Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Durante el primer año de vida del bebé, los padres pierden 700 horas de sueño, aquí hay 8 consejos para sobrellevar esta etapa

El Instituto Europeo de Calidad de Sueño, también conocido como ESCI, llevó a cabo un estudio sobre el sueño infantil y ha identificado que, durante el primer año de vida del bebé, los padres pierden 700 horas de sueño de calidad. Sí, lo leíste bien, solo durante el primer año. Mientras tanto, el bebé suele dormir entre 16 a 20 horas por día. Durante ese período, es normal que los padres pasen por muchos momentos de estrés, irritabilidad y cambios de humor.

Genial.guru preparó una lista de 8 consejos que seguramente te van a ayudar si estás enfrentando o preparándote para enfrentar ese período.

1. Aprovecha el momento de sueño del bebé para dormir

Aunque parezca imposible conciliar el propio sueño con el del bebé, la siesta que duermen los recién nacidos durante el día son cruciales tanto para ellos como para el descanso de los adultos. Dormir con ellos puede parecer un desafío, el cuerpo del adulto suele estar muy agitado y sabe que no es el momento de dormir, pero el simple hecho de cerrar los ojos y permitirse descansar es lo ideal. Esto ayuda al cuerpo a seguir funcionando durante el tiempo que queda del día. Recuerda: cuando eres madre o padre, debes olvidar tu protocolo de sueño tradicional y darle prioridad absoluta al descanso de tu cuerpo.

2. El colecho puede ser una solución

La psicóloga británica Margot Sunderland, en su libro La ciencia de ser padres, recomienda que los niños duerman con sus padres hasta los cinco años de vida. Dormir con el bebé durante su primer año de vida en la misma cama realmente facilita las tomas nocturnas, permite que los padres los tranquilicen sin levantarse de la cama y eventualmente perder el sueño en el trayecto.

En realidad, Sunderland se basó en 800 estudios científicos para llegar a la conclusión de que compartir la cama durante la noche con los hijos hasta sus 5 años de edad es una inversión a favor del pequeño. Así que, ¡sin miedo!

3. Método de turnos

La Fundación Nacional del Sueño publicó un artículo sobre la importancia de encarar el desafío del primer año de vida del bebé en pareja. Justamente surgió el método de turnos, en el que los padres se reparten las tareas de tal manera que, cada dos noches, ambos puedan dormir por lo menos una noche entera. Obviamente, se considera que algunas noches el bebé se va a despertar en llantos y no dejará a ninguno de los dos dormir, pero así es el desafío de ser padres.

4. Método Ferber

En el 1985, el médico pediatra Richard Ferber publicó su libro Solucione los problemas de sueño de su hijo, en el que habla sobre el método Ferber. Esta técnica es una ayuda a largo plazo para padres que quieran enseñarles a sus bebés cómo dormir solos. ¿A partir de qué edad se puede implementar este método? Entre los 3 a 5 meses de vida del bebé es lo ideal, ya que es cuando se considera que ya están preparados física y emocionalmente para dormir solos.

De manera cálida y cariñosa, el padre o la madre debe ponerlo en la cama despierto y luego dejarlo solo. Gradualmente, se aumenta el período de tiempo que el bebé se queda solo y, aunque llore, encare el hecho de dormir sin estar acompañado de sus padres. Para que el método sea exitoso, es necesario hacer la “espera progresiva”, que es cuando después de un período de tiempo predeterminado, los padres consuelen al bebé sin sostenerlo en los brazos y tampoco darle comida.

5. Paciencia es la clave

Enfrentar los primeros meses de paternidad o maternidad es un real desafío, la desesperación se hace cada vez más frecuente, principalmente después de algunas semanas sin dormir bien. Pero la mejor manera de enfrentar esta etapa es teniendo paciencia. La Guía práctica para padres nos asegura que, a partir del cuarto mes, los bebés encuentran un ritmo más normal y llevadero para los padres, sincronizando sus ritmos biológicos internos con los ritmos externos de la comida, baño y paseos.

6. No seas tan autoexigente

Cuando tenemos que cuidar de una nueva vida, es obvio que el sentido de responsabilidad se hace más presente. Pero la doctora Jodi Mindell, en su libro Sleep Deprived no more: From Pregnancy to Early Motherhood, les da un consejo de oro a los padres: no intenten ser la madre o el padre perfecto, la clave es no perder la paciencia con los pequeños. Les pide que disminuyan sus expectativas. En sus propias palabras, los padres necesitan un balance, y parte de ese balance es saber que cocinar pizza vegetariana o hot dogs está bien.

7. Evita cualquier estímulo electrónico en la noche y en los turnos nocturnos con el bebé

Sí, ese momento antes de dormir es quizás el único que tengas para conectarte sin apuro con tus amigos o chismear sobre la vida de los demás, pero lamentamos decirte que este hábito puede estar haciéndote daño. La luz que emiten los aparatos electrónicos afecta nuestros fotoreceptores, que envían un mensaje al cerebro para que suspenda la producción de melatonina, sustancia responsable de avisarle al cuerpo humano que ya es hora de dormir, por lo que solo estamos retrasando nuestro sueño. ¡Lo dice la ciencia!

8. Cuida tu espacio de sueño

Sí, dormir en tu cama calentita y tranquila es un sueño muy lejano cuando estás encarando los primeros meses de vida de tu bebé. Pero siempre que tengas la oportunidad, asegúrate de que la habitación esté oscura y que la temperatura sea alrededor de 21 °C, considerada la ideal para dormir por los expertos. Si vives en pareja y alguno se despierta más temprano para ir a trabajar, este debe ocuparse de minimizar los ruidos a la mañana, ya que el otro se quedará con el pequeño durante todo el día y esos minutos extra de sueño son importantes.

¿Tienes algún consejo para sumar a la lista? Compártelo con nosotros en los comentarios.

Compartir este artículo