibir retroalimentación y críticas constructivas, por eso son exitosos

Se suele pensar que la crítica constructiva es el camino para mejorar uno mismo y tener éxito en los negocios. La retroalimentación es uno de los factores que influyen en el aprendizaje y en los logros, pero puede ser tanto positiva como negativa. Sin embargo, no siempre una crítica puede ser constructiva como tal.

Durante los últimos 40 años, los expertos de la psicometría han mostrado en sus investigaciones que las personas no pueden evaluar la perspicacia para los negocios o el comportamiento atrevido de los demás. Así que es mejor pasar por alto los comentarios críticos de los detractores.

13. Los ricos no pierden su tiempo mirando la televisión

Según el investigador Thomas Corley, el 67 % de los ricos solo gastan 1 hora o menos en ver la tele durante todo el día. Pero al mismo tiempo, pasan en promedio unas 2 horas y 22 minutos al día en las redes sociales. Por lo tanto, deberíamos tomar en cuenta todas las distracciones antes de hablar sobre la pérdida de tiempo.

14. Los ricos no piden préstamos y no gastan dinero que no tienen

Existe la creencia de que las personas que prefieren usar tarjetas de crédito o pedir préstamos no tienen disciplina para controlar sus ingresos y sus gastos. Y esto es lo que les impide enriquecerse. Pero en realidad, la única diferencia está en cómo y para qué toman los préstamos. Una deuda buena es un préstamo que ayuda a generar riqueza a largo plazo. Por ejemplo, puede ser un préstamo para ampliar un negocio. Por otro lado, las deudas malas pueden arruinar tu historial crediticio y empeorar tu estado financiero. Por ejemplo, pedir préstamos para cosas que se desvalorizan rápidamente.

¿Y tú qué estereotipos acerca de los hábitos de las personas ricas conoces?

Compartir este artículo